El deterioro médico de los cuerpos de vuestros hijos...

Es una Plaga!

Víspera del Domingo de Ramos25 de marzo de 1972

Miguel apareció con Nuestra Señora. El la acompañó hacia adelante hasta unos siete pies más allá de la estatua. El dijo:

San Miguel-"Alabado sea Su Nombre! Alabado sea el Señor, el Creador de vuestro universo, y vuestro Señor! Toda rodilla se doblará ante el santo nombre de Jesús!"

Nuestra Señora-"Hija Mía, darás a conocer a todos que el camino por delante para vuestro Vicario está marcado con espinas. Oraciones, hijos Míos, sacrificio; expiación por vuestro Vicario ahora. Entre vosotros, y en la Casa de Mi Hijo están aquellos quienes están pavimentando su camino al infierno. Nuestros corazones están adoloridos, ya que ellos no solo caerán, sino que llevarán consigo a otros - inocentes almas malguiadas a la oscuridad. Ay del hombre malo que le da su espalda a su Dios. Cuando la mano caiga sobre él, él no se levantará.

Hija Mía, no estoy aquí para llenarte de miedo. Todo será bueno para los de buen espíritu. Yo no estoy aquí para rescatar a los buenos, sino para despertar a aquellos quienes han dado sus espaldas y están siguiendo a Lucifer.

Vuestro mundo está en oscuridad. Nuestra Casa está en oscuridad. Yo vago, hijos Míos, a través del mundo, llevando la luz. Mis pasos se hacen pesados. La luz está titilando. ¡Quienes alumbraréis vuestra luz conmigo y Nos ayudaréis en esta guerra de los espíritus? Oración, sacrificio, expiación - ¡es ésto demasiado pediros?


BIBLIA RE-ESCRITA POR SATANAS

"Nosotros somos pacientes, Nosotros somos misericordiosos, Nosotros somos perseverantes. Vosotros leeréis el Libro de la Vida, hijos Míos. Nosotros os dejamos un tesoro de conocimiento. Pero vuestro Libro está siendo actualizado, y este Libro está siendo re-escrito por satanás. Tened conocimiento, hijos Míos, y comprended que satanás no os llegará como sí mismo. El posee el cuerpo de un alma impura, sea de hombre, mujer o niño.

Os repito ahora: todos los padres de familia seréis responsables por la caída de las almas de vuestros hijos. Dadles una buena base, y cuando ellos estén sujetos a las tormentas del mal, ellos no se quebrantarán y se derrumbarán bajo la embestida.

La permisividad, hijos Míos, os está destruyendo - laxitud de disciplina, padres de familia quienes os involucráis en cosas de este mundo. ¡Qué ha sido de la dedicación? ¡Qué ha sido de las leyes dadas a vosotros por Nuestros profetas? Son desechadas. Han sido cambiadas para satisfacer la debilidad del hombre. ¡Cuánto tiempo pensáis que Yo puedo detener la mano de Mi Hijo? Nosotros vemos los más viles de males que son cometidos en vuestra nación y a través del mundo - lo más bajo de abominaciones, la profanación del Cuerpo de Mi Hijo, la profanación de almas jóvenes.

La camada de víboras en vuestro país - ¡porqué abrís las puertas a este mal? ¡No os he advertido durante años, hijos Míos? Estáis siendo engañados y llevados ciegamente por el camino a vuestra propia destrucción. ¡Escuchadme!

Este año ellos recrucificarán a Mi Hijo. Estáis recibiendo una de las últimas advertencias.

No temáis, hijos Míos, Mis advertencias para vosotros. Nosotros os hemos dado vuestra armadura. Si recibís las gracias que os estoy dando en abundancia, también tendréis un emisario del Cielo con vosotros. Ellos llaman a Nuestros guardianes mitos, pero las mismas palabras que emplean para condenar a los del Cielo, serán empleados para condenarlos a ellos en el conteo final.

Mi Hijo es Dios, era Dios, y siempre será Dios. Reconoced el plan maligno de satanás. Mi Hijo vino a la tierra para estar entre vosotros. El es Dios, era Dios y siempre será Dios. Reconoced al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo como uno: uno en el Padre, uno en el Hijo, y uno en el Espíritu Santo. Jesús es, era y siempre será.

Yo escucho todas las súplicas de vuestros corazones, hijos Míos. Algunos curaré, otros deberán cargan sus cruces. No malinterpretéis Mis palabras, hijos Míos. Los que cargan sus cruces serán doblemente bendecidos. Hemos pedido almas víctimas en estos días oscuros. Cargad vuestras cruces, hijos Míos, con propósito. Ofreced vuestros sufrimientos con Mi Hijo, Quien sufrió mucho por vosotros. Sabed que un día todo el sufrimiento terminará para vosotros. Todas las lágrimas se secarán y la paz y belleza de la tierra como Nosotros os la dimos, serán restauradas. Habrá tribulaciones por delante que por ahora no os describiré completamente, ya que no deseamos que continuéis con temor. Pero habrá tribulaciones para la Casa de Mi Hijo y en vuestra nación.


CEGUERA DE LA PERDIDA DE GRACIA

"Debéis reconocer, hijos Míos, que aquel que no reconoce a Mi Hijo como su Salvador, no recibirá las llaves del Reino. Mi Hijo os ha dado a todos en el Padre una conciencia y guía innatas. No seréis malguiados por satanás o sus agentes o por sus tentaciones si no desecháis las gracias que os han sido dadas. Vuestras almas solamente se descolorarán si os alejáis de estas gracias o las desechaís voluntariamente. Entonces seréis cegados, hijos Míos. Todos vosotros podréis volveros ciegos donde ya no reconoceréis la verdad."

Miguel ha extendido su mano con enojo, señalando, y dice:

San Miguel-"Luciel, el más despreciable de las criaturas, ha seducido a nuestros hijos. Luciel, príncipe de oscuridad, señor de condenación, tu tiempo se acorta!"

Nuestra Señora-"Se os ha pedido que llevéis alrededor de vuestro cuello un sacramental. Ahora explicaré el por qué, hijos Míos. Os he advertido de las invisibles fuerzas malignas a vuestro derredor. Os he prevenido que vuestros ojos humanos no pueden ver ésto. Pero existen y son tan sólidas en su mundo como lo sois vosotros en vuestro plano terrenal. Sabed ésto, que hay dos campos ahora sobre la tierra: Lucifer de un lado y el camino al Cielo y sus seguidores en el otro. Todos habéis sido marcados. Hay dos señales ahora: la marca de la bestia y la marca del Cristo viviente.

Reconoced los signos de los tiempos, hijos Míos. La guerra se libra. Es mucho más fácil cerrar vuestros corazones y vuestros oídos a la verdad. Vuestra naturaleza humana os obliga a huir de todo lo que no alimenta vuestra vanidad. Buscáis buenas cosas, pero, hijos Míos, no podéis estar ciegos a la verdad. Reconoced los signos de vuestros tiempos, las plagas que han sido enviadas sobre vosotros. El deterioro médico de los cuerpos de vuestros hijos fue bien planeado por satanás. Es una plaga dentro de vuestro país; es una plaga en el mundo. Destruid la mente y dejaréis el alma para ser conquistada.

La desnudez, la abominación, las aberraciones se han convertido en una manera de vida en vuestra nación. La deznudez - ¡no tenéis vergÜenza alguna de exponer vuestro cuerpo y causar que otro caiga? Madres, permitís que vuestras hijas pequen y causen a otros que pequen por vuestras actitudes permisivas. ¡No tenéis instintos protectores para vuestros hijos? ¡Los sujetáis voluntariamente a las devastaciones de los agentes satánicos?

Muchos brazos serán necesitados en esta batalla. Todos los que ayudarán en esta batalla serán considerados queridos en el corazón de Mi Hijo. Difundid, hijos Míos, Mi mensaje a través del mundo. Me canso; Mi corazón está pesado. He ido por el mundo.

Nosotros hemos escogido vuestra ciudad por que tiene un cáncer aquí, el núcleo del mal. El hombre ya no ve el mal en sus maneras. No hay nada a lo cual no cae. El ahora está matando a las creaciones del Padre Eterno. ¡Quién estará a salvo en vuestra tierra, hijos Míos? Un día envejeceréis. ¡Seréis una carga para vuestra familia, para ser removido sin corazón? Cuando enferméis, cuando estéis enfermo, ¡seréis demasiada carga para vuestra sociedad y ellos os removerá?


EL HOMBRE REDUCIDO AL NIVEL DE LOS ANIMALES

"Es fácil cerrar vuestras mentes, hijos Míos, a la verdad. Los corazones se endurecerán; la compasión se habrá ido. El amor al vecino será una broma. Todas las más aberradas fuerzas de satanás descenderán sobre vosotros. El hombre se reducirá a sí mismo al nivel de los animales.

El Padre Eterno le dió al hombre precedencia sobre los animales, pero él ahora se une a ellos. Fornicáis, rompéis las leyes de vuestro Dios, mujeres despreciables que profanáis vuestros hogares. ¡Qué podéis ganar sino el infierno! ¡Qué ejemplo dais a vuestros hijos? ¡Sois como estiércol en las calles! Madres - no empleéis esa palabra; llámadlas prostitutas del mundo. Las leyes de vuestro Dios os fueron dadas por una razón, para manteneros en el camino al Reino.

Fuisteis puestos sobre la tierra, el Padre Eterno os colocó con bondad en Su corazón. Estabais aquí como peregrinos con un propósito para buscar vuestro camino de regreso al Reino, para glorificar a vuestro Dios. Pero ahora vais con satanás. Solamente habrá unos pocos en el conteo final. La elección será vuestra. Lo que hacéis ahora y hasta cuando Mi Hijo regrese, será vuestra balanza.

Verónica-Por favor, todos, por favor. Tengan sus postales, Rosarios, los crucifijos, cualquier recuerdo. Ahora Jesús camina hacia el lado izquierdo, allá, por el asta. El bendice con la señal de la Trinidad, así. El viene hacia el lado derecho del poste. Y Jesús está vestido en una - en la luz parece una túnica de color borgoña. Y El tiene una pequeña corona, muy pequeña, y parece estar en la parte posterior de Su cabello. Y Jesús tiene...bueno, como un tinte rojo en Su cabello. Y, pero la luz es tan fuerte que hace que Su cabello se vea como marrón-rojizo. Y El camina hacia acá, y El - hay un niño ahí. El señala hacia abajo al niño, hay un niño allí. Y El dice:

Jesús-"Los niños están cerca de Mi corazón en su inocencia."

Verónica-Y Jesús pasó. Nuestra Señora está de pie allí. Nuestra Señora tiene este Rosario, es bello. Es todo blanco, el crucifijo es dorado. Las cuentas son muy, muy grandes. Y Nuestra Señora tiene puesta una túnica blanca con un manto azul. Y el manto tiene oro de verdad. Es como - no sé a qué se parece - el oro, pequeñas piedras todo abajo del manto.

Ahora Nuestra Señora sonríe. Pero Ella muestra, Ella señala hacia, oh, Ella señala allá, y - oh, oh, Ella se refiere a alguien que lleva una falda corta arriba de sus rodillas - oh, debajo del abrigo. Bueno, Nuestra Señora dice que está perdonada. Y Ella camina hacia - oh, justo, - oh, Ella quiere que Jesús...Oh, Jesús dice que les diga que Su Madre está muy preocupada porque quiere que lleven los Escapularios más. Están siendo descartados. Pero Ella dió el Rosario, Ella le dió a las personas sacramentales y sacramentales. Los escapularios tienen numerosas gracias, igual al Rosario. Oh, Ella sostiene, parece como un escapulario verde y uno marrón. Pero hay uno que tiene como figuras sobre él. No comprendo lo que es.

¡Oh! Oh, hay una muchacha joven con Ella. Oh, Nuestra Señora dice que hay algunas personas aquí que tienen una enfermedad nerviosa. Y Ella dice que (debo) darles a conocer a Santa Dymphna. Ella dice que deben rezarle y hacer que su nombre sea conocido en el mundo.

Ella se ve muy linda. Parece tener como 13 años. Tiene el cabello rubio-rojizo, y está vestida con - oh, es bello! Ella tiene puesta una túnica blanca, pero una bata verde sobre ella - es verde, como satín. Como - oh, como esas piedras verdes que se ven. Es bello. ¡Oh! ¡Oh! Ella también tiene puesta una pequeña corona sobre su cabeza.

Nuestra Señora dice que Ellos reservan muchas coronas en el Cielo para los que - oh, serán martirizados. Oh, ¡oh! Y hay - Nuestra Señora viene hacia acá, y hay muchas cruces. Oh, hay personas sobre las cruces. Oh! Ellos van a ser mártires en los días venideros antes que Jesús regrese. Nuestra Señora dice que habrá muchos mártires. Hay cientos de cruces.

Ahora Jesús ha retrocedido. El está del lado izquierdo del asta de la bandera. Y El dice:

"Hijos Míos, continuad con las cuentas de Mi Madre."

Verónica-Jesús dice que debo decirle a las personas que El está muy afligido y ve con compasión las condiciones del mundo. Pero El dice que mantiene esperanza que el hombre enmendará sus maneras pronto. El es un Dios misericordioso, y El no busca destruir la tierra ahora. Porque El dice que si la destrucción llegara ahora, que muchas almas serían entregadas a Lucifer. Y Jesús dice que les diga que el nombre Luciel significa Lucifer; que la tierra lo nombró Lucifer, pero en el Cielo él ha sido llamado Luciel.

Ahora Jesús nos pide que por favor recemos por los altos sacerdotes en Su Casa. Y por los altos sacerdotes quiere decir aquellos en poder quienes tienen la mayor influencia para bien, pero la están empleando para hacer el mal.

El asesino ha sido escogido para que lleve a cabo el asesinato del Santo Padre. Tenemos que rezar ahora, entre ahora y el 23 de abril, por que a menos que suficientes oraciones sean recibidas, el Santo Padre, será removido de la Sede de Pedro. Y ya hay uno quien lo reemplazará, quien es un agente del infierno. El ha sido escogido. Por lo tanto, rezaremos el Rosario ahora y continuaremos durante el resto de la noche, para el Santo Padre, el Papa Paulo.


Notas de Rosas de Verónica:

Jesús estaba muy triste. El puede ver con compasión al mundo. Debemos hacer todo lo que podamos para aliviar Su gran dolor.

Que Dios los bendiga y guíe en la luz. Recen por el Santo Padre; muchas oraciones son necesitadas. Jesús dijo: "Rezad por los altos sacerdotes."

FIN