Satanas colocó a sus agentes entre vosotros a...

El Gran Concilio!

Víspera de la Asunción de la Virgen María14 Agosto 1974

Verónica-Comienzan a formarse las luces azules alrededor de los árboles y las luces cruzan a través del cielo - son de un color azul profundo, no pálido, sino un azul profundo. Ahora se pone muy claro y veo una habitación grande. La habitación no es de lujo; es un cuarto bastante grande con una mesa...es una mesa de apariencia tosca. Parece solamente una tabla de madera, tal vez partes de un árbol colocadas juntas, y otras partes del tronco de un árbol sostienen la tabla.

Ahora veo a muchas personas en el cuarto pero tienen sus cabezas inclinadas muy bajas, y todas sus cabezas están cubiertas. Reconozco a los hombres. Sus cabezas también están cubiertas con lo que parecen sábanas oscuras, como chales por encima de sus cabezas y están haciendo ruidos extraños. Parece casi como si estuvieran cantando, pero el canto suena como llanto.

Ahora dos hombres vienen hacia adelante y caminan hacia un lado de este cuarto. El piso del cuarto es de tierra, y las paredes - ellas parecen casi como las paredes de una cueva. ¡Oh! Veo una roca grande suspendida de dos piedras grandes. ¡Oh! Y veo a una señora; ella está acostada sobre esta tabla de madera y está toda cubierta con una sábana blanca.

Ahora todos los hombres y las mujeres caminan alrededor de ella y algunos de ellos se arrodillan, y una señora va donde está la cabeza de ella - ella tiene una especie de candelero. Hay tres candelas en él, y ella se ha puesto ahora un chal de color negro sobre su cabeza, y suena como si estuviera llorando - ella está llorando. Pero nunca he visto a alguien llorar así.

Ahora puedo ver hacia abajo y veo el rostro de la señora. Yo sé - ¡oh! Es Nuestra - yo sé quién es - ¡es Nuestra Santísima Madre! Ella parece estar dormida. Ahora, las mujeres salen del cuarto y veo a los hombres que van hacia el lado derecho del cuarto. Ellos se ven muy sorprendidos y el cuarto se pone muy claro. ¡Oh! ¡Y entrando al cuarto está Jesús! ¡Oh! ¡Se ve tan bello! Está vestido todo de blanco.

La luz es tan brillante que casi no puedo ver, y con El está San Miguel y las niñas más bellas - creo que son niñas - son ángeles jóvenes, querubines, y van ahora hacia allá.

Jesús va hacia...y El toma la mano de Nuestra Señora, ¡y Ella se sienta! Ella se está sentando, pero parece carecer de peso!- Ahora Jesús camina hacia la salida de la puerta - no es una puerta - no tiene puerta - es sólo una abertura, como una cueva y Nuestra Señora va con El; pero Ella no camina, Ella flota, y veo a todos los hombres allí. Se han postrado en el suelo y algunos de ellos sostienen sus rostros y otros miran, miran fijamente!- Ahora están afuera. ¡Oh! Es más bello afuera, pero hace bastante calor. ¡Oh! Veo ahora...el cielo es bello y Jesús y Nuestra Señora y San Miguel - San Miguel está detrás de Nuestra Señora y ¡Ellos suben, más y más y más! Suben alto al cielo. Ahora a Nuestra Señora se le ha caído esa sábana blanca que la envolvía; la sábana blanca se cayó. Y Nuestra Señora ahora tiene Su bella túnica blanca con un cinturón dorado, y tiene Su cabeza cubierta con un manto como capa, bella, que cuelga de Su espalda. Sólo La puedo ver por atrás, y puedo ver a Jesús. Su manto ahora ondea con el viento. ¡Oh! Y Ellos van...Ellos se hacen muy pequeños...Los puedo ver. Y escucho bellos sonidos - música - son como voces - ¡bellas voces! (Verónica trata de imitar los sonidos musicales.)

Ahora San Miguel va al lado de Nuestra Señora - Su lado izquierdo, y coloca algo sobre Su cabeza. Es...¡oh! Es una corona que va...El la colocó sobre Su manto. No puedo ver Su cabello. Es muy bella. Ahora parece haber una gran niebla - una niebla como de nube que se forma. Las nubes y el cielo se han cerrado. ¡Oh! (Pausa) ¡Oh!

Nuestra Señora-"Setenta y dos años de servicio al Padre."

Verónica-Nuestra Señora repite:

Nuestra Señora-"Setenta y dos años de servicio al Padre. Fuí honrada por el Padre en vuestros años de doce. Mis tempranos años, hija Mía, fueron pasados en reclusión. Yo, también, no estuve sin persecución cuando llevaba el apostolado de Mi hijo.

Nunca deberás relajarte o ceder a tu debilidad humana, porque se te dará la fortaleza para terminar tu Misión.

Es triste ver en el futuro, hija Mía, y saber que los enemigos de tu Dios ya están planeando deshacerse de un líder piadoso. El hombre justo se encontrará con mucha burla y persecución. Es la señal de vuestros tiempos.

Los líderes de vuestra nación y los gobernantes de vuestro mundo van rápidamente, y más rápidamente, sumergiéndose hacia adelante, trayendo el reinado del maligno, a quien vosotros conocéis como el anticristo de un mundo. El tiempo para su reinado ha sido establecido por muchos años. Muchas oraciones, muchos actos de expiación serán necesitados, o vuestro nuevo líder será removido de entre vosotros. Rezad, rezad mucho por él, porque el hombre justo se encontrará con mucha persecución.

Descansarás ahora, hija Mía, y Yo continuaré con el Mensaje para la humanidad dentro de un corto tiempo. Muchas oraciones son dolorosamente necesitadas." (Pausa)

Verónica-Nuestra Señora ahora viene hacia adelante. Ella está de pie del lado derecho del asta de la bandera. ¡Oh, Nuestra Señora se ve tan bella! Nunca La he visto con estos colores. Ella tiene puesta una túnica azul - es de un azul muy profundo y un blanco - oh, de la única manera en que lo puedo decir es - parece ser armiño con un borde dorado en todo el contorno. Y Nuestra Señora tiene una corona - ¡la más bella corona! Es dorada y tiene un...rojo - un rico terciopelo rojo por dentro, y el exterior está incrustada con piedras. Puedo ver lo verde y lo púrpura, un lila muy pálido, y blanco y un amarillo pálido - ¡es bello! Ahora Nuestra Señora mira hacia la derecha y la izquierda - y, oh, la corona atrapa la luz de las estrellas. Parece como, porque relumbra - ¡es tan bella! Solo puedo ver, solo un poquito del cabello de Nuestra Señora, porque la corona está puesta sobre Su cobertura de la cabeza -la pieza de Su cabeza que llega hasta Sus pies.

Ahora Nuestra Señora tiene puesto un par de sandalias. Son muy bellas. Las zapatillas son doradas, y, oh, Ella tiene una rosa dorada, como una rosita - son muy pequeñas - en el centro de Sus sandalias. Ahora puedo ver que Nuestra Señora está descalza excepto por los amarres de las sandalias que son dorados con una rosa dorada en cada pie. Ahora Nuestra Señora sonríe y se inclina.

Nuestra Señora-"Escucha bien, hija Mía, y repite después que Yo.

Hay gran engaño y decepción en el mundo. Tienes que darle a conocer al clero que Nosotros lamentamos mucho las acciones de muchos. Ellos están guiando a muchas de Nuestras ovejas hacia el camino del abismo. Muchos hacen esto en obediencia - muchos están mal guiados; pero sobre todo, muchos están vendiendo sus almas para llegar a la cima.

Los que tienen el rango más alto en la Casa de Mi Hijo, en las Casas a través de vuestro mundo, están empleando su rango para destruir muchas almas. Rezad, rezad mucho por ellos, ya que ellos, también, se quemarán en los fuegos del infierno.

El plan para el arribo del demonio 6 está en movimiento. Esto se llevará a cabo cuando el mundo y la Casa de Mi Hijo - Iglesia - se hayan unido como uno. ¡Sabed ahora que cuando la Iglesia y el mundo se hayan unido en uno, el fin estará cerca! Estáis siendo advertidos, y Yo os he advertido muchas veces, hijos Míos, pero estas advertencias ahora serán menos y menos ya que el reloj de arena se termina.

No digáis que esto no es cierto, que esto no sucederá, porque habéis ganado una postergación. Hay muchas almas víctimas aquí, hay muchas almas víctimas a través de vuestro mundo quienes detienen la balanza, quienes han sacrificado sus cuerpos humanos y sus naturalezas, por la redención y la postergación de vuestras almas.

Vosotros quienes habéis endurecido vuestros corazones y cerrado vuestros oídos a Nuestras advertencias, ¿cuándo despertaréis? ¿Cuándo sea demasiado tarde y no haya regreso?- Todo hombre fue, y es, una creación del Padre, ¡pero no todo hombre - o todos los hombres - entrarán al Reino del Padre! Solamente unos pocos serán contados en el conteo final. Todos vosotros recibiréis esta oportunidad y la podéis rechazar, o aceptar las gracias y el camino que os fue dado para ganar la vida eterna con el Padre, ¡o la condenación eterna en el abismo!- ¡No destruiréis la Casa de Mi Hijo - Iglesia - asociándoos con los enemigos de Mi Hijo! ¡No convertiréis al enemigo bajando las normas! Vuestro ejemplo tiene que ser uno de una Fe inamovible.

¡Cambio! ¿Qué necesidad hay de cambio cuando la base ha perdurado la prueba del tiempo? ¡Es el hombre insatisfecho, el hombre avaro y lascivo quien busca cambio! ¡¿Cambia él para llevar al hombre a Dios?! ¡No-o-o! ¡El cambia para quitar al hombre de Dios! - y entregárselo a Lucifer!- Satanás estuvo presente - él escuchó con oídos cuidadosos durante el Gran Concilio. ¡El atendió cada movimiento, y colocó a sus agentes entre vosotros! ¡Reconoced y reconstruid vuestro camino! ¡Habéis sido engañados! ¡Vais por el mal camino! Dad vuelta ahora, o sembraréis las semillas de vuestra propia destrucción.

¿Cuántas advertencias recibiréis antes que la Mano de vuestro Padre sea enviada sobre vosotros? Ninguna fecha doy a la humanidad, sino a unos pocos. Todos los que aceptan la gracia dada libremente con pedirla, no serán tomados inadvertidamente. ¡Ellos se prepararán! Toda la humanidad sobre la tierra deberá prepararse para la muerte.

Nosotros vemos a un mundo en el cual la humanidad va difamándose a sí misma y al Padre, revolcándose en toda clase de lujuria y placer, abominaciones - ¡aún en la Casa de Dios! El vive como si nunca fuese a morir! Ninguna carne humana será eterna, ¡pero el alma es eterna y vivirá para siempre! Hijos Míos, no destruyáis vuestras almas a cambio de los pocos años que seréis peregrinos sobre vuestra tierra.

Reunid vuestras gracias, guardadlas, una por una. Buscad estas gracias para que no tengáis que esperar en los profundos pozos del Purgatorio antes que podáis uniros con Nosotros. Yo bajo, hija Mía, muchas veces al pozo para aliviar a esos hijos Míos que sufren. Oh, cuán grande es Mi tristeza a medida que los vemos yendo a los pozos eternos de Lucifer, y ¡ (sin) Nosotros jamás poder recobrarlos!

Vosotros, en vuestra misericordia y amor de corazón, podéis recuperar muchos de los que en este momento de vuestro tiempo terrenal, están en el camino de la oscuridad y de Lucifer. Vuestros ejemplos, vuestras oraciones y vuestras obras - oraciones sin obras, hijos Míos, nunca tendrán éxito en recobrar almas - ellas deben trabajarse juntas: oraciones, obras y ejemplo. No desperdiciéis vuestro tiempo en ocupaciones frívolas. Trabajad para el Padre y vuestra recompensa será grande. Trabajad para Lucifer y recibiréis vuestra recompensa y para siempre lloraréis las lágrimas de los condenados.

Preguntas, hija Mía, de nuevo, acerca de la Bola de la Redención. Sí, la Bola está ahí afuera, hija Mía, en tu atmósfera. Habrá un gran Aviso, habrá un fenómeno de gran magnitud, y habrá un gran Castigo. Todo debe llegar a pasar; sin embargo, la humanidad sostiene la balanza de los eventos futuros.

Vuestro mundo pronto estará absorto en una catástrofe mayor como nunca antes ha sido vista por la humanidad - una guerra tan grande que ninguno escapará los efectos de esta gran catástrofe.

¿Qué podéis hacer, hija Mía? Podéis rezar y rezar. Manteneos sobre vuestras rodillas. ¡Tan pocos ahora doblan sus rodillas! La guerra es castigo por los pecados del hombre.

¡La irreverencia dada a Mi Hijo en Sus Casas sobre la tierra claman al Cielo por venganza!

Mujeres, no andaréis exhibiéndoos en desnudez en la Casa de Mi Hijo! ¡Cubriréis vuestras cabezas! ¡No porque entraréis en vanidad pensando que vuestro cabello es una belleza o una coronación gloriosa de vuestro ser! ¡Mirad a vuestra alma para encontrar vuestra gloriosa coronación! Vuestro cabello será cubierto de gusanos así como vuestro cuerpo entrará al polvo. Mejor que paséis vuestro tiempo puliendo vuestra alma que glorificando vuestro cuerpo.

¡Cubrid vuestros cuerpos delante de Mi Hijo! ¡No Lo difaméis ni Lo disgustéis por vuestra presencia y vuestra aceptación de pecado ante Su Divinidad! ¡Estáis desnudos como los paganos! ¡Cubrid vuestras cabezas! ¡No seguiréis el modernismo y las bogas de una generación malvada! ¡No! ¡Los ángeles exigen que todo respeto sea dado a la Divinidad del Hijo de Dios en las Casas a través del mundo!

No seáis mal guiados por falsos pastores - aquellos quienes les importa más su vida mundana y su vida fácil, y aquellos quienes no irán adelante porque su Fe se ha debilitado y no defienden a Mi Hijo ante los enemigos de Dios! ¡No! ¡Ellos, también, serán desechados junto con las cabras! ¡Os doy una justa advertencia! No puedo decir que el Padre está satisfecho con la enseñanza de los que El ha elegido para guiar a los niños y las ovejas del mundo! ¡No! Debo decir que hay gran tristeza en el Cielo."

Verónica-Ahora Nuestra Señora va hacia el lado izquierdo del asta de la bandera. Su cabeza está muy inclinada hacia delante. Ella se ve muy, muy, muy perturbada, pero Ella señala ahora hacia el convento - allá.

Nuestra Señora-"Hija Mía, ¿has visto los últimos atavíos? ¡Deshonrosos, pecaminosos, ¡creaciones lascivas de satanás! No hay verdadera vocación en la casa de las que visten así.

Ahora, Hija Mía, te daré una explicación muy digna para los jóvenes de tu mundo.

CABELLO LARGO

"El cabello largo llevado por Mi Hijo y aquellos quienes El eligió para ser Sus Apóstoles - ¿por qué su cabello era largo? Para que ellos fuesen rechazados por el mundo. En esos tiempos, hija Mía, únicamente los mayores, los viejos, llevaban el cabello de esa manera y los dedicados al rabinismo - el sacerdocio. No era la costumbre del día llevar el cabello largo. Si buscáis en vuestros libros de historia, encontraréis esto. Pero Mi Hijo no quería que Lo viesen con vanidad, aunque bella era Su cara. El escogió ser irreconocible entre las multitudes, como también los que El escogió para ser Sus maestros, los Apóstoles.

Por lo tanto, las enseñanzas de Pablo son verdaderas. Es una abominación que el hombre lleve su cabello largo. Leed el Libro de la Vida, leedlo y pedid al Espíritu Santo que os ilumine, y comprenderéis. No aceptéis estos libros escritos después del año terrenal de 1964, porque han sido cambiados para satisfacer a la humanidad.

¡No llevaréis vuestras vidas bajo la dirección del hombre, sino bajo la dirección de vuestro Dios! El plan para vuestra salvación os fue dado en el Libro de la Vida y del Amor, vuestra Biblia. Leedla y aprended de ella."

Verónica-Ahora Nuestra Señora extiende Su mano. Ella tiene un Rosario - un bello Rosario blanco con los Padrenuestros dorados y Ella tiene la cruz ahora, y la extiende, alto, delante de Ella, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Nuestra Señora ahora está de frente del lado derecho del asta de la bandera y Ella hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora está de frente y de nuevo hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Nuestra Señora-"Hija Mía, continuarás ahora con tus oraciones de expiación. Reza por los que Nosotros llamamos para que escuchen Nuestras amonestaciones y advertencias ya que el tiempo se acorta." (Pausa)

Verónica-Todos los que pueden, por favor, arrodíllense. Nuestra Señora ahora está del lado derecho del asta de la bandera. Y hay una gran luz que viene arriba de Su cabeza. ¡Oh! ¡Es Jesús! ¡Oh! ¡Oh! El se ve bello en la luz. La luz es tan fuerte. Apenas puedo mirarla. Ahora Jesús se acerca. El está de pie junto a Nuestra Señora. La luz de Jesús hace que la túnica de Nuestra Señora brille tan bellamente. ¡Oh! Ahora Jesús - El está vestido - es una túnica color crema y es muy floja, y tiene puestas sandalias marrón. Ellas se ven como cuero marrón - como sandalias de piel. Y El tiene Su capa - una capa alrededor de Su cuello. Ahora está hacia atrás, no es amplia. Puedo ver Sus mangas; son muy flojas y blancas. Parece una túnica de una sola pieza - de color crema - pero la capa es como de color borgoña.

Ahora El está de pie y se adelanta. Jesús levanta Su mano, así, con Sus tres dedos, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Ahora Jesús se inclina.

Jesús-"Hija Mía, continuarás divulgando el Mensaje del Cielo. Muchos brazos se te darán en tu necesidad. Cuando el Mensaje haya llegado al mundo, el juicio entonces será puesto sobre la humanidad. A todos, entonces, se les habrá dado tiempo para tomar su decisión.

Me entristece tener que amonestar a aquellos en Mis Casas a través de vuestro mundo, para que enmienden sus caminos que el Padre encuentra muy desagradables.

El estado individual del alma de Mis maestros es uno de preocupación, pero la dirección errada de los números de ovejas encomendadas a sus cuidados, es la preocupación de todo el Cielo. El Padre mira dentro de vuestros corazones y encuentra que muchos se han endurecido.

¡No habrá ninguna racionalización para el pecado! ¡No habrá ninguna aceptación de modernización de Mi palabra o de Mis enseñanzas! No hay ninguna razón - absolutamente ninguna razón - para encontrar nuevas maneras y crear nuevos métodos para llevar Mi palabra a las multitudes. El plan os fue sencillamente dado; por lo tanto, escuchad y aprended una simple lección. Estáis siendo advertidos que vuestras acciones actuales no son agradables al Padre y recibiréis un castigo de acuerdo a, y con medida de, este desagrado.

Nosotros no encontramos que seguís vuestras vidas de oración y sacrificio - se están convirtiendo en un credo olvidado. Yo os advierto ahora que no debéis estableceros como hombres comunes. Cuando os elegí para representarme como un sacerdote en Mi Casa, no fue para que os establecierais como hombre comunes, ¡porque no llevaréis las almas al Reino uniéndoos en su pecado! ¡La vuestra deberá ser un ejemplo puro y brillante! Debéis seguir vuestros votos de castidad y pobreza. Entre vosotros, encontramos que poco de esto se está practicando. ¡Vosotros os revolcáis en la inmundicia de la humanidad! ¡Vosotros saboreáis todos los placeres del mundo y estáis rompiendo las reglas del Padre! ¡Estos incluyen los Mandamientos dados a la humanidad! Despertad ahora - ¡no queda mucho tiempo para que hagáis expiación!

La misericordia del Padre es grande. Ninguno será perdido si él regresa ahora de su curso actual. ¡Regresad Mi Casa al estado de una base firme y enmendad las grietas que habéis forjado en las paredes! ¡Traed a Mis ovejas, reunidlas de nuevo en Mis Casas! ¡Ya no las disperséis por medio de vuestros ejemplos! ¡No cambiaréis Mis palabras! ¡No cambiaréis Mi dirección! Os mantendréis sobre el camino angosto y traeréis a Mis ovejas a este camino, o responderéis al Padre y seréis condenados como tales por haber destruido las ovejas encomendadas a vosotros."

Verónica-Ahora Jesús va hacia el lado izquierdo del asta de la bandera y El mira hacia abajo, y extiende Su mano, así. El dice suavemente:

Jesús-"Todos los sacramentales serán bendecidos. Muchos de ellos han sido removidos de entre vosotros. Vuestra armadura y vuestra protección han sido removidas de entre vosotros, pero guardaréis vuestros sacramentales y las imágenes en vuestros hogares. Satanás los remueve porque entonces él reclama vuestras almas y las de vuestros amados, mucho más rápidamente."

Verónica-Ahora El extiende Sus manos enfrente de El, así, y hace la señal de la Trinidad: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Jesús extiende Su mano, así. El está de pie del lado izquierdo del asta de la bandera y a medida que El extiende Sus manos, hay rayos que emanan de Sus manos y vienen ahora sobre el lado izquierdo hacia los terrenos; aquí sobre los terrenos. Van hacia...ellos son muy brillantes - son una combinación de luces azules y blancas. Trato de contar las corrientes de ellos - una, dos, tres, cuatro, cinco.

Y ahora arriba...arriba del estandarte de San Miguel, Jesús eleva ahora Su mano izquierda, y hay un arco que se forma, y debajo del arco hay un gran círculo con una bola con una cruz en la parte superior. Y contiguo a la cruz hay como una daga - una daga con una asa sobre ella, y debajo, contiguo a la bola y a la daga, la cruz está en la parte superior de la bola, y la daga está contiguo a la cruz y la parte de la cruz que va así. La daga con la asa es curva y debajo de la daga hay una letra extraña otra vez. Parece una "Y" pero es como una "U" con una línea hacia abajo. Es como una "Y" pero es como una "U" con una línea.

Ahora Jesús se adelanta. El está mucho más cerca ahora. El desciende por el letrero grande, largo, de San Miguel, y El se inclina.

Jesús-"Hija Mía, estáis confundida por los símbolos que te He dado. Con el tiempo, ellos se te darán a conocer."

Verónica-Ahora Jesús se eleva; El simplemente flota. El ni siquiera está caminando. El flota hacia arriba, arriba, arriba, al asta de la bandera, y Nuestra Señora viene hacia acá. Ella está de pie al lado derecho del asta de la bandera. Ahora Ella está de pie cerca de Jesús. Nuestra Señora sonríe. Ella se ve muy bella. Ella lleva la corona - la bella corona dorada. Jesús cambia la capa que El tiene - la capa de Sus hombros, y se la hala hacia delante, y extiende Su mano y hace la señal de la cruz, y dice:

Jesús-"Os bendigo a todos, hijos Míos, como el Padre y en el Espíritu Santo.

Verónica-En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús y Nuestra Señora ascienden. Ellos suben - están flotando hacia arriba, hacia el lado derecho del asta de la bandera. Ahora Nuestra Señora se inclina - y hace mucho viento allá arriba porque su falda ondea y la capa de Jesús se enrolla alrededor del asta de la bandera, debido al viento. Y Nuestra Señora dice:

Nuestra Señora-"Continuarás ahora, hija Mía, con tus oraciones de expiación. Muchas son necesitadas."

FIN