Dios solo puede separar el trigo de la cizaña...

No juzguéis a vuestro prójimo!

Víspera de la Transfiguración de Nuestro Señor Agosto 5, 1970

Nuestra Señora—“¿Quién puede separar el trigo de la cizaña sino Dios? No juzguéis a vuestro prójimo porque seréis juzgado. Así como sembráis así cosecharéis. Confiad y amaos unos a otros, ya que todos sois hermanos. No seáis gobernados por la sospecha.”

Jesús se le apareció a Verónica en este momento, en el firmamento, hacia la derecha del asta de la bandera.

Nuestra Señora—“Lloro por el asesinato de los santos inocentes. El hombre ha descubierto el pecado sofisticado gobernado por los placeres corporales. Sólo satanás podría haber diseñado una destrucción tan diabólica.

“Camino por el mundo con lágrimas. Mis hijos se han olvidado de Nosotros. Tantos serán perdidos. ¿Por qué no Me esucháis? Ruego con vosotros como vuestra Madre: ¡escuchadme antes que sea demasiado tarde! La oscuridad se hace cada vez más profunda. Muchas almas serán perdidas. Tantas serán martirizadas.

“Hay muchos amigos que están listos para defenderos. Abrid vuestros corazones. Hay muchos amigos en el Cielo. Enviamos nuestro amor y ayuda para vosotros. Abridles vuestros corazones.


LA MODA HACE AFLIGIRSE A TODO EL CIELO

“El hombre ha perdido su pureza. Todos los padres de familia deben proteger las almas de los niños. Sed firmes con vuestros hijos. La moda hace que todo el Cielo se aflija.

“El tiempo es corto, de manera que tenéis que hacer reparación ahora, y aprended a reconocer las señales del Cielo. Debéis ser guiados por la luz. El Espíritu Santo siempre estará con vosotros. Permaneced cerca de Mi Hijo. Tantos serán perdidos.

“Siempre quedaros dentro de la luz, porque satanás busca quitar la palabras de sus corazones.

“Vuestras cruces de ahora en adelante se incrementarán, pero persevedad y llegaréis al Reino.

“Lloramos por la destrucción que el hombre ha sembrado.

“Debéis moderar vuestros apetitos. Los excesos debilitan el alma. El camino hacia satanás es fácil, pero el Cielo se gana muy difícil. No es un camino imposible de seguir, simplemente uno guiado por amor y oración.

“Muchos mensajes del pasado deben ser dispersados ahora. Se debe llegar a todas las almas. Toda alma es preciosa para un Padre amoroso.

“He ido lejos para tratar de salvaros, pero habéis escogido cerrar vuestros oídos a Mis súplicas. He venido a advertiros, a salvaros. Deseo colocar Mi manto sobre todos Mis hijos para que nadie se pierda. La mano del padre se impacienta. Retengo la oscuridad, pero Su mano se hace pesada.

“Leed vuestra Biblia, hijos Míos. El hombre se ha olvidado de su Dios, y ya no encuentra las revelaciones en la palabra.

“Habrá mucho sufrimiento por venir, hijos Míos; pero no temáis, porque ésta es sólo vuestra casa temporal. No temáis la destrucción del cuerpo, sino rezad que esta destrucción no llegue a vuestra alma. Tantos están cegados por los placeres mundanos en cuanto a la realización de la verdad que se avecina—la oscuridad—Mi Rosario puede retener la oscuridad. Mi Rosario puede alcanzar y salvar a aquellas almas que ya bajan por el abismo.

“Os bendigo a todos, hijos Míos.”

FIN