¡Todos serán destruidos que toleran...

Homosexualismo!

Víspera del Domingo de Pentecostés2 junio 1979

Verónica-Las luces se están formando en todo el contorno de los árboles. Son luces pequeñas, redondas, lucecitas pequeñas de color celeste pálido que se prenden y se apagan. Son las luces de aviso de Nuestra Señora que nos indican que nos preparemos porque Ella está por llegar.

Ahora muy arriba de la estatua de Nuestra Señora el cielo se abre. Es como una luz circular que viene de lo más profundo del cielo, y al adelantarse, se extiende en dimensión. Nuestra Señora está directamente en el centro de la luz. Ella viene bastante rápido. Nuestra Señora no camina--Ella flota. ¡Oh, se ve bellísima!

Nuestra Señora tiene puesta una túnica blanca, una túnica de color blanco puro con una banda azul en Su cintura. Su manto esta noche es de un color celeste muy pálido. Y en todo el borde de Su manto, en el contorno, hay como una pulgada y media de adorno trenzado de color dorado. Nuestra Señora tiene puestas sandalias de apariencia muy delicadas; tienen una pieza que atraviesa Su empeine. El colorido es de un dorado parecido al adorno trenzado de Su manto. Nuestra Señora mira a Su derredor. Hace bastante viento porque Su manto está siendo batido.

Nuestra Señora ahora mira hacia Su derecha, y Ella saca Su bello Rosario de Su cintura--el Rosario con las cuentas doradas grandes de los Padrenuestros, y las cuentas de las Avemarías que parecen ser de todos los colores del arco iris. Nuestra Señora ahora se mueve. Ella toma de entre Sus manos el crucifijo, y lo besa, así. Ella extiende el crucifijo ahora y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Nuestra Señora tiene una sonrisa suave, una sonrisa triste en Su rostro esta noche. Debe de haber algo que toca Su Corazón muy hondamente porque Nuestra Señora no está sonriendo felizmente, aunque sí con compasión, mezclada con tristeza profunda.

Nuestra Señora se mueve ahora hacia Su lado izquierdo, que sería nuestro lado derecho, y extiende Su Rosario hacia afuera--el crucifijo de Su Rosario--el bello, enorme, crucifijo dorado, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Ahora directamente detrás de Nuestra Señora, el cielo pareciera iluminarse con color. El colorido es un celeste, como el cielo por las tardes; tan claro, casi como de un color blanco.

Y ahora directamente detrás de Nuestra Señora, hay muchas, muchas figuras de ángeles que vienen a través del cielo. San Miguel ahora está directamente arriba de los ángeles en el cielo. Yo no lo había notado antes debido al agrupamiento de algunos de los ángeles alrededor de Nuestra Señora, pero San Miguel está allí. El cubre todo el cielo; es tremendo en tamaño, pero no desproporcionado.

Nuestra Señora ahora cruza el cielo otra vez, y Ella está de pie directamente arriba de Su estatua. Ella besa el crucifijo, y luego lo coloca alrededor de Su cintura otra vez, en Su banda, y une Sus manos en oración, así. Y con Su cabeza inclinada, Ella dice el Acto firme de Contrición; (tal y como el hombre debiera decirlo con el arrepentimiento de los pecados):

Oh, Dios mío,

Con todo corazón me pesa haberte ofendido,

Y aborrezco todos mis pecados,

Porque temo la pérdida del Cielo.

y a los sufrimientos del infierno.

Pero, sobre todo, porque Te ofenden a Ti,

Oh, Mi dios, que eres toda bondad,

y digno de todo mi amor;

Propongo firmemente, con la ayuda de Tu gracia,

Nunca más pecar, hacer penitencia, y enmendar mi vida. Amén.

Ahora Nuestra Señora mira a Su alrededor y lleva Su dedo índice a Sus labios, lo que significa escuchar y repetir.

COMPLOT DIABÓLICO PARA DOMINAR EL MUNDO

Nuestra Señora-"Hija Mía e hijos Míos, no tengo que daros una disertación larga sobre la angustia de vuestra nación, los Estados Unidos (de América), y de muchas naciones a través del mundo. Cuántos años he visitado vuestra tierra, clamándoos con el Corazón de Madre vuestra que hagáis penitencia y que detengáis la invasión de las hordas del infierno sobre los países del mundo. Se está acumulando ahora en vuestro mundo una concentración diabólica de aquellos de gran estima en el conocimiento del hombre para lograr el mundo de satanás--un sólo gobierno mundial, con una sola religión mundial.

Oh, hijos Míos, ¿no reconocéis los signos de vuestros tiempos? ¿No comprendéis la esclavitud que rápidamente llega sobre vuestra nación y el mundo? Debido al amor por el dinero y el poder, muchos han vendido sus almas para llegar a la cima. Hay gritos de paz y seguridad a través de las naciones del mundo. Y mientras dais estos gritos, más lejos os alejáis de esta paz y seguridad, porque no puede haber seguridad ni paz sin Mi Hijo como el líder, vuestro Dios.

MUCHOS TEÓLOGOS LLEVANDO DOCTRINAS DE LOS DEMONIOS

"Hay muchos teólogos, aún dentro de la Casa de Mi Hijo ahora, que llevan a la humanidad doctrinas de los demonios. Son enseñanzas del hombre y no de Dios. Muchos en su arrogancia se han puesto a cambiar las palabras del Libro del Amor y de la Vida, la Biblia. Estos cambios son para seducir a la humanidad a la esclavitud del pecado.

"Hijos Míos, ¿es que no reconocéis que las masas del mundo están convergiendo sobre vuestra nación, los Estados Unidos? Con dinero entran y llevan con ellos toda clase de pecado y perversión--inmoralidad y homosexualidad. ¿Y quiénes vendrán hacia adelante para luchar contra estos males?

"En el conocimiento del Padre Eterno, ¡Yo comprendo muy bien que el tiempo llegará cuando Mi Hijo regresará entre vosotros! Pero habrá duda respecto a la Fe que prevalecerá sobre la tierra, ya que cuando El llegue ¿es que El os verá y encontrará aún una llamita de Fe todavía en vuestros corazones?

"Vosotros estáis-como nación-como están muchas naciones a través del mundo, rápidamente yendo por el camino a la destrucción propia por medio de la perdición. Hijos Míos, no aprendéis del pasado, sino que continuáis cometiendo los mismos errores. En vuestra naturaleza humana, sois débiles; ¡porque no rezáis lo suficiente! No hacéis penitencia por vuestros pecados y las ofensas que cometéis contra vuestro Dios. Hijos Míos, no leéis vuestra Biblia. A cambio, contamináis vuestras mentes con las escrituras de los hombres. ¡Os habéis convertido en una nación frívola, que tolera toda clase de pecado, inmoralidad! ¿Adonde llegaréis sino a una destrucción rápida?

HOMOSEXUALISMO ESTA SIENDO TOLERADO

"Vuestros líderes, hasta los hombres en puestos más altos en vuestras cortes, ahora toleran homosexualismo, una ofensa a vuestro Dios y a toda la humanidad. Y ¿cuáles son los frutos de tolerar el pecado? ¡¡¡A-se-si-na-tos!!! ¡Asesinatos de los jóvenes! Pandillas de homosexuales ambulantes, yendo a través de las principales ciudades de vuestros Estados Unidos de América-- una vez la orgullosa nación.

ESTADOS UNIDOS AL BORDE DEL DESASTRE

"Hijos Míos, debéis comprender, que como nación estáis ya al borde del desastre. Si no hacéis caso a Mis ruegos, y a los consejos que os He dado mientras He venido a vosotros sobre la tierra, seréis destruidos como nación. Habitantes de tierras lejanas estarán anclados en barcos en vuestras costas y estarán llorando y diciendo: Oh, ¿qué le ha sucedido a este bello país que tuvo todo el oro, la plata del mundo, (que tuvo) todas las naciones del mundo inclinados ante ellos en reverencia? y ahora, ¡¡¡en cuestión de pocas horas, fue des-truí-do!!!

"Hija Mía, no temas ante este conocimiento. Como portavoz, te advierto que esto causará un gran esfuerzo en tu cuerpo. Sin embargo, hija Mía, te daremos la fuerza suficiente para mantenerte en esta lucha contra las limitaciones de tu cuerpo humano.

"Sí, hija Mía e hijos Míos, hay grupos ahora a través de vuestro mundo, hombres de poder y de riqueza quienes están trabajando como personas y agentes dobles para llevar a cabo un control absoluto del mundo.

"Rezad por vuestro Padre Santo en Roma. El debe conducir su misión con santidad y dignidad. El perderá mucho si él busca hacer compromiso con el enemigo. Os repito, hijos, hijos Míos: es mejor que hayan pocos con calidad, que cantidad de nada con muerte y destrucción.

"Hija Mía e hijos Míos, continuaréis enviando el Mensaje a través del mundo. No os preocupéis por el rechazo de muchos, porque comprenderéis, hijos Míos, que muchos son llamados, pero pocos son escogidos en el conteo final.

"Como os aconsejé en el pasado, he venido a vosotros como Mediadora entre Dios y el hombre para advertiros que el tiempo se está acabando para la humanidad. Un gran Aviso se os aproxima. Os ruego a todos, como vuestra amorosa Madre, escuchadme y actuad sobre Mi consejo. El Padre Eterno está muy preocupado ahora porque es casi inevitable que la destrucción sea enviada sobre vosotros.

"Hija Mía, continuarás leyendo las fotografías milagrosas. Mucho debe darse ahora en secreto. Te dirigiré con respecto a lo que deberá darse a conocer públicamente, y lo que debe de ser retenido.

"Habrán muchos grupos pequeños de luz, candelas adicionales para la Misión, yendo a través del mundo. No te preocupes, hija Mía, que no vaya a haber suficiente ayuda para llegar a las masas de personas sobre la tierra. Se te enviarán muchas manos y ayuda.

EL SANTO PADRE EN GRAVE PELIGRO

"Enviaréis este mensaje a Juan Pablo II. El está en grave peligro. Le he pedido en el pasado que no haga muchos viajes fuera de su tierra natal--que ahora es la Sede de Pedro en Roma.

"Esto, hija Mía, mantendréis en secreto. (Pausa)

"La segunda fotografía será prueba física para el obispo cuando sea necesario.

"Rezaréis por todos vuestros cardenales y obispos. Debido a un falso sentido de obediencia, muchos van a la destrucción en contra de su voluntad; sin embargo, como al hombre se le ha dado libre albedrío para escoger, no puede él emplear esto como una excusa para sus acciones, porque cada hombre es responsable de la salvación de su alma mortal."

Verónica-Ahora Nuestra Señora coloca Su Rosario hacia afuera, así,--el crucifijo de Su Rosario, el bello crucifijo dorado. Oh, es tan bello. Nuestra Señora le da vuelta en Su mano, y mira muy tristemente al corpus sobre el crucifijo. Nuestra Señora coloca el crucifijo hacia afuera y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora coloca el Rosario alrededor de Su cintura--la banda, la banda azul, alrededor de Su cintura. Y Ella une Sus manos, así.

Nuestra Señora-"Continuad ahora, hija Mía e hijos Míos, con vuestras oraciones de expiación."

Verónica-...abriéndose, y Jesús viene a través del centro del cielo. Ahora El tiene puesta una túnica de color crema profundo, y es muy amplia. Y debe de estar haciendo viento porque puedo ver Su túnica volando a Su alrededor. Ahora Jesús tiene puesta una capa; es de color borgoña, borgoña profundo, casi de un color de--no puedo comparar los colores, pero casi de un color, ay, borgoña--no puedo explicar el colorido. Es más, la capa de Jesús es de un tono tan profundo que no creo haberlo visto, ni en pinturas.

Ahora Jesús mira a Su derredor. Hace bastante viento porque Su cabello flota alrededor de Sus hombros. Es bastante largo; parece llegar justo a Sus hombros cuando El gira.

Noto ahora que Sus pies esta noche están desnudos; nada tiene en Sus pies. Puedo ver las Llagas en el empeine de Sus pies. Las Llagas parecen estar abiertas y sangrando. Ahora Jesús coloca Sus manos en frente de El, así. ¡Ohhh! Puedo ver las Llagas de Sus manos. Se ven muy adoloridas también, muy dolorosas.

Ahora Jesús se acerca, directamente arriba de la estatua de Nuestra Señora. El coloca Su mano sobre Su Corazón ahora y mira a Su derredor. Y ahora El toma Su mano, así, con los tres dedos--el pulgar y los dos dedos extendidos--y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús lleva Su dedo índice a Sus labios, lo que significa escuchar y repetir.

Jesús-"Hija Mía e hijos Míos, Mi Madre os ha guiado bien. Cada hombre, mujer y niño con conciencia actuará sobre Sus directrices, porque grandes pruebas vienen rápidamente sobre vuestro país, los Estados Unidos, y muchos países del mundo, grandes pruebas.

TRES CUARTOS DE LA HUMANIDAD SERA DESTRUIDO

"Os lo he advertido a menudo--que a no ser que cambiéis vuestro camino actual, un camino que significa la destrucción de almas y la destrucción eventual física de muchas naciones sobre vuestra tierra--a no ser que deis vuelta ahora, ¿qué más puedo decir, sino reconocer el hecho del Padre Eterno que un gran Aviso--precedido por pequeños avisos sobre la tierra--un gran Aviso, será enviado sobre la humanidad. Después de esto, a no ser que deis vuelta y hagáis penitencia, que hagáis expiación al Padre Eterno por vuestras ofensas a El, recibiréis un gran Castigo. Y en este Castigo, aproximadamente tres cuartas partes de la humanidad serán destruidas. Hijos Míos, ¡¡¿es esto lo que queréis?!!

"Gritáis paz y seguridad. Y andáis por vuestro mundo en el nombre de los nuevos modos del socialismo, y comunismo, y satanismo, y ateísmo; y todos estos "ismos" se reducen a un hecho grande de conocimiento: han sido ingeniados por satanás y pueden ser llamados satanismo.

"Hijos Míos, vuestra nación se ha paganizado porque un engaño ha sido permitido sobre la humanidad. Debe de haber una firme base de la Fe en los corazones de vuestros hijos. Como padres de familia, debéis darles esta base a vuestros hijos. Es ya demasiado tarde esperar que este conocimiento venga de vuestros pastores.

GRAN CATÁSTROFE SE ACERCA A CIUDADES

"Os pido que todos os reunáis en una cruzada de oración para que el Padre Eterno en el Cielo os libre, y a los vuestros, de la gran catástrofe que pronto caerá sobre muchos. Os he pedido--a través de la intercesión de Mi Madre por vosotros--os he pedido como vuestro Dios, que escuchéis bien, porque debéis preparar a vuestras familias para lo que pronto llegará sobre vosotros. Las ciudades recibirán una gran medida de la destrucción. Hijos Míos, Mi Madre os ha pedido que recéis y retengáis las directrices del Cielo.

PECADOS DE LA CARNE LLEVAN A MUCHOS AL INFIERNO

"Madres y mujeres del mundo, no debéis ofender más a vuestro Dios. Debéis regresar vuestra nación, y el mundo, a una vida disciplinada de modestia en los corazones de las mujeres, castidad, y una firme base familiar entre la humanidad. Muchas de vosotras no agradáis al Padre Eterno, y habéis atravesado el Corazón de Mi Madre con vuestros pecados. Los pecados de la carne llevarán a muchos al infierno.

"Hombres no cohabitarán con hombres, mujeres no cohabitarán con mujeres, porque es una abominación a los ojos de todo el Cielo. ¡El Padre Eterno os destruirá por esto! Como fue en el tiempo de Sodoma y Gomorra, así será en las ciudades. Vuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo, y no lo debéis profanar, porque buscáis perversión y difamáis vuestra naturaleza humana.

TODOS LOS QUE TOLERAN HOMOSEXUALISMO, ABORTOS, SERÁN DESTRUIDOS

"Y os repito una vez más: ¡todos los que formen parte de, o toleran, homosexualismo, serán destruidos! ¡Todos los que forman parte de, y toleran, el aborto-el asesinato de los jóvenes-serán destruídos! ¡Todos lo que buscáis echar a un lado la disciplina que os ha sido dado por el Padre Eterno en los Mandamientos-los Diez Mandamientos de vuestro Dios--ellos, también, serán destruídos! Toda mujer que entretenga su cuerpo con desnudez, ¡la carne se quemará!

ACCIDENTES QUE NO SON ACCIDENTES

"Hijos Míos, no vengo a vosotros para traer temor a vuestros corazones, sino para aconsejaros como un Dios justo, advertiros, que se acerca un gran Aviso y un gran Castigo. ¡Muchos accidentes que no son accidentes! ¡Así como sembráis, así cosecharéis!

"No debéis rechazar los Sacramentos en Mi Iglesia; no debéis rechazar las enseñanzas por las nuevas de modernismo y socialismo.

MUCHOS SACERDOTES EN EL CAMINO DE LA PERDICIÓN

"Y os digo esto, Mis pastores: no cambiaréis el camino para satisfacer al hombre, ¡¡¡debéis cambiar al hombre para traerlo a Mi Camino!!! Este camino os ha sido dado en el Libro de la Vida y del Amor, vuestra Biblia. ¡No cambiaréis las palabras ni el significado para satisfacer al hombre! El camino al Cielo es angosto, y tan pocos quedáis en este camino. Muchos de Mis sacerdotes están en el camino de la perdición y llevan consigo a muchas almas.

"Rezad una constante vigilia de oración en vuestra nación y en todas las naciones del mundo, ¡porque muchos morirán en la gran llama de la Bola de la Redención! ¡¿Es esto lo que queréis?! Las personas del mundo tomarán sus propias decisiones sobre esto.

EL PADRE ETERNO ESPERA PENITENCIA

"El Padre Eterno es muy misericordioso, y El espera con paciencia por vuestra penitencia y vuestra expiación. El camino os ha sido dado. Os quedaréis y os mantendréis fieles, ¡FIELES Y VERDADEROS! ¡No iréis buscando novedad e innovaciones en Mi Iglesia! Una Iglesia en oscuridad lleva una banda de muerte a su alrededor.

EL ROSARIO Y EL ESCAPULARIO-MAYORES FUENTES DE GRACIA

"Hija Mía, continuarás enviando el Mensaje del Cielo. Muchas manos y ayuda--muchos serán enviados para ayudar en este esfuerzo final para salvar almas. El Rosario, el Escapulario, dados por Mi Madre, son las mayores fuentes de gracias. Da a conocer esto al mundo, hija Mía."

Verónica-Ahora Jesús mira a Su derredor. El va ahora hacia--puedo ver a Nuestra Señora que viene del lado izquierdo de Jesús, nuestro lado derecho. Nuestra Señora viene a través del cielo. Hace bastante viento. Y los ángeles La están siguiendo a Ella y a San Miguel. San Miguel cubre todo el cielo, aunque él está muy, muy arriba en el aire. ¡Oh, él es de un tamaño tan inmenso!

Oh, ahora Jesús gira a Su derecha, y comienza a cruzar el cielo. Ahora se inclina hacia adelante y hace la señal de la cruz, con Sus tres dedos, el pulgar y los dos dedos: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Jesús ahora gira hacia Su izquierda. Hace una seña, así, a Su Madre. Nuestra Señora ahora cruza el cielo, y Ella se acerca a Jesús. Y ahora Ella llega a Su lado derecho; y Ella está de pie ahí. Ambos miran a Su derredor.

Ahora Jesús va hacia--ahora gira a Su izquierda, y cruza a través del cielo. El va directamente al otro lado del cielo. Ahora está muy a nuestro lado derecho; Nuestra Señora está detrás de El. Y San Miguel y los otros ángeles miran hacia abajo ahora. Y Jesús sostiene, recoge Su capa con Su mano izquierda, y con Su mano derecha hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Jesús ahora gira, y El viene hacia el centro del cielo. El asienta con Su cabeza al mirar a Su derredor. Ahora Nuestra Señora tiene Sus manos hacia arriba en oración, así. Ella ha tomado parte en la Vigilia de oración.

Y los ángeles--yo no puedo ver sus manos, pero da la impresión de que tienen sus manos juntas también, los que están en la primera fila. Yo no puedo ver, debido a la luz, más allá de la primera fila. Pero los ángeles jóvenes, se ven muy jóvenes. Son de todos los colores--sus túnicas--de todos los colores del arco iris. ¡Tan bellas! Tienen sus manos juntas en oración, así, con los dedos hacia arriba. Y sí veo que sus dedos pulgares están cruzados en forma de cruz, así.

Ahora Jesús toca Sus labios con Su dedo índice.

Jesús-"Continuarás ahora, hija Mía, con tus oraciones de expiación."

FIN