Esta tierra será limpiada con...

Un Bautismo de Fuego!

Víspera del Inmaculado Corazón de MaríaAgosto 21, 1971

Nuestra Señora—“Hija Mía, Jesús pronto estará aquí para dirigirte más en tu trabajo.

“Mi corazón está pesadumbrado. Muchos de Mis mensajes al mundo han sido arrojados a un lado. Si ésto continúa como el patrón, hija Mía, no hay nada que pueda Yo hacer para retener la mano de destrucción que viene ahora hacia vosotros.

“No te descorazonarás. Continuarás enviando los mensajes que te son dados. No te detendrás, hija Mía, ya que Yo no Me detendré. A cada alma se le dará toda oportunidad. Será su propia selección si continúan en la oscuridad, y serán visitados con la destrucción final.

“Ahora la oscuridad cubre a todo el mundo. Ahora, ninguna tierra está libre de la infiltración del anticristo, hija Mía. Ya existe un plan contra tu nación. Ahora no estáis a salvo con vuestra seguridad, hijos Míos. He tratado de advertiros, pero habéis endurecido vuestros corazones y habéis cerrado vuestros oídos a Nuestras súplicas.


EL SANTUARIO HA DE SER UN OASIS EN TIERRA ESTéRIL

“Mi Santuario aquí será un oasis en tierra estéril. Muchas gracias serán dadas de Nuestros Corazones, hijos Míos, para vosotros. Nunca os abandonaremos en las tinieblas.

“No haremos responsables a todos los niños por sus actos contra Dios. Haremos responsables a todos los padres de familia por la destrucción de las almas de sus hijos. Cuando un alma cae, hija Mía, es sólo porque hubo muy pocas oraciones. Fue sólo porque pocos se interesaron suficientemente.

“Habrá mucho sufrimiento. Habrá muchos mártires en la conflagración que viene. Pero recordad, hijos Míos, la vida seguirá. Hay una vida eterna. La palabra que escojáis en la tierra de la 'muerte' no existe muerte cuando lleváis con vosotros la luz. Simplemente cruzáis al otro lado, hijos Míos, al Reino.


DISCIPULOS DE SATANAS

“Satanás ha colocado a sus discípulos en vuestras escuelas. Satanás ha colocado a sus discípulos en la Casa de Mi Hijo. Tendréis que buscarlos. Necesitaréis que Mi Hijo os guíe. No recuperaréis estas almas sin oración y sacrificio. La violencia no os llevará a ningún lado, porque destruiréis vuestra propia alma.

“Muchas almas jóvenes están siendo destruidas. Muchas almas jóvenes están siendo enviadas de regreso al Padre. ¡Cómo os atrevéis a destruir una creación de vuestro Dios! ¡Cómo os atrevéis a desecharlo a un lado y estableceros a vosotros mismos como ídolos!

“Cuando el reino de la iniquidad haya llegado a su pico, entonces será necesario detenerla. No permitiremos que corrompáis por más tiempo las almas de los jóvenes. Habéis abrumado la paciencia de vuestro Dios con vuestro orgullo, vuestro orgullo intelectual, vuestra vanidad, vuestro materialismo, vuestro humanismo, excluyendo a vuestro Dios de vuestras vidas.

“No colocamos temor en vuestros corazones, hijos Míos. Sólo aquellos que se han volteado de Nosotros tienen por qué temer. Sólo aquellos que se permiten ser guiados dentro de las tinieblas, tienen por qué temer.

“Antes que esta destrucción caiga sobre vosotros, las palabras habrán sido divulgadas por la tierra. Ya la arena del reloj de arena corre más rápido. Los granos son pocos. ¿Estáis listos, hijos Míos.

“Yo, también, como vuestra Madre, estoy sujeta a la voluntad del Padre. Hijos Míos, os daría la última onza de sangre de Mi Corazón si os pudiera salvar. No deseamos ver que alguno de Nuestros Hijos se Nos pierda.

“Rezad una constante vigilia de oración ahora. Mantened siempre con vosotros vuestro Rosario. Retiraos de este mundo que se ha convertido a satanás. Salvad las almas de aquellos que podéis reunir en los pocos días que os quedan, las almas de aquellos a quienes amáis. Salvad vuestras almas.

“Muchos morirán. Sí, esta tierra será limpiada con un bautismo de fuego. Muchos morirán en la gran llama de esta Bola de Redención esta gran llama la verán y todavía no creerán. Entonces vendrá satanás para reclamar a los suyos.


JARDIN DEL PARAISO HA DE SER RESTAURADO

“Habrá una pesada cruz sobre este mundo. La esperanza que os doy, hijos Míos, es que Nosotros seremos triunfantes sobre todo el mal en la victoria final, que será Nuestra. Os restauraremos este jardín como un lugar de paraíso y amor.

“A través de los días oscuros que os esperan, mantened siempre vuestros corazones con el pensamiento que un día, Mi Hijo regresará. Entonces todos os apareceremos, hijos Míos, y seremos lo último en expectativa, la realización de todo sueño, de toda esperanza, y de toda victoria que haya sido planeada por el Padre desde el principio del tiempo.

“Mi Corazón Inmaculado será vuestro escudo en los días oscuros venideros. Este desastre, los trabajos satánicos de Nuestro adversario...

Verónica—Ella dijo “adversario,” Nuestra Señora.

Nuestra Señora—“... será aplastado en Nuestro triunfo subsiguiente.”

Verónica—Jesús dijo:

Jesús—“Me escucharás y te retirarás en oración más silente, hija Mía, de manera que evites confusión y no le pongas tensión a tu cuerpo.

“Y ahora, hijos Míos, continuaréis con el Rosario.”

(Pausa)

Verónica— ... dos ángeles con Nuestra Señora, y esta luz blanca que está detrás de los ángeles y de Nuestra Señora. Jesús está bañado en una luz rosada. Su vestimenta parece ser de color rojo morado, con un ribete dorado.

Nuestra Señora está ahora de pie debajo de una cruz dorada muy grande. Jesús está sobre la cruz. Hay una cuchillada profunda en el área de Su Corazón, y sangre sale a chorros de ella. Su Sangre gotea dentro del cáliz. Nuestra Señora sostiene el cáliz. La Sangre llena el cáliz. Se derrama sobre la mano y brazo de Nuestra Señora. La herida en el Corazón de Jesús sangra profusamente.

Toda el área está bañada en una luz brillante y fuerte. Un gran arco iris está detrás de la cruz. Debajo de ella, detrás de Jesús, hay cientos de personas en cruces. Parecen estar a todo alrededor de Jesús, cientos de personas que cuelgan de cruces. La luz brillante está arriba de las cabezas de todas ellas. Parece como un arco iris; es muy redondo. Está por encima de las cabezas de las personas que están en las cruces.

Hay tres corderos blancos sentados a un lado. Parecen estar sentados, tres en fila. Veo las palabras escritas en oro, diciendo “F I A T.”

Jesús—“Eso es todo, hija Mía. Te doy visiones de cosas que han de suceder.”

Verónica—E Jesús bendijo a la muchedumbre. Verónica le preguntó a Nuestra Señora si las peticiones de todos los presentes y aquellas enviadas al Santuario podrían ser otorgadas, si estuviese en la voluntad del Padre. Nuestra Señora dijo:

Nuestra Señora—“A muchos se les otorgarán sus súplicas, pero muchos también tendrán que soportar sus cruces de enfermedad para poder purificar sus almas, para entrar al Reino. Ellos eliminarán su estadía en el purgatorio al limpiar sus almas como almas víctimas sobre la tierra y sufrir por los débiles.

“... serán dadas de Mi Santuario.”

Nuestra Señora extendió Sus brazos en gesto de amor para todos y regresó con los ángeles al firmamento distante.

FIN