Planean la entrada del hombre de secretos oscuros

A la Sede de Pedro!

La Exaltación de la Santa Cruz y Víspera de Nuestra Señora de Dolores14 de septiembre de 1972

Nuestra Señora-"Debo advertirte que debes ser sumamente prudente en tus asociaciones en el futuro. Todas las manifestaciones que te damos, algunas en secreto; no son para dárselas a otros.

El Mensaje del Cielo ha alcanzado a los que operan en oscuridad. Muchos ahora han elegido, en su libre albedrío, desechar Nuestras admoniciones. Ellos ahora planean la entrada del maligno, el hombre de secretos oscuros, a la Sede de Pedro. El precursor del mal excava más profundamente dentro de la estructura de la Casa santa de Dios. A menos que todos los altos sacerdotes en la santa Casa de Dios se pongan de rodillas ahora e imploren perdón y hagan penitencia por las ofensas que ellos han cometido en contra de su Dios, ¡ellos no serán librados del abismo!

Vuestra nación y muchas partes de la tierra están contaminadas con inmundicia. El mal ha venido e implantado semilla que no producirá fruto en las almas de los jóvenes. Nosotros sostenemos responsables - la medida más grande de responsabilidad será dada a los padres de familia. La conducta permisiva y laxitud de los padres de familia proporcionarán la medida a su propio juicio.

Vemos los más grandes males siendo perpetrados en la santa Casa de Dios. ¡El ejemplo que es dado por los hombres altos de la Casa santa de Dios es abominable! La cosecha de Lucifer será grande. Mi corazón ahora tiene innumerables golpes de las manos de Mis hijos sobre la tierra.

Hay un gran secreto del Cielo, y hay un secreto de la tierra. Preparaos ahora para la redención que ha de venir con vuestro bautismo de fuego."


BOLA DE LA REDENCIÓN

Oh! Oh, oh, oh - ¡quemando! (Verónica pasa gran angustia por la visión que ve.) ¡Una bola ardiendo! Gira, y tira fuego detrás de ella. Y hay rocas, grandes rocas caen, yo veo...los edificios que se caen. ¡Oh! ...se vuelve muy oscuro. Oh, las candelas - está oscuro en todos lados, pero las candelas están encendidas en pocos lugares. Oh, veo a personas; están golpeando a las puertas. Nadie les abre las puertas para dejarlos entrar. Se ven horribles - ¡se están volviendo n-e-g-r-o-s-! (Verónica llora con gran aflicción.) ¡Se están quemando!

No hay agua para beber, y todo el mundo tiene sed. Algunas de las casa - ellas tienen agua en grandes jaras, pero no abren las puertas. Ellos no pueden abrir las puertas ni dejar entrar a las personas. Las personas - se caen en los escalones de las puertas. Y hay - el cielo está muy negro, y hay, hay tierra y polvo que caen por todos lados afuera, y la gente grita. ¡Oh! ¡Oh!

Ahora las aguas suben. Oh, ¡suben! Oh, sus casas, están siendo haladas; las olas entran y salen y no queda nada.

Ahora veo ésto, esta veta larga de fuego, ardiente. Vuelve de nuevo, y - ¡oh! ¡Oh! ¡Oh! Nuestra Señora está de pie a la izquierda del asta de la bandera. Nuestra Señora dice:


PAZ VENDRA DESPUES DE LA PURIFICACIÓN

Nuestra Señora-"Te doy, hija Mía, la visión de lo que ha de venir. La paz que te He prometido en el pasado todavía no ha llegado. Pero primero tú debes ser purificada. El hombre sobre tu tierra se ha entregado a sí mismo a satanás. Para muchos la recuperación es escasa. Significará gran sacrificio y oración para recobrar a muchos.

Los agentes del infierno han venido del abismo. Ellos vienen para hacer batalla con los hijos de Dios sobre la tierra. Aquellos que son del mundo morirán en el mundo. El número después del gran Castigo será contado en poco.

Hemos establecido entre vosotros a muchos mensajeros para preparaos con las palabras del Cielo. Muchos han sido forzados a descontinuar su misión, muy a pesar Nuestro. Esas almas serán responsables de, a menos que los que están en la luz los recobren para Nosotros.

El mensaje tiene ahora que alcanzar a todos los cardenales en la casa Santa de Dios. La oscuridad se profundiza, y el hombre de secretos oscuros está siendo preparado para la Sede de Pedro. Todos debéis ahora poneros de rodillas y rezad, haced penitencia por vuestras ofensas ahora, mientras tenéis el tiempo.


ABOMINACIONES EN LA CASA DE DIOS

"Las aberraciones y abominaciones que son cometidas en la Casa santa de Dios no han tenido ninguna precedencia desde el tiempo de Noé, ni antes del tiempo de Noé. Las ofensas a vuestro Dios llaman una justificación para el fin de vuestra civilización. El hombre en vuestra nación y en el mundo ha hecho del pecado una manera de vida.

Removeréis de vuestra nación las abominaciones en impresión. ¡La profanación impresa y en práctica al Sagrado Corazón de Mi Hijo tiene que ser detenida ahora! ¿Es que no hay alguno que se parará y protegerá a Mi Hijo de estas abominaciones? ¿Son tan pocos a quienes les importa? Si no amáis a Mi Hijo, ¿es que no tenéis ninguna preocupación por la condición de vuestra vida después de la muerte?

Sí, muchos de vosotros habéis desechado la verdad y negado la existencia de otro mundo. ¡Cuán triste cuando paséis y recibiráis vuestro juicio! Seréis encontrados, aquellos que no os arrepentís ahora, por los agentes del infierno y seréis llevados para una vida de condenación eterna a los fuegos, para siempre ser atormentados por los mismos deseos que os llevaron a desechar la vida eterna por vuestro lugar en el infierno.

Vuestros hijos son las víctimas mal guiadas del mal ejemplo - mal ejemplo de sus profesores, mal ejemplo de muchos hombres en la Casa de Dios, mal ejemplo por vuestro gobierno y vuestras escuelas. Satanás reina sobre vuestro mundo ahora, pero él no os capturará a todos, porque Yo os He dado numerosas veces el plan para vuestra salvación.

Antes que estas tribulaciones terminen, todos habréis tenido la oportunidad de tomar vuestra elección, y si caéis, será de vuestra propia voluntad.

Sed fuertes, hijos Míos. Defended la cruz de Mi Hijo. Sed fuertes en la verdad. No sucumbáis por los placeres y riquezas temporales del mundo. Ahora apresuraos en iluminar a los obispos que si ellos proceden en su plan para remover a Nuestro Vicario , la espada caerá sobre ellos.


HORA SANTA DEL DOMINGO PARA REPARACIÓN

"Deseo que se lleve a cabo en estos terrenos sagrados una hora de reparación en el Día del Señor. Esta hora será por vuestro Vicario y la jerarquía caída en la Casa de Dios. La hora también será en expiación por el haber desechado el Día de Dios. Desde la una p.m. a las dos p.m."

Verónica-Jesús está del lado izquierdo. Hace bastante viento. Su túnica es larga, y El lleva puestas sandalias. Su capa es de terciopelo, y Su túnica de un color crema.

Nuestra Señora está a la par de El, y Ella tiene puesta una larga capa, de color azul oscuro. Tiene puestas sandalias doradas con rosas sobre ellas. Santa Teresita y otra monja, Santa Catarina, están con Nuestra Señora.

Santa Catarina señala al cielo, y ahí aparece una gran medalla milagrosa, y a la par está la medalla de Nuestra Señora de las Rosas.

Santa Catarina-"Yo recibí del Cielo la advertencia para mi país, como vosotros recibís del Cielo la advertencia para vuestra nación y el mundo."

Verónica-Nuestra Señora señala hacia el estandarte. Y Ella dice:

Nuestra Señora-"Enviarás tres medallas al Santo Padre."

Verónica-Hay muchas monjas con Jesús, y ellas señalan adentro de una gran biblioteca.

Jesús-"Limpiad los libros de vuestros estantes. ¡Removedlos! Ay del hombre que rehusa enmendar sus maneras, a medida que se pierde en los placeres y búsquedas de riquezas mundanas. Nadie caerá si no es de su propia voluntad. Ningún hombre entrará al Cielo a menos que él se arrepienta de su libre albedrío y purifique su alma de todo pecado, mortal y venial, y venga a Nosotros con creencia. Mucha de esta purificación será hecha a través de sufrimiento.

Os doy Mi paz, como el Padre os da Su paz, y Nosotros enviamos entre vosotros la Advocación para guiaros.

Pongo sobre vuestra cruz las gracias para conversión de pecadores, curación de males corporales, y para aquellos quienes aceptan las manifestaciones dadas a través de la voluntad del Padre."

Verónica-Ahora parece haber una nube, una nube grande que viene ante el asta de la bandera. Y casi no puedo ver ahora - oh, ahí arriba de la nube puedo ver a Jesús. El parece estar retrocediendo al cielo. Y Nuestra Señora todavía está del lado derecho. Ella dice:

Nuestra Señora-"Continuad, hijos Míos, con vuestras oraciones de expiación. Hay muchas almas por recobrar." (Pausa)

Verónica-Nuestra Señora dijo que les dijera que Ella está muy complacida con la demostración de afecto aquí, porque hay muchos lugares que están profanando Sus estatuas y las de Jesús. Muchos lugares están empleando Sus estatuas para pecados abominables. Hay criaturas del infierno que hacen sacrificios a satanás, y ellos ahora están profanando las estatuas. Es por éso que tratamos desesperadamente de comprar las estatuas - para que no caigan en las manos de las personas de las misas negras. (Pausa).

Nuestra Señora dice que deben tener pensamientos puros y santos en sus mentes, porque satanás entra por la mente. Por lo tanto, no lo alimenten al contaminar sus mentes con pensamientos impuros. Y hay muchos de éstos impresos. Lo que leen con sus ojos - los ojos son el espejo del alma. Por lo tanto, lo que leen puede entrar a sus corazones y sus almas, y pueden ser mal guiados. Tienen que ponerse casi en un estado al vacío de pureza y bondad. Es la única manera como pueden proteger sus almas. Evitar toda ocasión de pecado.

Así satanás, en su astucia, está preparando y tratando de destruir los jóvenes especialmente al colocar libros inmundos - tan abominables, tan absolutamente perversos que ustedes saben que vienen directamente del infierno. Nadie podría ser tan inmundo. Y profana todo lo que Dios considera santo, como el Sacramento del Matrimonio y la bondad del amor entre individuos, especialmente en el estado matrimonial, como dice Nuestra Señora.

Así que el plan de Satanás es destruir todo. Cuando se destruye la moral de las personas, ya las tiene casi con un pie en el infierno. Y es así como él opera. El es muy astuto. Pero su plan aquí para esta nación era el destruir a los jóvenes. Porque si él puede destruirlos ahora, ellos serán los futuros líderes, y se terminó el asunto.

FIN