Remováis de vuestro país las fuerzas de satanás...

Las Naciones Unidas

Víspera de la Madre Dolorosa13 Septiembre 1974

Verónica-Hay una gran luz ahora que viene justo más allá de los árboles. Oh, hace que el área se vuelva muy, muy iluminada. Oh, es tan bella. La luz es blanca, no tiene el matiz azul. Ahora viniendo a través de la luz veo a, oh, es San Miguel. Oh, es San Miguel. El tiene puesto un traje corto, con polainas como cordones. Parecen como...piernas y él ve hacia abajo ahora. El carga una lanza muy larga y la balanza está en su mano izquierda. Ahora él se adelanta. Oh, San Miguel es muy, muy grande. Oh, él cubre casi todo el cielo, pero no se ve desproporcionado.

San Miguel-"Hija Mía, la Reina del Cielo y de la tierra, la Mediadora entre Dios y el hombre, te ha preparado bien.

Los santos y los que fueron purificados por la sangre del martirio, ellos se unen a todos en el Cielo clamando por venganza en contra de la humanidad engañosa y de las abominaciones que ofenden al Padre Eterno - ¡abominaciones en la Casa de Dios!

La humanidad, al entrar en profunda oscuridad, se ha establecido a sí misma para remover de entre vosotros el conocimiento de lo sobrenatural. ¡De esta manera, caeréis más fácilmente a las tinieblas y a la destrucción eventual del abismo!

Escucharéis y seguiréis la dirección de la Reina del Cielo, ¡o recibiréis una justa recompensa! El castigo que será enviado sobre la humanidad será medido de acuerdo a los pecados y a las abominaciones en la Casa de Dios y en los corazones del hombre."

Verónica-Ahora el cielo se abre. Es exactamente como una cortina que se abre. Puedo ver nubes oscuras, nubes muy oscuras que se enrollan y se abren, y, oh, Nuestra Señora se adelanta. ¡Ohh! ¡Ella es tan bella!

Nuestra Señora está de pie al lado izquierdo del asta de la bandera. Ella viene hacia delante muy rápidamente.

Ahora en Sus pies, a medida que el viento atrapa Su túnica, puedo ver que Nuestra Señora tiene zapatillas doradas y en cada dedo, no en los dedos, sino en la punta de Su zapatilla, hay una rosa dorada. Nuestra Señora - Sus pies se ven muy delicados en las zapatillas. Ella se ve tan bella. Con la luz a Su alrededor, Su túnica se ve muy, muy blanca y la luz atrapa el adorno de Su manto que cubre Su cabeza, que Le da la vuelta a Su cabeza, baja a Sus hombros y (llega) a Sus pies. Es como un abrigo, una cubierta exterior.

Nuestra Señora tiene un Rosario a Su lado. Oh, es el Rosario blanco con los Padrenuestros dorados. Ahora Nuestra Señora se lo quita de alrededor de Su cintura. Ella tiene, lo que Nuestra Señora llama, "una faja, hija Mía, alrededor de la cintura." Una faja, como un cinturón pero Nuestra Señora lo llamó una faja alrededor de la cintura.

Ahora Nuestra Señora extiende Su Rosario en una mano, así. Ella busca entre los dobleces de Su túnica y sostiene - oh, Nuestra Señora sostiene un Escapulario, un Escapulario marrón. Oh, es un Escapulario marrón muy grande, y puedo ver el dibujo sobre él - de Nuestra Señora sosteniendo al Infante Jesús. Oh, es muy pronunciado. Ahora Nuestra Señora se inclina.

Nuestra Señora-"Hija Mía, ésta es tu armadura y la armadura para toda la humanidad. Con estos sacramentales, Nosotros resistiremos los ataques de satanás y sus agentes. Sí, hija Mía, los agentes del infierno, los demonios del abismo siempre se reúnen alrededor de un santuario de pureza. Ellos nunca duermen.

Ha sido considerado necesario por el Padre, daros una fotografía de los transportes del infierno. Informaréis a vuestros hombres de sabiduría - científicos - que los vehículos conocidos como U.F.O.s (Ovnis) no son sino transportes del infierno enviados para engañar y confundir a la humanidad y colocarlas en busca de otro mundo que no existe.

Vuestro protector y el guardián de vuestra Fe no ha sido regresado a las Casas de Mi Hijo. Sabed que os engañaréis a vosotros mismos con esta acción. ¡Miguel tiene que ser regresado a las oraciones y los corazones de la humanidad! Todo el clero, todos los pastores del rebaño, tienen que alabar al Padre a través de Su guardián, Miguel. ¡Tenéis que regresar a Miguel a vuestras oraciones después del Santo Sacrificio!

Hombres de Dios, ¿habéis olvidado vuestros votos? Orgullo intelectual, hija Mía, ha colocado a la humanidad sobre el camino hacia su propia destrucción.

Vuestro país, hija Mía, está en un estado desesperado del alma. Sin un cambio mayor o una intervención del Padre, muchas almas serán perdidas. Rezad una constante vigilia de oración. Rezad para que satanás no entre dentro de vuestros hogares y reclame a vuestros hijos. ¡Muchas madres llorarán amargas lágrimas de angustia. ¡Demasiado tarde! ¡Demasiado tarde! ¡Preparaos ahora para lo que está por venir!

¡Vuestro país, hija Mía, y los países de la tierra se han convertido en pozos negros de pecado! Vuestros líderes adoran las creaciones de sus manos. ¡Ellos buscan poder para destruir! Ellos establecerán entre ellos mismos una iglesia del hombre, ¡que excluirá a Mi Hijo de entre vosotros! ¡Satanás se sentará sobre los altares de las Casas de Mi Hijo! Reza, reza, hija Mía - días desesperados esperan a la humanidad.

El plan para la capitulación y caída final de vuestro país, América la bella - ¡profanada para una ganancia! ¡El plan se desenvuelve rápidamente! Vuestro gobierno, vuestros medios de comunicación, se han entregado a los agentes de satanás.

Sí, hija Mía, si el hombre hubiese rezado más y hubiese ido al Padre, mucho pudiese haber sido evitado. Al hombre se le ha dado libre albedrío y está en el plan del Padre que él, como hombre y humano, busque su vida eventual en el Reino de Dios, o con satanás en el abismo.

Rezaréis mucho por vuestros líderes en vuestro gobierno, corrupción y engaño abundan en vuestro país.

Es triste, hija Mía. ¡Verdaderamente soy la Madre de Grandes Dolores! Puñales atraviesan Mi Corazón. Derramo lágrimas de sangre."

Verónica-¡Oh! ¡Oh! ¡Ahora hay sangre! ¡Nuestra Señora extiende Su Rosario y hay sangre, ahora, que viene de Su rostro, de Sus ojos, y cae sobre Su túnica! ¡Oh! ¡Tanta sangre que ahora la túnica está manchada de rojo! ¡Ohh! ¡Oh! ¡Oh! (Verónica llora).

Nuestra Señora-"Hija Mía, no puedes enjugar estas lágrimas de sangre. ¡La sangre de los mártires de antaño y de los mártires del futuro estará contigo!- Hija Mía, hay muchos ejércitos a los cuales se les ha dado la Luz del conocimiento para llevarle a la humanidad la verdad en la fe. Trabaja y reza mucho. Se te enviarán muchos brazos para ayudarte en esta cruzada de Luz en contra de las tinieblas de satanás.

Te he dicho en el pasado, y debo repetirlo, hija Mía - una cruz pesada será llevada por todos quienes se mantienen firmes en la Fe con Mi Hijo. Tú, hija Mía, y otros, quienes darán el ejemplo para los que serán salvados, ¡debéis aceptar una vida de martirio!- Seréis rechazados, seréis ridiculizados, y tenéis que ser, hijos Míos, diferentes. Si fuerais del mundo, seríais aceptados, pero ahora que el Padre os extiende la gracia para ser de la Luz, ¡seréis rechazados por vuestro mundo que ahora está en manos de satanás! ¡Su tiempo se acorta! ¡El trabaja rápidamente por las almas! Debéis aumentar vuestras vidas de oración y sacrificio.

¡Hay muchos traidores, enemigos del Padre del Cielo en las Casas de Mi Hijo! Ellos caerán como fruta podrida cuando Nosotros sacudamos los árboles - ¡ese día cuando Mi Hijo enderezará todo! ¡Todo lo que está podrido, caerá! ¡Un buen árbol no producirá mala fruta! Por sus frutos les conoceréis.

Hija Mía e hijos Míos, no seáis engañados por las caras del mal que os llegan como ángeles de luz pero que son lobos rabiosos buscando corromper y destruir.

Mi Hijo es una base firme. ¡Su Casa pasará por mucha tribulación pero nunca será destruida! Antes que caiga la Casa de Mi Hijo, ¡la humanidad será purificada con fuego! El sol abrazará vuestra tierra, y la piel se quemará y se secará, y volará de los huesos, como si nunca hubiese estado. ¡Ojos verán y muchos aún no podrán creer, tan débil es la Fe! Cuando Mi Hijo regrese, ¿encontrará El, hija Mía, aún una llamita de Fe? Los números salvados estarán contados entre los pocos. Reza, reza mucho, hija Mía. Días de gran prueba están por delante.

Los líderes en las Casas de Mi Hijo sobre la tierra, los que Lo representan, ¡tienen que dar un mejor ejemplo como pastores! Estaréis ante Mi Hijo, vosotros como pastores, ¿estaréis delante de El y diréis que vuestras enseñanzas han sido puras a Su vista? ¡Nooo! ¡El verá a través de vosotros y os arrojará a los fuegos del infierno!

Las advertencias han llegado tarde para muchos, hija Mía. ¡Otros han endurecido sus corazones y sus ojos están ciegos a medida que se han entregado a sí mismos a los placeres de la carne, y las riquezas del mundo! Muchos han vendido sus almas para llegar a la cima.

Las Casas de mi Hijo, hija Mía, las Iglesias de la tierra, ¡van por mares turbulentos! ¡El se mantiene firme en el timón! ¡No Lo abandonéis! ¡Rezad! ¡Rezad que ellos no remuevan de entre vosotros los tabernáculos! ¡Escuchad, hijos Míos, tengo un mensaje de gran importancia para que aprendáis! ¡Escuchad bien!

Rezaréis por los líderes de vuestro país. Rezad para que aquellos quienes vienen a despojar y destruir, sean removidos a tiempo para que vuestro país pueda ser salvado del castigo, el Castigo planeado por el Padre.

Solamente hay un camino para entrar al Reino del Cielo, hijos Míos. Es a través de Mi Hijo, en el Padre.

Todo el que niega a Mi Hijo como el Cristo resucitado, ¡es del anticristo y está en contra de Mi Hijo y Su Casa sobre la tierra! ¡No os unáis a ellos por medio de los engañosos caminos de satanás que vosotros llamáis hermandad y amor! ¡Buscad la verdad debajo de la superficie!

¡Satanás es el padre de todos los mentirosos! Muchos en vuestro gobierno, hijos Míos, son mentirosos, porque se han unido a la sinagoga de satanás. Rezad, rezad para que ellos cambien y enmiendan sus caminos para que vuestro bello país no se una a los que se han entregado a los enemigos de Dios!- Por el dinero, ¡el mundo regatea por almas! Por dinero, muchos perderán la Fe! ¡Por dinero, muchos venderán su confianza como pastores! Por dinero, vuestra nación y los países del mundo, llevarán a sí mismos al borde de la destrucción por medio de la promoción de una gran guerra; una guerra que afectará las vidas de cada hombre, mujer y niño.

¡Será un tiempo de gran tribulación para todos! Una tribulación tan grande que si Mi Hijo no tuviese piedad de vosotros, e interviniese, ninguna vida permanecería sobre vuestro planeta. Rezad, rezad, hijos Míos, ya que no sabéis lo que está por delante para vosotros.

Es la dirección del Padre Eterno, que remováis de vuestro país las fuerzas de satanás que andan ahora desenfrenadas en el grupo que llamáis, las Naciones Unidas.

¡Tenéis, como nación, que alejaros de este grupo de satanás! ¡Habéis abierto vuestras puertas a los enemigos de Dios! Estos enemigos no os defienden, sino que os atienden para arrojarse sobre vosotros como aves de rapiña! ¡Ellos os están trayendo a vuestras rodillas ahora, hijos Míos! Como aves de rapiña, ellos esperan su tiempo.

¡No seré repetitiva, hija Mía, en Mi discurso de las muchas abominaciones y atrocidades que condenan a las almas de la humanidad al infierno! En pureza de corazón, en pureza de espíritu, redimíos viniendo a Mi Hijo en creencia. Creed y se os dará el camino."

Verónica-Ahora veo a ese caballo negro. Es un caballo - galopa directamente a través del cielo ahora. Es un caballo negro y hay un hombre horrible montado sobre él. Está vestido todo de negro. El parece como un ejecutor porque tiene un - parece algo para cortar grama - es como un azadón con forma de Y. ¡El es el segador (la muerte) - segador! La palabra "segador" está escrita arriba en el cielo sobre su cabeza. "Muerte - Hambruna - Inanición. Todas las palabras están escritas ahora en el cielo. Oh, oh, él cruza el cielo rápidamente a galope. Ya no lo puedo ver. El ha ido más allá de los árboles. Oh, oh, Madre Santísima.

Nuestra Señora-"Los enemigos dentro de vuestra casa, hija Mía, buscarán silenciarte. No temas, estás protegida por uno de los guardianes más altos del Reino.

Sí, hija Mía, satanás puede matar, pero solamente si el Padre permite ésta para el mejoramiento de la humanidad. Como te he dado direcciones en el pasado, tienes que seguirlas, hija Mía, pero de tu propia libre voluntad aceptarás las consecuencia si no escuchas. Cierra con llave tus puertas a todos menos a tu familia inmediata y a los trabajadores más cercanos. Tienes que descansar más. No ganarás almas socializando. Mejor que reces, porque el silencio es, a menudo, dorado. Tus paredes, hija Mía, han desarrollado orejas.

No, hija Mía, satanás no puede leer tu mente. Esto es una gran gracia. El solamente puede seguir vuestros planes por vuestra expresión y acciones exteriores. Aprende a comunicar por el espíritu, hija Mía. Piensa tu camino hacia Nosotros. Reza interiormente. Muchas palabras multiplicadas de la boca, no necesariamente te traen grandes gracias. Mejor unas pocas (palabras) que salgan del corazón que parloteo constante sin sentido.

Mucha de vuestra Fe en gracias e indulgencias, hija Mía, ha sido removida. Reunid los libros que os fueron dados en el pasado. Aunque la humanidad se ha establecido a sí misma por encima de Su Dios para remover éstos de entre vosotros, sabed que en la voluntad del Padre, ellas (indulgencias) no han sido removidas. Recibiréis todas las numerosas gracias de indulgencias como fuisteis dirigidos por vuestros buenos líderes de antaño. Rezad una constante vigilia de oración. Todos los que rezan juntos indudablemente, hija Mía, permanecerán juntos, unidos en contra del enemigo común de Dios. ¡No debéis, hijos Míos, comprometer la Fe de la Casa de Mi Hijo! No salvaréis almas encontrandoos con ellos cuando ellos se han alejado y protestado en contra de la enseñanza verdadera de Mi Hijo. Tenéis que regresarlos a Su Casa, no demoláis Su casa ni entréis sobre los que han caído y construido otra estructura. ¡No! Remendad las grietas en la Casa de Mi Hijo. Dad un mejor ejemplo y las paredes harán eco a las alabanzas del Padre y el regreso de muchas almas a la Luz.

No habrá, hija Mía, una única religión mundial si hay suficientes oraciones para contrapesar los planes de satanás. Nosotros pedimos muchas víctimas - almas víctimas, quienes harán reparación al Padre por aquellas ofensas que ahora hacen pesada la balanza, empleada para determinar el grado del gran Castigo sobre la humanidad.

Rezad mucho; llevad vuestros sacramentales e id adelante con vuestros guardianes."

Verónica-Ahora Nuestra Señora va al lado izquierdo del asta de la bandera por los árboles, y Ella está ahí de pie y extiende Su Rosario, la cruz. Ella lo toma y hace la señal de la cruz sobre las personas: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Y ahora detrás de Ella está San Miguel, y hay muchos, muchos otros ángeles. Yo reconozco a dos en particular porque son extremadamente, extremadamente grandes. ¡Oh! Ellos son tan imponentes, pero no se ven anormalmente grandes. Es sólo que Ellos cubren todo el cielo - San Rafael, San Gabriel. ¡Oh!

Nuestra Señora-"Siéntate ahora, hija Mía, y únete a las oraciones de expiación.

Ves, hija Mía, el por qué es mejor tener más de un Rosario sobre tu persona. El Rosario...mucho entre la humanidad. Es solamente debido a que las cuentas no son dichas - rezadas - lo suficiente, para que encuentres las cuentas débiles. Reza más y fortalecerás tus cuentas." (Pausa)

Tengo un gran secreto que darte y a todos quienes están bien informados. Comida humana no es necesaria. Sabed que hay un secreto que os revelo en este momento - podéis ser nutridos con el Cuerpo y la Sangre de Mi Hijo. El secreto, hija Mía, es que seréis alimentados con el maná del Cielo.

Preguntas, hija Mía, ¿qué es `maná'? En este momento, hija Mía, solamente llamémosle la comida de los ángeles." (Pausa)

Trae tu asiento hacia delante, deseo conversar contigo. Has seguido Mis direcciones bien, de leer las escrituras del buen Juan, San Juan, como deseo que El sea conocido sobre la tierra. El Padre lo empleó como instrumento para daros el conocimiento de los tiempos finales. Yo explicaré la parte, hija Mía, que más te tenía perpleja.

Todo está en forma simbólica, pero si rezáis al Espíritu para la Luz, vuestras mentes serán abiertas a la verdad. Sabed que habrán dos fases con el cierre del Libro del Apocalipsis puesta sobre el pergamino por San Juan, el buen Juan, en la isla.

Habrá gran prueba y castigo, tribulación en la Casa de Dios, las Casas de Dios, a través del mundo y en la vida laica del ser humano. La lucha será una guerra de los espíritus. Las páginas de los tiempos apocalípticos deben dar vuelta. Todos los que permanezcan después de esta gran prueba, se unirán con Mi Hijo para establecer el Reino que os He prometido, el tiempo de gran paz. Será únicamente con vosotros, esta gran paz prometida, en el regreso, la Segunda Venida de Mi Hijo, Jesús.

Después de la gran tribulación, el número de los salvados, estará contado entre los pocos. Ellos se unirán con Mi Hijo y continuarán con una vida de gran gozo y gloria al Padre como fue planeado en el principio. Satanás nunca más tentará a nadie hasta el (cumplimiento del) tiempo que se le permite a él antes del gran y final juicio.

Satanás será encadenado, hija Mía, durante un número de años terrenales. El ya no andará vagando para tentar a la humanidad. Mi Hijo será el Soberano sobre la tierra y después de este tiempo, satanás será soltado una vez más para tentar a la humanidad, ya que el hombre, entonces, evolucionará de nuevo a su naturaleza humana y se encontrará a sí mismo ofendiendo al Padre y pecando una vez más.

Entonces vendrá el juicio general final sobre la humanidad, el fin del tiempo. Será en este tiempo que vendrá sobre vosotros un nuevo Cielo y una nueva tierra - la Nueva Jerusalén prometida desde el comienzo del tiempo por el Padre.

Vuestro espíritu regresará a vuestros cuerpos. Unidos estarán el cuerpo y el alma, y como tales, seréis puestos a juicio.

Eso, hija Mía, te dará un conocimiento condensado de lo que descansa en las páginas que te pedí que leyeras.

Debes, hija Mía, despertar a vuestros hermanos y hermanas al hecho que los días venideros todos han estado en el plan del Padre, conocidos para El ya que El conoce todo lo pasado, futuro y presente. Leed el Libro del Amor y de la Vida, vuestra Biblia. No desechéis estos días apocalípticos, hijos Míos. Tratad de descifrar estos símbolos y secretos. No son difíciles. Escondida dentro de las páginas, encontraréis la historia completa de los días venideros; sin embargo, las páginas darán vuelta únicamente conforme la humanidad lo considere, lentamente o más rápidamente. En el tiempo actual, hija Mía, es como si un gran viento hubiese tomado el Libro y lo hubiese volado lejos, y las páginas dan vuelta más rápidamente, y más rápidamente, trayendo al hombre más rápidamente al fin de su tiempo.

No tengas miedo, hija Mía, de repetir todo lo que te he dado a conocer. Te llamarán una profeta del juicio final. Ay, pero, hija Mía, cuán triste será cuando ellos reconozcan todo lo que les fue dado, el conocimiento que ellos escogieron desechar, importándoles más las cosas de su mundo que los gozos y tesoros del Cielo que nunca pueden ser saqueados ni removidos. ¡Una vida eterna con felicidad y gloria desechada por los placeres del mundo de satanás! Oh, hijos Míos, no es de extrañar que Mis lágrimas caigan. ¡Ellas caen como lágrimas del Cielo! ¡Verdaderamente soy una Madre de Grandes Dolores.

Sí, hija Mía, Nosotros escuchamos todas estas palabras - Yo digo palabras - de paz, paz, paz y hermandad, pero el hombre nunca encontrará la paz, ni verdadera hermandad, sin su Dios.

¡El no se unirá como uno - las maneras del mundo y la Casa de Mi Hijo, Iglesia! ¡El hombre no será establecido como un ídolo para adorar! ¡El seguimiento de este curso ha condenado a muchos al infierno! Sean laicos o llevando mitras sobre sus cabezas - ¡ellos, también, han caído al abismo! Ellos en su libre albedrío, han escogido ofender al Padre y descartar la confianza dada a ellos en su vocación.

Regresad la Casa de Mi Hijo al estado de santidad y pureza. No os quedéis silentes ya más. Disciplina, pastores, ¿dónde está la disciplina? No contaréis almas llenando vuestros cofres. Colecciones diarias - ¡cambistas en el templo!

Los regalos del Cielo, que son eternos, no tienen precio sobre ellos. Ellos son gratis al ser pedidos. Pedid, y recibiréis, hijos Míos.

Hija Mía, habrán muchos...fuertes con la Fe pero no con ganancia material, ni tan siquiera las comodidades del cuerpo humano. Ellos vivirán en el espíritu, ni buscando aprobación, la alabanza del mundo ni cualquier ganancia mundial, aceptando un compromiso y votos de castidad, piedad y pobreza. Nosotros pedimos ésta en reparación por las muchas doncellas tontas quienes han desechado en este tiempo sus votos cuando ellas se convirtieron en esposas de Cristo. Ellas Lo desecharon, Lo divorciaron de sus corazones y buscaron los placeres del mundo y de la humanidad.

Muchos hogares son profanados por el ejemplo de los padres de familia. Los niños, inocentes víctimas de sus mayores, ¿qué será de ellos? ¡Rezad, rezad por los niños! Padres de familia, vosotros quienes habéis escuchado Mis palabras de advertencia, ¡proteged a vuestros hijos de satanás ya que él se ha sentado a sí mismo ante vuestras puertas! El espera para devorar a vuestros hijos cuando salgan de vuestras casas, colocando a agentes entre vosotros.

Vuestro ejemplo debe ser uno de fortaleza y Fe. Mantened la Fe en los corazones de los que amáis porque las almas de quienes tocan a vuestras puertas, debéis apiadaros de ellas, ya que ellas se revuelcan en maldad. Rezad por todos los hombres de pecado. (Pausa)

Verónica-Ahora, todos los que puedan, por favor, arrodíllense como un acto de expiación, porque muchos no doblan la rodilla ante Jesús durante el Santo Sacrificio, dice Nuestra Señora.

Ahora Nuestra Señora señala hacia arriba y el cielo se abre, y, oh, Jesús viene hacia adelante. El no tiene puestos zapatos. El tiene los pies descalzos y tiene puesta Su túnica blanca y Su manto es rojo, como un rojo borgoña, y está amarrado alrededor de Su cuello. Y debe de hacer mucho viento allá, porque Su manto ondea, y Jesús sonríe. Ahora El extiende Sus manos delante de El y los rayos emanan de Sus manos. Ellos bajan ahora, oh, son tan brillantes, de ambos lados del asta de la bandera. ¡Oh! Una de Sus manos señala a - los rayos bajan sobre mi lado derecho, allá. ¡Oh! Oh, son tan brillantes. Y ahora Jesús tiene Su mano derecha, los rayos también bajan del lado izquierdo del asta de la bandera. Oh, se vuelven de colores ahora. Los rayos se ven verde y azul; oh, todos los colores del arco iris. ¡Oh, son simplemente bellos! ¡Oh!

Jesús asciende arriba del asta de la bandera y El baja por - justo un poco arriba del estandarte de San Miguel. Ahora Jesús se inclina y une Sus dedos, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Y ahora Jesús ve hacia abajo.

Jesús-"Os bendigo, hijos Míos, como el Padre os bendice en el Espíritu Santo. Vuestras oraciones de expiación traerán de regreso a muchos quienes de otra manera estuviesen destinados para el abismo."

Verónica-Ahora Jesús va hacia el lado izquierdo del asta de la bandera y Nuestra Señora está con El. ¡Oh, Ella es tan bella! Hay una gran luz alrededor de la cabeza de Nuestra Señora. Oh, noto ahora que Ella tiene puesta una pequeña corona, un círculo dorado. Es casi como - casi, sin embargo, como una corona de espinas. La corona es un círculo pero está tejida casi como las espinas que Jesús tuvo en Su crucificción.

Oh, ahora Jesús viene y mira hacia abajo. Y El extiende Su mano, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Y ahora Jesús se acerca más.

Jesús-"Hija Mía, trabajarás con mucha prisa. El tiempo se acorta. El enemigo ha entrado dentro de tu gobierno. Reza mucho por él. Los demonios poseen a muchos. Ellos vienen en grandes multitudes porque conocen el poder de la oración en tu área. Si ésta es removido, vuestra ciudad, vuestro estado, y vuestro país, pasarán por un período de gran sufrimiento nunca antes visto en este país."

Verónica-Ahora Jesús va hacia el lado derecho del asta de la bandera y extiende Su mano de nuevo, y Nuestra Señora ahora viene delante de El y Ella extiende Su Rosario mientras Jesús extiende Su mano y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Jesús-"Os doy gracias adicionales, Mis dedicados. Los que se mantienen fieles a sus enseñanzas, sabed que no responderéis a nadie sino al Padre. La eternidad es para siempre. No regateéis vuestras almas por los pocos años que tenéis sobre vuestro planeta tierra."

Verónica-Ahora Jesús asciende alto. El parece simplemente flotar hacia atrás. Oh, El es simplemente llevado y Nuestra Señora está ahí y mira hacia abajo.

Ahora San Miguel viene de atrás de los árboles del lado derecho, y detrás de él hay bellos - son como niños - son pequeños ángeles. Están vestidos en todos los diferentes colores del arco iris. Oh, son bellos, son simplemente bellos. ;Oh, tienen flores alrededor de sus cabezas; son guirnaldas florales de rosas. Algunas son amarillas, y el pequeño ángel parece como la figura de una niña pequeña, una niña, parece un ángel niña, y ella tiene un círculo de rosas rosadas alrededor de su cabeza. Y contiguo a ella hay un ángel vestido todo de blanco - pero son ángeles - una figura como de niño tiene una guirnalda como de hojas alrededor de su cabeza. Nuestra Señora se adelanta.

Nuestra Señora-"Hija Mía, ¿qué ha sucedido con las procesiones en honor de vuestro Dios y el recuerdo del sufrimiento de Mi Hijo? No vemos ninguna sobre la tierra. ¿No puede ésta ser restaurado para la gloria del Cielo?"

Verónica-Oh, Nuestra Señora se refiere a la falta de procesiones y expiación exterior al Padre.

Nuestra Señora-"Recuerda, hija Mía, que He pedido que sean llevados guantes en las procesiones públicas."- Mitones son guantes, dice Nuestra Señora. Ahora Nuestra Señora toma Su crucifijo dorado; Su Rosario es bello. El Rosario que Nuestra Señora lleva - las cuentas son blancas, muy grandes, pero ellas parecen ser casi rosadas. Ellas atrapan la luz a cada vuelta. Son como perlas - nunca he visto perlas de verdad, pero son, como me imagino que son las perlas, porque parecen atrapar todos los colores del arco iris al girar y brillan bellamente. Y los Padrenuestros, las cuentas deben ser de oro sólido. ¡Son tan bellas! - y el crucifijo - Nuestra Señora tiene un crucifijo y no veo un corpus sobre él. Es un crucifijo sin el corpus, pero - y ahora Ella hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Y Nuestra Señora sonríe y flota hacia arriba. San Miguel está detrás de Ella, y los ángeles pequeños - son tan pequeños - son como querubines, casi, vestidos en largas túnicas de diferentes colores: rosado, azul, un naranja profundo. Un bello naranja, un color que nunca he visto antes, pero la combinación como de un naranja y marrón. Y ahora ellos viene con Nuestra Señora y Ella se inclina y sostiene Su Rosario, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Nuestra Señora-"Enviamos sobre vosotros, hijos Míos, muchas gracias. Gracias de curación y gracias de conversión - gracias en abundancia al ser pedidas. Enviamos hacia delante una lluvia de rosas sobre vosotros y las gracias serán tan abundantes como los pétalos de las rosas."

Verónica-Ahora San Miguel se adelanta y él está a la par de Nuestra Señora, y dice:

San Miguel-"Honrad bien a la Madre de Dios, la verdadera Rosa Mística del Reino del Cielo."

Verónica-Y Ahora San Miguel está, ahora - él está detrás de Nuestra Señora y señala con su espada - es como una larga lanza -arriba de la cabeza de Nuestra Señora. El dice:

San Miguel-"Hago ésta, hija Mía, en reverencia a la Reina del Cielo por las muchas ofensas a Su Inmaculado Corazón que están siendo cometidas en estos tiempos en los corazones de la humanidad, y sobre vuestra tierra."

Verónica-Ahora Nuestra Señora asciende, arriba, arriba, hacia los árboles del lado derecho, con San Miguel. Nuestra Señora ahora se inclina:

Nuestra Señora-"Continúa, hija Mía, con tus oraciones de expiación. Son dolorosamente necesitadas en este tiempo."

FIN