Los sacerdotes altos matarán de inanición a...

Sus Cuerpos Mundanos!

Víspera del Inmaculado Corazón de María21 agosto 1972

Nuestra Señora-"He venido para preparaos. Todos quienes escuchéis Mi Voz debéis hacer preparativos, ya que habrá grandes castigos sobre vuestra nación.

Verónica-Nuestra Señora está vestida con una túnica de color rojo oscuro. Su manto está drapeado cerca sobre Su cabeza. El manto está adornado en color púrpura oscuro. Ella está con un hombre que está vestido con una capa de color marrón profundo. Parece un monje.


SANTO TOMAS DE AQUINO

Santo Tomás-He venido para agregar a las palabras de la Reina del Cielo. Yo, Tomás, os digo que escucharéis las palabras de vuestro Dios en el Cielo. La ley de oro de los profetas de antaño debe ser seguida. Satanás ha entrado en la santa Casa de Dios. Abriréis vuestros ojos a la verdad ahora y lo detendréis.

Veo que los sacerdotes altos de la Casa de Dios se han vueltos suaves en sus maneras. Atienden sus cuerpos y no desean sacrificarse ni hacer penitencia. No habrá un camino fácil al Reino. Ellos se pondrán de rodillas y matarán de inanición a sus cuerpos mundanos hasta que se libren a sí mismos de los demonios dentro de ellos.

A menos que escuchéis ahora mis palabras de precaución, caeréis en la trampa que os está siendo tendida. El enemigo está dentro de la Casa de Dios. El buscará remover vuestro Vicario de entre vosotros, y cuando lo haga, él colocará a un hombre de secretos oscuros sobre la sede de Pedro.

(Nota de Verónica: El significa el tercer demonio suelto en 1972 con misión especial - entrar dentro del Cuerpo Místico de Cristo.)

Yo, Tomás, os envío mi palabra, y es que escuchéis a los Padres de la Casa ahora, o responderéis a vuestro Dios.

Todos haréis penitencia y restitución a vuestro Dios regresando del mundo y poniéndoos de rodillas y haciendo sacrificio por vuestras ofensas en contra de vuestro Dios en la santa Casa de Dios. No hay tiempo ahora para alimentar vuestras lujurias y pasiones mundanas. ¡Tenéis que dar vuelta ahora!


CONSPIRACIÓN DE MALDAD EN LA CASA DE DIOS

"La conspiración de maldad dentro de la santa Casa de Dios ha tomado grandes proporciones. No tomará mucho tiempo, sin vuestra ayuda, para que nuestro Vicario sea removido de entre vosotros.

Las fuerzas del mal están acelerando en el mundo. No hay tiempo para sentarse hacia atrás y dejar que otros tomen la dirección. Tenéis que salvar ahora a vuestro Vicario. ¿Por cuánto tiempo haréis ésto? Haréis sacrificios y oraciones de expiación. Vuestros sacrificios y vuestras oraciones alejarán lejos de ellos el mal que ha entrado dentro de los hombres santos de la Casa de Dios.

No esperéis que el hombre se salve a sí mismo. Es demasiado tarde para que el hombre emplee a los hombres de ciencia. El debe ahora regresar a los métodos dados por su Dios, de oraciones y expiaciones.

El juicio de vuestro Dios no es afín al juicio del hombre. El Padre Eterno juzgará sólo por el corazón. Su rango, su acumulación de bienes materiales no los establecerá ante otros. Muchos vendieron sus almas dentro de la santa Casa de Dios. Mejor que se arranquen de todo y remuevan el interés mundano ahora mientras tienen el tiempo para hacer enmiendas a su Dios, ya que muchas mitras caerán al infierno."

Verónica-Nuestra Señora ahora ha descendido por el lado derecho del asta de la bandera. Ella se enjuga Sus ojos. Ahora se le han unido bellas figuras pequeñas; son ángeles. Están vestidos todos en colores pasteles - ¡bellos! Tienen coronas de rosas en sus cabezas. Algunas son amarillas, otras rosadas y otras blancas. Están de pie cerca de Nuestra Señora, y Ella ha estirado Sus manos y las ha colocado suavemente sobre sus cabezas. Nuestra Señora ahora extiende Su mano, y en ella hay un Rosario grande. Las cuentas son muy grandes. Están hechas de un material blanco, brilloso, como perlas. El crucifijo es muy grande y dorado. Ahora Nuestra Señora extiende el crucifijo muy alto, y Ella bendice a todos con el crucifijo. Nuestra Señora ha ido hacia el lado izquierdo del asta de la bandera. Ella de nuevo levanta Su mano y bendice a todos con el Rosario y el gran crucifijo.

Santo Tomás ha retrocedido, y sostiene en su mano una Biblia grande. El señala la Biblia y dice:


VERDAD NO DEBE SER DISTORSIONADA

Santo Tomás-"Recibid la palabra de la verdad, y no la distorsionéis en el Libro."

Verónica-...Jesús dice que El quiere rendirle honor a Su madre...(palabras no claras. El solicita que una grabación del Ave María sea tocada para honrar a Su Madre.)- Oh, Jesús está de pie ahí. El está vestido en una túnica blanca. El tiene puesta una bella capa roja y sonríe. Su cabello es...(palabras no claras). El sonríe. El está bendiciendo la bandera, así, con Su mano en la señal de la Trinidad. Y ahora hay ángeles a todo Su alrededor y de Nuestra Señora, y Nuestra Señora viene hacia adelante otra vez.

Oh, Ella está allá. ¡Es bella! Ella tiene puesta la más bella túnica. Es toda roja, con una estola blanca (Las palabras de Verónica se pierden ahora en las notas del Ave María que está siendo tocada a petición de Jesús para honrar a Su Madre.)- ...por todos quienes levantan sus sacramentales - postales, medallas, todo lo que recibirá esta bendición especial que se llevarán consigo como armadura protectora más grande para los días venideros. Extenderán sus Rosarios, postales, medallas , cualquier artículo de naturaleza divina para ser bendecidos por Jesús.

Ahora Jesús con - Nuestra Señora está de pie a la par de El; Ella Lo sigue. Ella - bien, Ella no camina, Ella flota detrás de El. Y Jesús parece haber flotado a nuestro lado derecha - Su lado izquierdo, aquí.

Ahora El levanta Su mano muy alto sobre Su cabeza y hace la bendición con la señal de la Trinidad, así. Jesús viene hacia el centro del asta y mira sobre el grupo de personas. El levanta Su mano y bendice a todos con la señal de la Trinidad.

Ahora se le une a Nuestra Señora un grupo de monjas, las que tenían esos sombreros raros que salen hacia afuera. Son - son como - como alas. Y también, de este lado está Santa Teresita. Y ella siempre tiene consigo a sus hermanas. Son tres. Y van hacia allá.

Oh, Jesús dice que deben sacar esos pantalones apretados de sus conventos.

¡Oh! ¡Oh! Oh, y Jesús viene hacia adelante y bendice con la señal de la Trinidad. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

Oh, Jesús dice que debo repetir Sus palabras.

Jesús-"Os bendigo, hijos Míos, y admiro vuestra gran demostración de corazón. Estamos complacidos con la velocidad con que habéis presentado el honor a Nuestro Vicario. Por lo tanto, ahora llevaréis por él el estandarte de 'Fieles y Verdaderos'. Con ésto detendréis la oscuridad que pronto envolverá a Nuestra santa ciudad de Roma."

Verónica-Jesús ahora ha levantado Su mano muy alto sobre Su cabeza, y hace la señal de la cruz, hacia adelante. El mira hacia esta dirección y hace la señal de la cruz con Su mano.

Ahora se une a Nuestra Señora y el grupo de monjas de pie allí del lado izquierdo del asta de la bandera, y todos ven hacia abajo. Jesús levanta Su mano de nuevo: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Santo Tomás, oh, Santo Tomás se ha adelantado. Se ha acercado a Jesús. El es un hombre más bajo que Jesús, y es bastante grueso. Tiene un cordón alrededor de su cintura y un Rosario que cuelga mucho desde su cintura. Su Rosario es de un color marrón muy oscuro. Ahora dice:

Santo Tomás-"Irán adelante como discípulos de la verdad. Serán las buenas almas las que detendrán la oscuridad en los días venideros. Tienen consigo todos los misterios y la ayuda de su Dios en estos días oscuros. Muchas manifestaciones que no pueden ser comprendidas por el hombre serán dadas como su armadura. Muchas manifestaciones serán dadas en secreto. Esas son solamente para los trabajadores y no pueden ser mostradas públicamente. Comprenderán el plan del Padre a su debido tiempo."

Verónica-Ahora Jesús se ha adelantado y dice:

Jesús-"Os bendigo a todos, hijos Míos. Continuad con vuestras oraciones de expiación, muy necesitadas por los altos sacerdotes en Mi Casa."

Verónica-En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


UN CAMINO DIFICIL POR DELANTE PARA LOS RELIGIOSOS

Nuestra Señora quiere que sepan que habrá días difíciles para los religiosos. Por lo tanto, deben mantenerse firmes y no irse, porque el irse es, también, caer en el plan de satanás. Deben mantener la verdad en sus corazones y tener gran esperanza, ya que todo ésto está en el Libro de la Vida que tiene que pasar. Por lo tanto, las tribulaciones las deben aceptar con obediencia y fidelidad.

El camino venidero requerirá fortaleza y gran coraje para mantenerse en sus convicciones. Gran desobediencia o pleitos dentro de los rangos no ganarán nada. Solamente la oración hará frente a la corriente. Cuando encuentren dentro de sus órdenes religiosas que el andar es difícil y se encuentren con un patrón que no complace lo que está en sus corazones, ni en el plan de Dios, rezarán por la guía del Espíritu Santo, y serán sacados de la trampa que es tendida para todas las órdenes religiosos - y que va desde el rango más alto de cardenal hacia abajo.


Notas de Rosas de Verónica:

Los testimonios continúan llegando para los récords de la santa Iglesia. Por favor recuerden la necesidad de estampillas en estos días de altos costos. En la fuerza de la oración, por favor tomen a un cardenal o un obispo, en su caridad. Háganlo su "Bebé Especial", nútranlo con oraciones.

Verónica estaría muy agradecida si todos enviaran, para los registros de la santa Iglesia, todos los testimonios de curaciones, conversiones y manifestaciones. Por favor recuerden el fondo para las medallas. Deseamos enviar las medallas por todo el mundo en abundancia. Hay disponibles medallas de Nuestra Señora de las Rosas, María Auxilio de Madres.

FIN