tu Vicario, ha sido forzado bajo coacción...

Pablo VI!

En honor de la Santísima Familia30 diciembre 1972

Nuestra Señora--"Me has hecho muchas preguntas. He elegido contestártelas en el momento oportuno. La que te hace pensar que tu Vicario, ha sido forzado bajo coacción ya que su corazón está desgarrado por el conocimiento de aquellos quienes le han traicionado. El aceptará su cruz para que la Iglesia de su amado Jesús no caiga en un escándalo más grande.

"Yo he pedido, Mi Hijo ha pedido muchas almas víctimas. El camino hacia la santificación será por medio del sufrimiento. La penitencia y el sacrificio para expiación a vuestro Dios por las ofensas cometidas en Su contra deben sumar y equilibrar más parejamente la balanza, hijos Míos.

"Muchas advertencias dadas por el Padre están pasando sin ser notadas como tales. Está dentro del poder del Padre enviar sobre vuestra tierra muchos trastornos en regiones que nunca han recibido este acto de devastación de su Dios. Muchas ciudades caerán. Todo los hijos destinados al Reino serán puestos a gran tribulación.

"Muchos corazones están apesadumbrados sobre la tierra con el conocimiento de las grandes devastaciones del pasado y de las que pronto llegarán al mundo y vuestra nación.

"Mis lágrimas caen pesadamente sobre una generación que será probada y traída de regreso al Padre por medio de gran tribulación.

"Los sabios conocerán el verdadero significado de ahorrar. Cuando seáis dirigidos por el Espíritu Santo, os apresuraréis a llevar Nuestro mensaje al mundo. Hablaréis una vez y si no se apresuran, no hablaréis en contra suyo ni señalaréis un dedo de culpabilidad. Rezaréis y haréis sacrificio, haced sacrificio, para recobrar el alma.

"La guerra de los espíritus ahora ha alcanzado su crisis. El hombre está ahora por tomar su decisión en cuanto a la destrucción final de su civilización, o de su regreso al mundo como originalmente fue planeado para él por su Dios.


NUESTRA SEÑORA LLAMA A OIDOS SORDOS

"Cuando vine a vuestra nación, hijos Míos, Yo esperé con gran corazón el no tener que vagar con tantas palabras de dirección. Pero He prometido colocar Mi manto sobre vuestra nación, y como Madre, todavía llamaré a oídos sordos y corazones endurecidos. Yo estaré con vosotros a medida que recibís vuestro Castigo; Yo extenderé Mis manos y reuniré hacia Mí a quienes estén posibilitados a escuchar y quienes respondan a Mis ruegos.

"Todos los que acepten el plan que Yo he dado con Mi Hijo para su salvación, no deben temer.

"Debo instruirte, hija Mía, que estarás sujeta a gran tribulación. La prueba te llevará casi al punto de sucumbir. Satanás ha enviado a muchos agentes a destruir Mi trabajo, pero Yo pisotearé su cabeza.

"Preguntas, hija Mía, por que permito--por qué Mi Hijo y el Padre te permiten sufrir un ataque tan grande. Es porque eres Nuestra campeona. Todos a quienes Hemos establecido como discípulos para el trabajo de salvar almas a través del mundo estarán sujetos a grandes ataques físicos, mentales, y aún ataques por satanás para entrar dentro de vuestra vida espiritual. No tenéis nada que temer a medida que sostenéis Mis manos y seguís Mi dirección, emergeréis gloriosamente con el Padre.

"Curaciones y conversiones ocurrirán como lo He prometido, para propagar el trabajo y la misión sobre la tierra de erigir en vuestra nación el Santuario. Sin embargo, hijos Míos, también debéis seguir la dirección de los profetas de antaño. Nosotros hemos dado muchas gracias a los médicos sobre vuestra tierra. Buscad su consejo, también. Y luego venid a Nosotros, y en la voluntad del Padre, Nosotros os curaremos. Esta curación, si no es dada físicamente, os aseguro, hijos Míos, que os será dada espiritualmente.

"Se permite que muchos impedimentos físicos sean extendidos durante vuestro tiempo sobre la tierra para vuestra santificación. Vuestro cuerpo no es sino una morada temporal, una cáscara para vuestro ser eterno. Vuestra vida será eterna pasado el velo. Vuestros sufrimientos sobre la tierra no son sino de una naturaleza temporal, hijos Míos."

Verónica--Nuestra Señora está de pie al lado izquierdo del asta de la bandera. Ella está vestida con una bella túnica azul. Oh, es como una capa. Va de un lado de Ella, cubre Su cabeza y baja del otro lado. Y debajo de esta túnica como capa, hay una tunica blanca, es una tunica blanca--parte de Su vestido, con una banda azul.

Ahora de pie a la par de Ella, reconozco a San José. El sostiene un Niño muy joven. Oh, tiene como tres años. Tiene el cabello castaño claro, y está sentado casi en el codo del brazo de San José. El mira hacia abajo, y levanta Su mano, el Niño pequeño. Oh, El hace la señal de la cruz sobre nosotros. ¡Oh! ¡Oh! Ahora San José se inclina hacia nosotros, y dice:


SAN JOSE ACONSEJA A LAS FAMILIAS

San José--"Hijos del mundo, hay tanta discordia entre las familias. Hay tanto deterioro entre las familias. Esto no es una buena señal. La unidad familiar debe estar unida bajo el verdadero signo del Dios viviente. ¡Madres y padres tienen una gran responsabilidad por sus hijos! Vosotros que pasáis vuestras horas--tan pocas sobre la tierra-- satisfaciendo a vuestros hijos sus placeres corporales, sus deseos materiales y placeres, mientras sus almas están muriendo de inanición y están siendo llevados por el camino que les alejará del Reino. El pecado, los pecados más oscuros, están siendo cometidos en los hogares. ¿Qué ejemplo como padres de familia estáis dando a vuestros hijos?

"¡Ay del hombre que hace a un lado a su esposa para encontrar placeres con otra! Ay de la mujer que desecha a sus hijos, buscando para siempre el adornarse a sí misma con riquezas y los placeres del mundo. La familia que descarta las direcciones dadas por la Reina del Cielo para la salvación de sus almas va por el camino oscuro; es un camino que lleva a Lucifer. Y el número de almas de los hijos que es reclamado diariamente es incontable. Y muchos de estos niños han sido arrojados al infierno por sus padres. ¡Ay de estos padres de familia cuando estén delante del Padre!

"Miramos sobre vuestro mundo. ¡Amor! ¿Cuál es el verdadero significado de amor en vuestro mundo? Indecencia, inmodestia en el vestir, destrucción del verdadero significado de la creación de vida-- vuestro mundo ahora está en un estado mucho peor que cuando el Padre lo destruyó durante el tiempo de Noé y Sodoma. ¿Qué podéis esperar a menos que deis vuelta ahora?

"Yo no soy un hombre quien ha hablado muchas palabras al mundo en el pasado. Vuestra Madre y Uno, Mi Hijo por el Padre, se sacrificó a Sí mismo por una generación que ahora está peor.

"Yo agrego Mi admonición a vosotros, Yo, José, a menos que sigáis las direcciones para vuestra salvación ahora, los días de vuestra existencia y el fin de vuestra era serán pronto."


UN PLANETA CHOCA CONTRA LA TIERRA

Verónica--Oh, ¡oh! Hay un--hay--hay una gran cosa, y parece una bola. Es--es toda roja, y lanza--lanza fuego. Puedo--puedo sentir el calor de él; lanza fuego en todas direcciones. Ahora gira y se acerca. ¡Y ha chocado! ¡Ha chocado! Puedo ver como--no sé , es como que todo se derrumba. Los edificios se derrumban. Oigo a personas que gritan. Y todo se vuelve muy oscuro, muy oscuro. Es como si toda la mitad del mundo se ha vuelto oscura. Oh, ¡ oh! Es tan--pareciera como si todo el mundo se ha detenido--ya no gira. No hay luz.

Y las personas corren. Ellas corren pero están en oscuridad. No saben en qué dirección correr. Hay una--una casa; tiene una candela, pero actúan como animales. Tratan de entrar en la casa, y hay otra que tiene una candela, pero las ventanas están selladas. Ellos no abren las puertas. Y ahora hay grandes, grandes pedazos de roca que caen sobre las personas en las calles. Y por todos lados veo sangre, y las personas implorando misericordia. Y veo, hay cerca de sesenta cuerpos en la tierra. Hay un hombre debajo de una gran losa, pero El sostiene una cruz. ¡ Oh! ¡ Oh! Hay una voz que grita: "Tres días." "Tres días."

¡ Oh!

Ahora se vuelve muy iluminado. Nuestra Señora dice--oh, Nuestra Señora ahora está del lado derecho del asta de la bandera. Ella mira hacia abajo muy tristemente y dice:

Nuestra Señora--"Ves solamente una parte, hija Mía, de los grandes días de tribulación venideros. Yo sé cuán fatigante es Mi trabajo sobre la tierra. Nuestros ejércitos crecen, a medida que otros voltean sus espaldas, y los mofadores vagan por el mundo. No estáis descorazonados, hijos Míos, ya que tenéis que ir hacia adelante como un ejemplo para los demás. Y no debéis disminuir en vuestros actos de sacrificio y penitencia. No sucumbáis, hijos Míos, a vuestras debilidades corporales. Yo os daré la fuerza para continuar vuestro apostolado sobre la tierra."

TRIBULACIONES Y SUFRIMIENTO, UNA PRUEBA DE SATANAS

Verónica--Nuestra Señora, no sé si debo repetir ésto. Nuestra Señora dice que Ella me da esta opción, y no me importa repetirlo porque podrían haber otros a quienes les ayudaría. Nuestra Señora sonríe, así que lo repetiré . Nuestra Señora sabe que he preguntado por qué el trabajo se ha vuelto tan difícil para mí, y por qué hay tantas tribulaciones. Pero Nuestra Señora dice que ésta es la gran prueba. Que a medida que reunimos más almas, satanás enviará más agentes a atacarnos.

Nuestra Señora--"Dios, el Padre, es toda bondad y amor. Hay muchos secretos del Cielo y de la tierra, y en algunos de estos secretos está el conocimiento del por qué el hombre humano está sujeto a muchas enfermedades y tribulaciones. Nosotros no deseamos que estas tribulaciones lleguen a Nuestros hijos. Permitimos que satanás los pruebe con estas tribulaciones.

"Si reconocéis el por qué sufrís, si reconocéis que el Padre tiene un plan para cada momento de vuestras vidas, y si verdaderamente estáis con El, aceptaréis con gozo estas tribulaciones y conoceréis el beneficio, la abundancia de gracias que podéis ganar, si no para vosotros mismos, para otros. Todo sufrimiento entonces se convertirá en gozo."

Verónica--Veo ahora a mi gran amiga, Santa Teresita. Ella aparece del lado derecho del asta de la bandera. Y si miran, no se si alguien--Santa Teresita acaba de pasar su mano sobre su cabeza por donde la luz relampaguéa por los árboles. Y Teresita--oh, Santa Teresita dice:

Santa Teresita--"Durante el tiempo que estuve contigo, te di muchas lecciones sobre el sufrimiento, Verónica. Espero que no las hayas olvidado. Te aconsejaría, hermana mía, rezar más por el valor que necesitas."

Verónica--Nuestra Señora ahora está--Ella camina hacia el lado izquierdo del asta de la bandera, y dice:

Nuestra Señora--"Las horas, la hora santa que os pedí , la continuaréis en el Día del Señor. Esto continuará hasta la gran tribulación. Yo prometo proteger a aquellos quienes estén sobre Mis terrenos cuando os llegue esta gran tribulación."

Verónica--Nuestra Señora ahora va hacia--y Jesús está del lado derecho del asta de la bandera. Y San José está de pie. Ahora San José mira hacia Jesús. Jesús se ve un completo adulto como se ve aquí , y El bendice los sacramentales.

Ahora Jesús se adelanta. Y El, El solicita que todos los que tienen sacramentales, todos los objetos de naturaleza divina, sean extendidos. El ahora tiene una palabra especial para alguien que está aquí esta noche. Jesús dice que esta persona será curada de su malignidad. El promete la curación de esta malignidad con una condición: que cuando esta persona quede sanada, ella ofrecerá una misa mensualmente por un esposo fallecido. Eso quiere decir esposo o esposa. Creo--no sé si Jesús quiere que lo diga. El dice que esta persona tiene un esposo fallecido, pero deseaba que esta persona que El dejó sea curada de su malignidad.

Ahora Jesús eleva Sus manos muy en alto sobre Su cabeza. El pide que extiendan todos los sacramentales, y si no los pueden sacar, El dice que los bendecirá sobre sus personas.

Ahora Jesús va hacia el lado derecho del asta de la bandera, y Su mano la tiene extendida, oh, muy alto sobre Su cabeza. El bendice con la señal de la Trinidad: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Ahora El sonríe, y mueve Su brazo. Viene hacia el lado derecho del asta. Nuestra Señora está con El. Ahora, ambos--Nuestra Señora levanta el gran crucifijo de Su Rosario.

Nuestra Señora tiene un Rosario blanco con un crucifijo muy grande. Jesús levanta Su mano. No sé si yo podré hacer ésto; es con los tres dedos, así. Y El hace la señal de la Trinidad. Nuestra Señora bendice con la señal de la cruz. Ahora Ellos, parecen flotar hacia el lado izquierdo. Están entre el asta de la bandera y el árbol ahora. Nuestra Señora se inclina hacia delante. Ella sonríe a alguien de pie al lado derecho del árbol. Ella levanta Su mano, y también Jesús. Ellos bendicen a alguien del lado izquierdo del asta de la bandera: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Jesús está de pie allí. El dice:

Jesús--"Mi Madre ha venido a la tierra como una Mediadora. Yo le He ofrecido esta oportunidad para salvar a los hijos de la tierra. Escuchad Sus palabras de precaución y dirección, y seréis salvados. Extiendo Mi corazón a Mis hijos. El Padre promete la salvación si solamente seguís Su dirección."

Verónica--En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Jesús--"Mi corazón está cargado. No entraré en detalle acerca de las abominaciones que están siendo cometidas dentro de Mi Casa sobre la tierra, pero pido a todos que hagáis sacrificio, penitencia, por los representantes que están en oscuridad y en los que han entrado un gran engaño."

Verónica--En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Jesús--"Continuad, hijos Míos, con vuestras oraciones de expiación."


JACINTA SERA BEATIFICADA

Verónica--Jacinta será beatificada. Y Nuestra Señora dice que Lucía será testigo de Sus palabras aquí en el Santuario, de este Santuario. Ella dijo éso; es lo que Nuestra Señora dijo. Nuestra Señora dice que Jacinta será beatificada. Y Lucía será testigo de Sus palabras, aquí en el Santuario. No se exactamente ... Nuestra Señora dijo... Ella sonrió y dice:

Nuestra Señora--"Esto es todo lo que te diré por ahora, hija Mía."

Verónica--Oh, sí. Hay--oh, allí está Jacinta. Oh, ¡oh! Jacinta--oh, sí. A la par de ella está un muchacho pequeño. Ella le dice que se quite su gorra, que no es correcto. Oh, es porque Nuestra Señora ahora está de pie contiguo a él.

Y Nuestra Señora, oh, Ella es bella. Nuestra Señora tiene puesta una larga túnica blanca y un manto, aunque el manto es de una sola pieza desde Sus pies pasando sobre Su cabeza y hasta abajo del otro lado. Ella es bella. Nuestra Señora se ve muy joven, muy joven--oh, como una muchacha muy joven. Ella dice--Nuestra Señora ahora señala al cielo más allá de acá, y dice:

Nuestra Señora--"Que ésto no sea tomado a la ligera como Mi advertencia en..."

Verónica--...en el cielo hay grandes letras, FATIMA: F-A-T-I-M-A. Nuestra Señora repite:

Nuestra Señora--"Verónica, hija Mía, repite ésto ahora. No tomes Mis advertencias a la ligera ya que en Fátima has esperado demasiado tiempo."

Verónica--F-A-T-I-M-A. Está escrito claramente a través del cielo. Oh. Ahora el muchacho joven, Francisco, él asienta con su cabeza "sí". Y él mira hacia, y Jacinta, Jacinta--le puedo escuchar, su voz es muy baja.

Jacinta--"Traté de avisaros lo que le sucedería al mundo así como Nuestra Señora me dijo que se los dijera. Traté de avisaros. Talvez mis palabras no fueron claras, pero todo sucedió y nos puso a todos aquí muy tristes porque Nuestra Señora llora. Cuando yo estuve sobre la tierra, Nuestra Señora vino a mí y lloró también. Yo Le prometí, y ahora estoy triste porque ahora ni siquiera me creéis. Y os di la fotografía también. Quisiera enviaros a todos más fotografías ahora."

Verónica--Nuestra Señora dice:

Nuestra Señora--"No os preocuparéis por el mensaje de Mi Inmaculada Concepción. Aunque el mundo ha buscado, a través de la dirección de satanás, destruir no sólo la divinidad de Mi Hijo, sino Mi pureza. Quiero, hija Mía, que en lugar del mensaje escrito tú ahora envíes la fotografía abundantemente. Los dineros que serían empleados para la impresión del mensaje del Día de Fiesta, lo emplearás ahora para enviar inmediatamente la fotografía a través del mundo.

Jacinta te advirtió de los asuntos en Roma. Ahora falta uno por cumplirse, el Secreto del Cielo y de la tierra. Ya te He encomendado con ésto y te He pedido que te prepares y a los que amas para esta eventualidad."

Verónica--Ahora se vuelve muy--la luz parece estar--se oscurece. Y Nuestra Señora va hacia el lado derecho del asta de la bandera. Ella levanta Su Rosario. Ya no puedo ver a Jacinta. Es como si se hubiera retrocedido al cielo. Y Ella levanta Su Rosario muy alto sobre Su cabeza. El Rosario ahora forma--oh, Su Rosario blanco se vuelve azul y forma una "G" como una nota musical, es la clave de Sol "G" en la fotografía.

Nuestra Señora dice:

Nuestra Señora--"Esta fue mi señal a tí sobre el poder de Mis cuentas de oración. Las emplearéis en lugar de palabras ociosas. La dirección que di a los altos sacerdotes de la Casa de Mi Hijo. Habéis abandonado las oraciones por el amor del mundo. Habéis aceptado enseñanzas falsas de humanismo y habéis desarrollado un amor destructivo por lo material. Ahora daréis un vuelco completo y regresaréis a las verdaderas enseñanzas. La oración os recuperará de la oscuridad donde os habéis dirigido junto con otros.

Una gran responsabilidad por los muchos castigos que vendrán sobre vuestra nación y el mundo será establecida ante los altos sacerdotes en la Casa de Dios.

Siento que por ahora no hay más necesidad de dirección sino que abráis vuestros corazones al Espíritu Santo y permitáis que la luz entre a vuestras almas. Poneos de rodillas y orad, y dirigid a vuestras ovejas a mantener una constante vigilia de oración. Por que habéis alcanzado la crisis, y la dirección ahora descansa en el hombre. Vuestro mundo se ha entregado a sí mismo a satanás."

Verónica--Jesús se adelanta; El se ve muy serio. Ni siquiera está sonriendo, como siempre Lo veo sonreir. Jesús se adelanta y dice:

Jesús--"Muchos aman a Dios pero muchos deben conocer el temor de Dios. Muchos han escogido vender sus almas para llegar a la cima. Ellos han recibido su advertencia. Ellos han recibido la oportunidad para dar vuelta ahora. El mundo ahora está recibiendo los Evangelios. Cuando la iniquidad haya alcanzado la cima, sabed que Mi Regreso está a mano. Y no faltará mucho para que Yo regrese a imponer sobre los malos la justicia que ha sido tan demorada, demorada por los ruegos de Mi Madre."

Verónica--Ahora hay una gran bola. Y está muy oscuro. Hay una gran cruz oscura en la parte de arriba de la bola. En la parte de abajo de la bola hay grandes gotas. Por la oscuridad, pareciera que el mundo está bañado en sangre. Ahora, ahora se vuelve muy oscuro. No puedo ver. No puedo ver el mundo, el globo, la cruz. Y escrito en el cielo está, "PENITENCIA". Son letras grandes, "PENITENCIA, SACRIFICIO, EXPIACION."

Nuestra Señora se ha adelantado y ahí, oh, hay muchos ángeles con Ella. Están de pie por todos lados. Ella dice:


QUEDAN DOS GRANOS EN EL RELOJ DE ARENA

Nuestra Señora--"La guerra continua y está acelerando. A menos que haya un cambio drástico, vuestra nación recibirá una devastación más grande. El reloj de arena está pasando, y quedan dos granos."

Verónica--En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Nuestra Señora pide que les hable por mi cuenta, lo cual siempre encuentro muy difícil de hacer. Pero como no pude estar aquí en el Día de su Fiesta de la Inmaculada Concepción, permitiré que Nuestra Señora me dirija en lo que les diré.


LA INMACULADA CONCEPCION

Ella quiere darles a todos una verdad sencilla del Padre. Nuestra Señora dice que el hombre ha cuestionado mucho Su Inmaculada Concepción de Jesús. Y también de Su nacimiento. Nuestra Señora dice que el Padre sabía antes de Su nacimiento y del nacimiento de todos sobre la tierra lo que transcurriría en el tiempo por venir. Por lo tanto, Su nacimiento no fue por accidente, por que antes que llegara el tiempo, todo estaba destinado a ser. Por lo tanto, el cuestionar también el nacimiento de Su Hijo sería más fácil de comprender, Nuestra Señora dijo, si conocen el poder del Padre, ya que nada es imposible para Dios.

El mundo necesitaba ser salvado. Las puertas del Cielo necesitaban ser abiertas al hombre pecaminoso. Por lo tanto, el Padre estimó enviar a Su Hijo a la tierra y planeó antes "Mi nacimiento" dijo Nuestra Señora -- Su nacimiento, para que Ella estuviera allí para traer a este Ser celestial Quien sería conocido como el Hijo del Hombre y el Hijo de Dios. Era el plan del Padre tratar de enseñar al hombre y dirigirlo de regreso al camino hacia el Reino que había sido cerrado a él. Y debido a sus maneras pecaminosas y entrega a satanás, él había perdido ese camino y las llaves le habían sido quitadas temporalmente.

Por lo tanto, Nuestra Señora dijo, cuando Ella vio a Su Hijo sacrificado sobre el madero, Ella sufrió grandemente. Pero Su sufrimiento y Su gozo estaban mezclados ya que Ella recibió el conocimiento antes del nacimiento de Su Hijo, que El vendría a salvar a toda la humanidad. Por lo tanto, cuando El regresó al Padre, Su Corazón estaba aliviado, sabiendo que Ella permanecería un corto tiempo y se uniría con El en el Reino. Así Su pérdida no fue sino un dolor de corazón temporal para Ella.

Nuestra Señora sabe que muchos cuestionan ésto. Es solamente porque satanás desea colocar duda y destruir la verdad. Nuestra Señora les pide que mantengan en sus corazones la verdad y no sean desviados por las mentes científicas a las que les han sido dados gran conocimiento, pero nunca la verdad.

(Pausa)

HORA DEL ROSARIO EN CADA PARROQUIA

Nuestra Señora me pide que les dé ahora un mensaje muy urgente. Nuestra Señora desea que todos ahora sean discípulos por Su Hijo. Nuestra Señora desea el fomento del Rosario en cada parroquia. Se le pide a cada uno presente que se acerque a su párroco para tener una hora del Rosario, una hora a la semana, dentro de sus parroquias, si todavía no está siendo propagado.

Cada individuo hará ahora todo en su poder, y su poder será grande con la ayuda de Nuestra Señora, para divulgar no solo Su mensaje, dijo Nuestra Señora, de los años pasados, creo que Nuestra Señora se refiere a Fátima, sino también de los actuales mensajes dados aquí y a través del mundo, debido a los castigos que pronto estarán encima.

Por favor, Nuestra Señora pide que todos propaguen el Rosario y la necesidad de penitencia y sacrificio. Y el sacrificio más grande, Nuestra Señora siente, es que todos nos neguemos a sí mismos muchos de los placeres y riquezas que nos han sido dados en esta nación. Por que ahora han ido mucho más allá de lo que nutre el alma. Ahora los placeres y las riquezas han sido dados a muchos por satanás para destruir sus almas. Nuestra Señora prefiere que todos ahora se retiren y vivan una vida simple.

Los padres y madres deben regresar la oración familiar a sus familias. Esto es urgente, ya que las madres y padres quienes tienen hijos que han traído dolor a sus corazones, los podrán regresar si rezan dentro de los hogares. Nuestra Señora dijo que las familias que rezan juntas ahora permanecerán juntas. Y el poder de la oración es mucho más de lo que la mente humana puede comprender, ya que la oración será instrumental en la conversión. Tiene el gran poder de la conversión.

Así que ustedes padres de familia, Nuestra Señora ahora dice que ustedes quienes sufren a causa de sus hijos por la desobediencia, el uso de drogas, la profanidad, el abuso, falta de respeto, regrésenlos a sus hogares con la oración. No hay un hijo en sus familias que no puedan ser salvado si están dispuestos a tomar el tiempo de rezar por ellos.

Los medios del mundo que ahora se les ofrecen son falsos, dice Nuestra Señora. Nuestra Señora dijo que su gobierno, sus escuelas, sus medios de entretenimiento, todos han sido hechos para destruirlos y destruir a sus hijos. La manera dada por Dios es simple. Es la oración y el seguir los Mandamientos dados por su Dios. La ciencia nunca substituirá lo que Dios ha creado. Por lo tanto, para salvarse a sí mismos y a sus hijos, deben regresar a las maneras y las reglas sencillas de Dios.

Nuestra Señora dice que sigan el plan sencillo. Salven a sus familias. Unanlas con oración, con ejemplo. Y Nuestra Señora dice que no será fácil si este ejemplo ha sido desechado. Tomará tiempo. No esperen que ocurra rápidamente. Nuestra Señora dice que tomará tiempo. Oración. La madre y el padre (que se pongan de) rodillas y recen el Rosario. Eventualmente, pregunten y ejerciten su disciplina dentro del hogar. Los hijos--nunca son demasiado viejos para obedecer a sus padres.

(Pausa)

SACERDOTES Y MONJAS NO DEBEN IRSE

Mientras rezábamos aquí, Nuestra Señora quería que les dijera ésto: Ella dice que hay muchos dedicados que están dejando la santa Iglesia de Dios. Esto ofende muchísimo a Jesús. Una vez que un hombre ha sido escogido por Jesús a través del Espíritu Santo para ser Su representante sobre la tierra, él es un sacerdote para siempre. Ahora satanás ha establecido un plan para tentar a los hombres de Dios, en la Casa de Dios. El es muy astuto.

Jacinta trató de advertir en 1917 acerca de las modas. Satanás ha colocado muchas tentaciones, empleando la humanidad del hombre--y un sacerdote todavía es un ser humano. Nuestra Señora quiere que los hábitos regresen hasta el suelo, como dijo Santa Teresita en la última Vigilia, por esta razón. Satanás ha creado los nuevos hábitos entre las monjas. Los que están siendo llevados a la oscuridad están engañados al pensar que hemos entrado en un mundo moderno y, como tal, debemos vestirnos modernamente. Dios no cambia en el Cielo; Jesús no quiere cambios.

No solo éso, en lugar de retirarse en oración y a sus vidas como religiosos ellos prefieren, dice Nuestra Señora, salir ahora al mundo. Ellos creen que salvarán almas con salir al mundo. En lugar, lentamente están perdiendo sus almas y están siendo instrumentales en la pérdida de otros quienes buscan en ellos guía, y están siendo llevados por el camino al infierno.

Ahora muchos de los dedicados están pidiendo ausentarse de la Iglesia porque están confundidos, dice Nuestra Señora, por estos cambios. Bien, Nuestra Señora quiere que se queden exactamente donde están. Recen cuando estén confundidos. No esperen encontrar pastos más verdes al dejar el veto que han tomado para resguardar. Están dedicados para ser representantes de El en Su Casa y ser un ejemplo. Ahora cuando piensan que salvarán almas saliendo al mundo, están siendo engañados. Porque cuando dejan su vocación, se destruyen a sí mismos y estarán en el infierno.

Nuestra Señora dijo que es un engaño el hecho que salvarán almas con salir al mundo. Un sacerdote de Dios debe permanecer dentro del espíritu. El no se (debe) exponer a la política. El no debe salir y vivir exclusivamente entre el mundo--abandonando su iglesia, así como las monjas abandonan los conventos, y pensando que él salvará a sus semejantes viviendo como ellos. No, él se sujeta a más tentación, y pronto él encontrará que disfruta de la vida exterior.

Bueno, lo que no sabe es que él tiene el regalo más grande dado a un individuo. El fue escogido para representar a Jesús y él volteo su espalda--no porque estaba enfermo ni fue forzado, sino que salió por su propio albedrío porque prefirió el mundo. Nuestra Señora ha estado muy afligida por ésto, porque éste ha sido el plan de satanás para tratar de destruir los conventos, cerrarlos, destruir la santa Iglesia, cerrar las iglesias.

Es un terrible dolor abrumador para Nuestra Señora cuando uno de Sus sacerdotes, un sacerdote ordenado, prefiere voltearle su espalda a Jesús cuando tan dolorosamente lo necesita, y salir al mundo. Es por ésto que rezamos tanto, porque satanás está luchando para destruir a los dedicados. Nuestra Señora dice "Ay de la monja que deja su convento y tienta a un sacerdote para que deje su vocación, por que el infierno reclamará a muchos".

Nuestra Señora quiere que les diga ésto también. Hay uno aquí esta noche que está contemplando dejar el sacerdocio. En lugar de probarse a sí mismo con solicitar una ausencia y salir al mundo, váyase a un monasterio recluido y retírese en oración y contemplación. No le pida la opinión a aquellos que están en el mundo, ya que el mundo ahora ha sido entregado a Satanás. Retírense dentro de la oración y pídanle al Espíritu Santo que los iluminen, ya que si buscan su respuesta en el mundo, estarán condenados.

Nuestra Señora dice que un sacerdote quien ha sido ordenado y con conocimiento voltea su espalda a Jesús, para preferir vivir la vida del mundo, para siempre ha perdido su privilegio como representante de Cristo, para entrar al Reino. Ya que cuando él voltea su espalda a su vocación, ya habrá vendido su alma a Satanás. El no entrará al Reino porque él ha negado la gracia más grande que se le puede dar a un hombre sobre la tierra--el ser llamado por Dios para ser Su representante.

Y ésto, dice Nuestra Señora, es tan importante que se debe de divulgar. Por que éste es el principal ataque de Satanás a los dedicados ahora, las monjas y los sacerdotes. Y las monjas también están siendo instrumentales en seducirlos fuera de la Iglesia. Ellas, también, terminarán en el infierno. Nuestra Señora dice que yo debo repetir, "Ay de la monja que deja su convento y tienta a otra a que la siga, por que ambas serán despedidas para siempre, eternamente, la condenación del infierno."

FIN