El orgullo intelectual ha sido su ruina...

Nuestros Obispos!

Víspera de Nuestra Señora del Monte Carmelo15 Julio 1972

Nuestra Señora-"Hija Mía, Te He preparado y enviado trabajadores a través del mundo para divulgar las palabras del castigo venidero. He derramado lágrimas de tristeza en abundancia. ¿Quién ha buscado aliviar el dolor en el corazón de Mi Hijo?

El mundo está ahora en profunda oscuridad. Veo las candelas encendidas ahora. Ellas dirigirán a las ovejas fuera de la oscuridad. Rezaréis y haréis muchos sacrificios para recobrar a los representantes de Mi Hijo. Muchos han sucumbido a los males de la carne. Muchos irán por el camino de la oscuridad y se llevarán a otros consigo. Tú, hija Mía, continúa con tu trabajo con gran fortaleza.


OSCURIDAD EN LA CASA DE DIOS

"Hay gran oscuridad en la Casa de Mi Hijo. Muchos han vendido sus almas para llegar a la cima. Nuestro Vicario pronto se unirá a la lista que va en aumento de martirizados.

Hija Mía, no te preocuparás por lo que dirás o por tus acciones en los días venideros. Serás guiada por Mi Hijo. Te acercarás a la cruz con resignación y encomendarás todo al Padre.

El hombre de secretos oscuros quien busca reemplazar a vuestro Vicario será un agente del infierno. Rezad, rezad mucho para que seáis librados de esta siguiente tribulación. Retiraréis vuestros pensamientos del mundo del hombre y mantendréis vuestros corazones y vuestros ojos puestos sobre el cielo.

Cada familia que desea ser salvada tiene que retirarse como una unidad familiar, del mundo que ahora ha sido entregado a satanás. Cuidad las almas de los que amáis. Satanás envía a sus agentes entre vosotros con astucia. Debéis siempre estar atentos. Muchos padres de familia están llevando a sus hijos por el camino hacia la condenación con su ejemplo, con su permisividad, y con su laxitud.

¿Que ha sido de la verguenza entre vosotros? ¡Paganos! Había esperanza, hija Mía, cuando satanás solamente empleó al mundo. Pero él ahora está vagando en la Casa de Mi Hijo. El la ha mantenido en oscuridad. El no será victorioso, pero muchas lágrimas serán derramadas antes que Mi Hijo intervenga.


ORGULLO INTELECTUAL

"Muchas manifestaciones son dadas por Nosotros en secreto. Informaréis a Nuestros obispos que el orgullo intelectual ha sido su ruina. Informaréis a los Sombreros Rojos que ellos han sobrepasado las fronteras. Son como roedores que escarban la estructura de la Casa de Mi Hijo. Muchas mitras caerán al infierno.

El infierno, el abismo, está completamente abierto. El número tres llega entre vosotros. Habrá una gran devastación. No reconocéis la mano de vuestro Dios. ¿Cuántos disturbios de la naturaleza enviaremos sobre vosotros antes del cataclismo?

Malditos sean aquellos quienes caen sobre sus rodillas y adoran los ídolos engañosos de satanás. ¡Condenados para siempre a las llamas eternas serán los adoradores de satanás!"

Verónica-Veo a un Niño pequeño. Tiene como dos años de edad. Tiene puesta una capa de terciopelo sobre El y una corona dorada. Y la corona tiene una bola y una cruz encima. Nuestra Señora Lo sostiene en Su brazo izquierdo, nuestro lado derecho. ¡Y oh, Nuestra Señora es bella! Ella tiene puesta una capa de terciopelo de un azul muy oscuro, y tiene - es piel blanca, pero es tan blanca, la luz es tan brillante, y el Bebé - El sostiene mi mano. El extiende; El sostiene mi mano. ¡Oh!


VERÓNICA SOSTIENE AL INFANTE JESUS

Oh, Nuestra Señora, El - oh, El es muy pequeño, pero no tiene peso. (Se le permitió a Verónica sostener al Infante Jesús.)

Nuestra Señora tiene puestas sandalias doradas. Están amarradas abajo en la forma de una cruz. Las zapatillas doradas son como sandalias. Y Ella - oh, Ella tiene en Su mano derecha el Rosario, y se lo da al Bebé. El sostiene el Rosario, las cuentas. Oh, el Bebé, El sostiene el Rosario. Ahora El toma la cruz y El - El hace la señal de la cruz con la cruz. ¡Oh, qué bello! La luz es tan brillante.

Nuestra Señora tiene puesta la corona más bella. Pero más allá de la corona hay estrellas - oh, doce estrellas más allá de Su corona. Y Ella señala - Ella señala hacia allá. Y Ella levanta Su dedo hacia arriba, y dice:

Nuestra Señora-"Allá."

Verónica-Parece como Africa. Pero Ella, Nuestra Señora, enjuga Su rostro. Ella está llorando.

Nuestra Señora-"Sí, ellos unirán fuerzas en contra de Mi Hijo. Africa..."

Verónica-¡Oh! Oh, sí. Sí. Oh, sí. ¿La visión? Sí. (Verónica se asombra). Sí, No, ¿no lo puedo decir? No. ¡Deténgalos! ¡Deténgalos! Oh, ¿Por qué? Sí. El Santo, el Santo Padre. Sí.

¡No! (Verónica llora). ¡No! ¡No! No, por favor, no. No. No. No, no puedo decir. No. ¡Oh! (Pausa)


FIELES Y VERDADEROS

(Verónica vió en una visión el estandarte que será levantado al Papa Paulo - un estandarte como banderín de un azul profundo en un asta, una gran cruz blanca sobre el estandarte. Llaves doradas cruzadas sobre la cruz blanca, la tiara papal arriba de la punta vertical de la cruz. Las palabras "Fieles y Verdaderos" colocadas debajo de la cruz blanca, las letras en dorado o amarillo. Las llaves y la tiara en dorado o en amarillo.)

Por favor arrodíllense, si pueden arrodillarse. Jesús está aquí. Ahora Jesús está del lado derecho del asta de la bandera. El lleva puesta una capa de un color rojo profundo. Y en el interior - parece que la túnica es de tono rosado, pero creo que es la luz. Creo que es como blanco, pero por el reflejo se ve rosado.

Y Jesús - Su cabello es bastante largo, y puedo ver Su cabello ahora. Está partido en el centro y es de un color rojizo-marrón. El sonríe. ¡Oh! Oh, El está - oh, El - oh, ustedes deben levantar todos sus sacramentales, las postales, los Rosarios, las cuentas, las estatuas. Todo lo que desean que El bendiga, levántenlos sobre sus cabezas. Y El bendice ahora con la señal de la Trinidad, así. Oh, y El sonríe. El está por el lado derecho; Jesús se ha movido hacia la derecha del asta de la bandera, y El, también, ha levantado Sus brazos, así. El hace la señal de la cruz.

Oh, ahora Nuestra Señora viene. Ella estaba por los árboles. Nuestra Señora viene con Jesús. Ellos están de pie ahora del lado izquierdo del asta de la bandera. Oh, y Jesús habla con Nuestra Señora, y Ella sonríe. Y - oh, Jesús - ahora El se acerca. El está un poco delante de Nuestra Señora, y ahora bendice a todos de este lado con la señal de la Trinidad.

Y allá, allá a la izquierda hay un grupo de monjas. Están de negro; ellas tienen hábitos negros...(palabras no claras). Y ellas tienen mantos largos sobre sus cabezas; son negros. Y tienen una, como una pesada - se ven muy tiesas - las coberturas sobre sus frentes. Ellas sonríen, y miran hacia, y - oh, ellas sostienen sus Rosarios. Ellas tienen - oh, Rosarios muy grandes en sus cinturas. Y ellas levantan sus Rosarios. Hay una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve - nueve monjas; y ellas sostienen Rosarios negros, muy grandes. Las cruces de los Rosarios son muy doradas.


SANTA RITA

Oh, una monja ha levantado su falda. Ella cree que es muy gracioso. Oh. Yo sé que significa que ella es - ¡oh! Oh, ella cree que es muy gracioso. Pero ella dijo que no es gracioso porque ofende a Jesús, la monja dijo. Oh, la ropa, ella habla de la ropa de las monjas. Oh, esta monja oh. ¡Oh! Ella dice que su nombre es Rita. Rita. Y señala hacia abajo, ella señala abajo por los árboles allá y sacude su cabeza, no, ¡no! Oh, y allá. Todas se ven muy molestas. Miran hacia abajo. Y ahora ellas todas han levantado sus cabezas y dicen, no, ¡no! No, ¡no!

Ahora todas están de frente a Jesús. Y Jesús está de pie allí, y El también mira hacia los árboles de ese lado. El mira hacia la derecha, y voltéa Su rostro.


MUERTE EN EL VATICANO

Nuestra Señora se ve muy triste. Ella señala hacia esta dirección. ¡Ay! Y hay una gran cruz negra, y se ve como que está arriba de una iglesia, una gran cruz negra arriba de la iglesia. Y luego - oh, hay una campana. ¡Bong! ¡Bong! ¡Bong! Oh, no se siente muy bien. La cruz es muy negra, y la campana está sonando ¡bong! ¡Bong! ¡Bong!

Hay - oh, parece como si alguien ha muerto, y hay muchos cardenales. Parece como si algunos de los cardenales - están todos vestidos de rojo, y ellos - ellos no son cardenales, y hay obispos, personas por todos lados. Y la campana suena: ¡Bong! ¡Bong! ¡Bong!

Oh, es horrible...Oh, es horrible...Alguien ha muerto. ¡Oh! ¡Oh! Puedo ver a los cardenales y muchos dignatarios están llenando la iglesia. Hay un cuerpo tendido en vestimentas blancas y doradas. (Verónica de la impresión casi se desmaya.)

Y Jesús ahora, El ha regresado. Ya no puedo ver la iglesia; todo está oscuro. Está muy oscuro allá. No puedo ver la iglesia. Solamente puedo ver una gran estrella brillante. Y la gran estrella brillante sube muy alto en los cielos. Pero arriba de la estrella está un, el sombrero de un papa. Oh. Es-¡oh!

Ahora Jesús está del lado derecho, solo. Las monjas no están ahí. Y Nuestra Señora está de pie...(palabras no claras). Y Ella sostiene hacia arriba el Rosario. Y Nuestra Señora dice:

Nuestra Señora-"Rezad, rezad ahora y nunca ceséis en vuestras oraciones."

Verónica-Jesús alza Su mano muy alto, y va a dar otra bendición. Su mano está muy alta. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

Jesús dice que continúen con sus oraciones por la conversión de los de Su Casa - oh, no puedo decir el resto.

Nuestra Señora-"Rezaréis por toda la jerarquía en la Casa de Mi Hijo."

Verónica-¡Oh, qué horrible¡ Oh, sí. Ahora Jesús dice que continúen con el Rosario. (Pausa)


RECHACEN LOS PLANES MêDICOS QUE PERMITEN LA ESTERILIZACIÓN

Nuestra Señora quiere que sepan que pronto todos los planes médicos incluirán la esterilización. Ella dijo que deben rechazar todos los planes hospitalarios que permiten la esterilización. Va a ser incorporado en la mayoría de los planes médicos ahora; eso es lo que el gobierno quiere. Nuestra Señora dijo que ustedes no deben aceptar el plan porque van a lucrar con los abusos al Padre Eterno. Harán utilidad y llenarán sus bolsillos con dinero que ha ofendido a Dios, y éso condenará a muchas almas al infierno. Por lo tanto, rechacen el plan ahora cuando venga a ustedes.


Notas de Rosa de Verónica:

Nuestra Señora se le apareció a una pareja fuera del estado (de NY) para dirigirlos al área del santuario. ¡Alabado sea Dios y Su santo Nombre! ¡El testimonio irá a la santa iglesia en la voluntad de Dios!

FIN