Os niños ya no sienten amor ni respeto...

Por Sus Padres!

Víspera de la Sagrada Familia26 de diciembre de 1970

Un corto tiempo antes del inicio de la vigila en la Víspera de la Sagrada Familia, el 26 de diciembre de 1970, nuestra Santísima Madre instruyó a Verónica que escribiera este poema para todas las almas amorosas en el jardín de Almas de Dios en la tierra, quienes participan en las vigilias de la reparación de la Basílica:

María, Guardiana de las Flores

En un jardín de almas se encuentra una Señora tan bella,
Ella acaricia cada pÉtalo y se pone triste por la desesperación,
Les respira fortaleza y trae el agua de la vida,
Alimenta las plantas que se han debilitado por la lucha constante de la tierra.
Las flores se desenvuelven en colores profusos,
Cada botón una bella promesa de uso celestial.
Manos tiernas toman el tallo doblado que se ha debilitado por el viaje,
De la oscuridad de la tierra que ha apagado la luz.
Volteo el pétalo que florece con manos tiernas y suaves,
Para encararse con la luz que brilla desde Su tierra.
Espolvorea polvo de estrellas para cubrir las flores con gracia,
A medida que crecen por el camino que lleva directamente al lugar,
En donde la más bella de las flores está sentada a la par de Su Hijo,
¡A medida que les da la bienvenida a todos por una misión bien cumplida!

Mensaje dado a Verónica por Nuestra Señora en el sitio de Su Basílica:

Nuestra Señora—“Vuestro sacrificio, hijos Míos, será una torre de fortaleza para todos quienes rehusan aceptar la luz en estos días oscuros. Mientras rechazáis todas las comodidades corporales, Vemos a corazones cálidos. (La temperatura durante la vigilia de esa noche estaba entre los 13 y 19°F). Vuestro ejemplo será el faro, porque ellos han cerrado sus oídos a la verdad y permanecen ciegos por las búsquedas y placeres mundanos.

“Es triste ver, hijos Míos, que la luz se ha ido de tantas casas. Los niños caminan en la oscuridad. ¿Debe Mi Hijo amonestaros con fuerza y con mano dura? Tantos de los hombres buenos habrán sufrido entonces tanto tiempo. Os repito de nuevo: el castigo medido para vosotros por la desobediencia y separación de Dios será más que lo que vuestras mentes puedan concebir posible.”


ENORMES OLAS EN LA COSTA ESTE

Verónica grandes olas del mar, extremadamente altas por lo menos de doce pies a lo largo de la costa. Parecía un mapa de la costa este nuestros Estados Unidos. Las enormes olas subieron muy alto. Aparecieron en la tierra enormes agujeros y anchas rajaduras. Pude ver que los edificios altos parecían caer dentro de estos agujeros. ¡Era de lo más aterrador!.

Nuestra Señora—“Hija Mía, Mi Corazón está entristecido. Veo los hogares y veo la oscuridad en el interior, porque los niños ya no sienten amor ni respeto por sus padres y los demás. Ya es una forma de vida. El pecado más negro ha entrado en sus hogares.

“Madres, ¡cómo os atrevéis a decaer en vuestro deber como padres de familia! ¡Llevando a vuestros hijos para que sean asesinados! ¡Cómo os atrevéis a decaer en vuestro deber como padres de familia! Y cuando decaéis en vuestro deber como padres de familia, permaneceréis para siempre en el infierno.

“¿Negáis a vuestro Dios porque todavía no ha venido sobre vosotros el castigo? Es sólo porque El ha sufrido tanto tiempo y no desea ver que ni uno sólo de Sus hijos se le pierda que ha sido retenido el castigo que tanto merecéis, en expectativa. Pero cada día que continúas sin penitencia y expiación, os traerá más cerca al fin.

“Sí, hija Mía, tienes razón para temer; pero no por lo que pueda pasar en este mundo, sino por lo que será vuestro lote cuando paséis al Reino. Dios verá dentro de vuestros corazones y seréis juzgado, no por la manera y normas del mundo que ha de ser juzgado, sino por el cuadro completo. El verá dentro de vuestro corazón. ¡Vuestra nación no puede concebir ni esperar la venganza de un Padre enojado! (Nuestra Señora llora amargamente).

“Mi voz se vuelve débil, hija Mía, clama, pero se vuelve débil. ¿Cuánto tiempo debo derramar Mis lágrimas por un mundo que no muestra interés? ¿Cuánto tiempo debo cuidar un mundo a que le interesan las cosas de satanás? Todas las personas temerán; y los buenos sufrirán, porque temerán la condenación que espera a aquellos que escogen perder el camino.

“¡Arrepentíos ahora, mientras todavía quede tiempo! Haced sacrificios y reparación por Su Corazón abusado que ya está demasiado destrozado por los pecados de un mundo a quien nada le importa.

“La opción siempre ha sido vuestra: el reino de satanás ó el Reino de Mi Hijo. Nosotros os queremos con Nosotros. No os alejéis de Nuestras súplicas caminado por el camino de satanás, porque él os espera para reuniros en su reino de los fuegos.

“Perseverad, hijos Míos. Aceptad la mofa del mundo, porque vuestra recompensa por este sufrimiento será mayor que todas las dagas que rasgan vuestro corazón en la misión del Cielo.


SACERDOTES CONFUNDIDOS

“Siempre rezad por vuestros sacerdotes, vuestros pastores, quienes ahora están confusos. Es una manera de satanás, esta confusión, porque los hombres se debilitan con la confusión. Aumentad el número de vuestros Rosarios, porque siempre retendrán la oscuridad. Las gracias que necesitaréis vendrán del Padre por Su inmenso amor por este mundo que oscurece.

“Os amo a todos, hijos Míos. Mi Hijo tiene esperanza, pero está en gran desesperación. Orad, hijos Míos, rezad siempre. Recordad vuestro Rosario.

“Os bendigo, Mi Hijo os bendice con la luz del Cielo.“ (Pausa)

“Llevad vuestra cruz, hijos Míos. No seáis afectados por las burlas y los insultos que recibirÉis cuando defendáis a Mi Hijo. Siempre estaremos con vosotros, de manera que afrontad al mundo con Su cruz en vuestras manos. No será una misión fácil, pero el resultado final excederá grandemente las mayores alegrías de las expectativas.

“Sí, os odiarán, así como odiaron a Mi Hijo cuando El trajo la Palabra. Se reirán de vosotros así como se rieron de El. Preparaos para esta pesada cruz.”

FIN