El hombre busca destruir...

la Evidencia del Infierno

Víspera de Santa Teresita del Niño Jesús—2 octubre de 1970

Nuestra Señora—“Cuán pocos saben qué cerca viaja el desastre sobre ellos. No desperdiciéis vuestras vidas en búsquedas inútiles, porque la oración y el sacrificio deben ser vuestra vida.”

Santa Teresita—“Soy Teresita del Niño Jesús. Yo no busqué las riquezas de este mundo, sino me oscondí entre la pobreza de cuerpo pero riqueza del espíritu. Encontré en mi oscuridad una gloria mucho mayor en la luz del Cielo.

“Seguid mi camino pequeño. Uníos conmigo en este glorioso Reino. Cuán sin valor son las cosas del mundo cuando son colocadas a la par de las glorias del Cielo.”

“Los pequeños ángeles estaban vestidos de rosado con guirnaldas de rosas en sus cabezas. Todos sostenían en sus manos un largo lazo de rosas trenzadas.

En el centro está de pie Nuestra Señora en azul y oro, Jesús en terciopelo rojo, Teresita en marrón y blanco. A la par de Santa Teresita está de pie el Niño Jesús sosteniendo una bola con una cruz. También en el grupo aparecieron San Francisco, San José, Santa Ana, los ángeles, monjas, sacerdotes en túnicas negras y vestimentas marrones. También estaba allí el Padre Pío. Nuestra Señora tenía una corona de estrellas en Su cabeza, y un reborde de oro en la parte azul de Su vestimenta.

Jesús—“Vosotros sois los hijos de Mi Corazón. Os bendigo desde Mi Corazón. Vuestro yugo será pesado, pero sólo en relación a la penitencia necesaria para salvar almas. Vuestras oraciones recuperarán a muchos de las tinieblas.”

Nuestra Señora—“Tened paciencia. Se os darán ángeles en azul y dorado.EMPEORARA LA CRISIS DEL MEDIO ORIENTE

“La crisis del medio oriente empeorará. Mi corazón está destrozado con pesar por lo que os espera. Clamo por las madres de estos hijos perdidos. Clamo por las madres de estos cuerpos rotos. Orad para retener el sumergimiento que viene. Siempre rezad, una vigilia constante de oración. Os daré muchas señales para que no estéis desadvertidos.

“Recordad, os admonesto por sólidas razones para que uséis vuestro Rosario. Sólo puedo pedir vuestra obediencia. El Rosario retendrá las tinieblas. No seáis flojos en vuestras oraciones.

“La inhumanidad del hombre hacia su hermano es Nuestra pena más grande. Existe una ceguera mucho peor que la pérdida de la visión física —la ceguera del corazón. Tantos se dirigen ciegamente hacia las llamas. El hombre busca destruir la evidencia del infierno pero aprenderá la verdad muy pronto. Existe el infierno y existe el Cielo. Los pecados de la carne envían más almas al infierno.

“Llevadles Mi Rosario a los niños que se alejan dentro de las tinieblas. ¿Quíen los llevará a la luz? Vosotros que Me amáis, a Mí y a Mi Hijo debéis llevar esta luz dentro de las tinieblas. ¡Ved Su Corazón tan perforado por los pecados del hombre ingrato!”

Jesús—“¡Ay de aquellos que llevan a los niños a la perdición! Mejor que hubiesen muerto en el vientre de sus madres que caminar la tierra destruyendo almas.”

Santa Teresita—“Rindo la felicidad de esta ocasión por el Corazón sangrante de Jesús. No puedo descansar, porque tengo sed de almas. Mi misión tampoco quedará completada hasta el fin del tiempo. Vengo por muchas almas. Todos debéis negar el mundo y volved a Dios, porque los días se acortan.

“Muchos santos se aparecen en la tierra en esta batalla por recuperar almas. Muchos trabajarán como intercesores entre Dios y el hombre.”

FIN