A menos que borréis la evidencia de error...

¡Seréis destruidos!

Víspera de San Miguel, Gabriel y RafaelSept. 28, 1971

Nuestra Señora—“Hija Mía, harás saber Mi mensaje al mundo. Imploramos que todos los corazones verdaderos divulguen Mi mensaje. Mis palabras pronto serán pocas. La oscuridad es más profunda. Acabo de pasar por las sombras. Tengo Conmigo, hija Mía, a tres guardianes de la Casa de Mi Hijo. El, el maligno, no destruirá la casa de Mi Hijo.


LOS PADRES DE FAMILIA DEBEN INSTRUIR A SUS HIJOS

“Sí, habrá muchos mártires en los días venideros. Todos los padres de familia deben rescatar a sus hijos de los males del error. Abogamos por la instrucción de vuestros hijos en la Fe. No queremos que sus maestros sean los ayudantes del adversario, los seguidores de los agentes del infierno que no reconocen la verdad. Debéis conocer esta verdad del mal que está a vuestro derredor, y debéis pelear contra este mal con oración y sacrificio de vuestros deseos mundanos, o no escaparéis el Castigo planeado por el Padre.

“A menos que escuchéis Mis palabras, todos quienes guiáis Mi Iglesia a menos que borréis la evidencia de error en la Casa de Mi Hijo, ¡seréis destruidos!

“Repito: una Casa en tinieblas lleva una banda de muerte alrededor. Una Iglesia en tinieblas lleva una banda de muerte a su derredor.

“Usaréis vuestro Rosario alrededor de vuestro cuello, no para decoración, porque en ese momento huiréis con lo que tengas puesto. No seáis mal guiados por aquellos que parecen escapar, a través de la misericordia del Padre, que esta devastación fue forjado completamente por el hombre. ¡No! El hombre sólo se guiará a la devastación, pero la destrucción final será permitida por el Padre.

“Cuando vosotros en la tierra destruyáis la vida de los no nacidos, ¡habéis desafiado al Padre! Sí, He viajado a través del mundo para salvaros, hijos Míos. Mis palabras han sido desechadas a través del mundo. Si Me hacéis a un lado, ¿quién os ayudará? ¿Quién podrá salvaros?


REUNID LAS ORACIONES DEL PASADO

“Ahora reuniréis las oraciones que fueron dadas a los benditos de la tierra en épocas pasadas, los mensajes de verdad de la vieja Casa. No seguiréis el plan del maligno, el destructor de la verdad.”

Jesús llegó y se quedó de pie junto a Su Madre. Jesús n, os digo, no pasarán muchos días para que recordéis la palabras de Mi Madre.

“¡Romanos, retroceded! Sanad honorablemente. Haced el bien en justicia. En el nombre de vuestro Dios, ¡regresad antes que sea demasiado tarde! Ya el plan se ha iniciado para regresaros a Nosotros. Pero ¿cuántas almas serán dadas a Lucifer en el proceso de la restitución?”

Nuestra Señora—“No llores por Mí, hija Mía, sino llora por tus hijos. Pero madres, llorad por vuestros hijos, porque ellos son las verdaderas victimas.

“Os He suplicado que remováis la corrupción en vuestro país que ahora cubre, como la oscuridad del abismo, a vuestro gobierno, vuestras escuelas, y ahora la Casa de Mi Hijo. Pero fuisteis apáticos a Mis advertencias. ¿Qué haréis ahora? La hora se hace tarde.

“Expiación, oración, sacrificio Os suplicamos vuestras oraciones! Aquellos de buen espíritu llevarán ésto con mayor corazón y valor, hija Mía, pero nos dan lástima aquellos que han descendido a la oscuridad. Lástima por el choque al darse cuenta de lo que recibirán demasiado tarde, demasiado tarde!”


ALMAS AL AZAR DE LUCIFER

Jesús—“Os doy Mi Corazón, hijos Míos, para todos quienes os uniréis a Nosotros en esta batalla. Tengo profundamente en Mi Corazón a todos quienes Nos ayudarán en esta batalla para salvar a Nuestros hijos. Os recompensaremos con la mayor de las expectativas. El más grande reconocimiento de vuestro Dios sería salvar a Sus hijos.

“Reunid a vuestros hermanos y hermanas no perdáis a ninguno y formad un fuerte eslabón hacia Nosotros. Sí, rescatad a estas almas que Lucifer ha comprado.

“No estaréis solos en esta batalla, hijos Míos. Siempre estamos con vosotros. Estamos observando. Y, repito, la victoria final será Nuestra.

(Jesús extendió una gran bola con una cruz en la parte superior.)

“Este será vuestro símbolo del trabajo por venir. Continuad con vuestros Rosarios. Serán reunidos para liberar a las almas del purgatorio. Estas almas estarán en vuestro ejército.”


Notas de Rosas de Verónica:

Bajo obediencia directa a Nuestra Señora y Jesús, Verónica no podrá ver a nadie fuera de su familia inmediata. Todos los contactos será hechos por correo.

FIN