Mantengan muy alejados de la hechicería y de...

Sondeos Sobrenaturales!

Víspera de la Natividad de Jesús 24 diciembre 1979

Verónica-Hay ahora un resplandor bello en todo el contorno de los árboles, que sale en cascada en una corriente de luz hacia arriba. El colorido es de un celeste pálido, casi cristalino en apariencia. Humanamente hablando, ¿cuántas palabras podría yo emplear para describir ésto?--yo podría--yo no podría describir lo traslúcido del color, porque no es de este mundo sino que es sobrenatural. Si ustedes lo pudieran ver como yo lo veo, ustedes comprenderían que ninguna mano humana podría crear el patrón de luz que sube desde el interior de los árboles para formar casi un espiral, un patrón circular, por encima de la estatua de Nuestra Señora arriba en el cielo.

Se pone muy cálido. Hay un bello resplandor ahora que viene del centro del cielo. En un círculo de luz el cielo se está abriendo, y es tan bello, lo azul. Es como estar en un día de verano asoleado recibiendo el calor, y nos da una sensación de relajamiento completo y de belleza.

Oh, viniendo--oh, yo puedo ver a Nuestra Señora. Ella viene hacia adelante, y--oh, Jesús está con Ella. ¡Oh! Es--oh, se ven tan bellos...descienden los dos juntos. Y detrás de Ellos yo puedo ver a muchos, muchos ángeles, bellos ángeles vestidos en diferentes colores, casi como un arco iris en su formación. Ellos rodean, ellos hacen un semicírculo detrás de Jesús y de Nuestra Señora.

Los colores de las túnicas de los ángeles son bellos, y parecen chispear esta noche como si tuvieran brillantes en los ruedos de sus largas túnicas. Las túnicas de los ángeles los cubren completamente. Yo no les veo manos ni pies, pero a la vista obviamente parecen ser humanos; pero no lo son por lo traslúcido de lo que serían sus caras. Son--la luz es tan tremenda que yo no podría describir ninguna cara humana.

Nuestra Señora y Jesús descienden lentamente por el cielo. Ellos ahora están directamente arriba de la estatua de Nuestra Señora. El viento sopla, ya que la capa de Jesús ondula hacia Su izquierda, que sería nuestra derecha, y El ahora la recoge más cerca a El.

Jesús tiene puestas pantuflas. No, son sandalias, porque puedo ver que Sus pies están casi desnudos; pero él tiene puestas sandalias color marrón, parecidas al cuero.

La túnica de Jesús es de un color lino crudo. No es blanca como la de Nuestra Señora; es como un color crema. Y Jesús tiene un cinturón hecho de algo acordonado--piel, aunque su consistencia--parecido a un cinturón. Está amarrado alrededor de Su cintura y cuelga. Es de una tela tiesa, porque después del cinturón del lado derecho--puedo ver mientras el viento toma la capa de Jesús--que el cinturón tiene cierta rigidez, por lo que debe de estar hecho de algún tipo de piel.

Y el manto de Jesús es de color borgoña. Y está--está sostenida sobre Sus hombros por medio de un cordón dorado trenzado que está alrededor de Su cuello y amarrado debajo de Su barbilla. Jesús tiene la capa de Su túnica sobre Sus hombros.

Ahora Nuestra Señora señala hacia la derecha. Nuestra Señora está vestida con la más bella túnica blanca, y Ella tiene puesto un manto blanco--capa--encima de Su túnica. Su manto es de un blanco muy bello, llamativo. Y en el contorno hay un borde de oro de aproximadamente--soy mala para juzgar distancias--pero, y tamaños, pero parece ser de tres cuartos de pulgada de ancho en todo el contorno exterior del manto de Nuestra Señora.

Nuestra Señora tiene en Sus manos--Ella tiene Sus manos unidas en posición de oración, así--Nuestra Señora tiene Su bello Rosario. Oh, las cuentas doradas de los Padrenuestros son tan brillantes. Las cuentas son extremadamente grandes para las manos de Nuestra Señora. Y las cuentas de los Padrenuestros están tan resplandecientes esta noche. Y las cuentas de las Avemarías son de un bello, un muy bello color pálido. Pero parecen atrapar todos los colores del arco iris. ¡Oh, son tan bellos! El crucifijo del Rosario de Nuestra Señora cae entrelazado entre Sus dedos. Es un crucifijo dorado, bastante pesado en apariencia, ¡pero bello!

Nuestra Señora ahora extiende el crucifijo hacia afuera, así, y Ella hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Nuestra Señora lleva el crucifijo a Sus labios, y Lo besa. Nuestra Señora ahora ve hacia Jesús y sonríe. Jesús está de pie a Su lado izquierdo, y El asiente con Su cabeza. Jesús toma unos pasos hacia adelante, y El mira a Su derredor. Y Jesús extiende Su mano hacia afuera, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús me hace una seña y lleva Su dedo índice a Sus labios.

Jesús-Hija Mía, Verónica, e hijos Míos del mundo, He venido con Mi Madre para traeros un mensaje de gran urgencia. En la batalla de los espíritus que ahora se libra sobre la tierra, debéis estar guiados por la oración y por la dirección de Mi Madre.

RÁPIDAMENTE SE ACERCA UNA GRAN GUERRA

"Hijos Míos de la tierra, estáis rápidamente acercándoos a una gran guerra. El indicador que mide la extensión de un castigo sobre la humanidad es llevado como una balanza para el extremo o la disminución de este castigo.

"Hija Mía, Verónica, e hijos Míos, ya estáis en guerra: una guerra de los espíritus, de lo sobrenatural. Sin embargo, porque muchos han fallado en escuchar el consejo de Mi Madre, estáis rápidamente acercándoos a una guerra más grande y más destructiva que jamás haya experimentado la humanidad en el pasado. Y sin estar unidos al consejo del Cielo, y las direcciones estrictamente seguidas, muchos morirán sobre la tierra, y las naciones desaparecerán de la faz de vuestra tierra.

"Como nación, vuestro país, los Estados Unidos (de América) fue un faro de luz para el mundo, una guía para la Cristiandad. Sin embargo, vuestro país, debido al materialismo, ha desechado la coraza de la luz, la protección del Cielo. Vuestro país se ha entregado a sí mismo a toda clase de prácticas paganas, búsquedas y degradación paganas. Por lo tanto, una gran prueba será enviada sobre vuestra nación.

"Hijos Míos, Mi Madre ha viajado de aquí para allá, como Le ha exigido Su naturaleza amorosa de madre, para implorar al Cielo asistencia para traer de regreso a la humanidad a la gracia del Padre Eterno--una gracia que lentamente desaparece de vuestra tierra, no solamente, hijos Míos, en los Estados Unidos de América, sino en la mayor parte de las naciones sobre vuestra tierra.

PLAGAS DESTRUCTORAS DEL ALMA

"Muchas plagas han visitado vuestra tierra, pero no reconocéis, y no habéis ganado conocimiento alguno de ellas. Estas plagas de las que hablo no son del tipo científico que involucran enfermedad del cuerpo, sino de plagas destructoras de las almas (que) visitan vuestros hogares y vuestros hijos.

"Hijos Míos, os he pedido a través de Mi Madre que recéis, y que mantengáis una constante vigilia de oración a través de vuestra nación y del mundo.

"A no ser que cambiéis completamente vuestros caminos que mucho han ofendido al Padre Eterno y a todo el Cielo, encontraréis destrucción y muerte sobre vuestro país. Esto llegará de dos maneras principales: por guerra, y después, del espacio celestial, veréis descendiendo sobre vuestra tierra la Bola de la Redención.

"Los pecados de la humanidad claman por castigo inmediato. Los santos observan y se maravillan de la misericordia del Padre Eterno para una generación degenerada.

UNA ADVERTENCIA FINAL...

"Hijos Míos, estáis recibiendo de Mi, vuestro Dios, una advertencia final. Escuchadme ahora, o gran tristeza entrará en los hogares de muchos."

Verónica-Jesús ve a Su derredor. Ahora El se va al lado derecho del cielo, Su lado izquierdo, y extiende Su mano hacia afuera, así, los tres dedos extendidos, el pulgar y los dos primeros dedos de Su mano--el índice y el siguiente--Y El hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora está de pie allí. Nuestra Señora se ve muy triste. No puedo explicar bien la expresión que Ella tiene sobre Su rostro; es una combinación de piedad, amor, tristeza--una tristeza por el conocimiento de lo que va a suceder. Y al hacer una seña ahora Nuestra Señora para que yo escuche, al llevar Su dedo índice de Su mano derecha a Sus labios, yo puedo ver las lágrimas ahora que ruedan por las mejillas de Nuestra Señora.

Jesús ha ido detrás de Nuestra Señora, y pasa hacia nuestro lado izquierdo. El está de pie allí ahora, del lado derecho de Nuestra Señora. El cruza el cielo, y está de pie justo arriba del árbol a nuestro lado izquierdo. El desciende muy, muy cerca al árbol. El se inclina ahora, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora El mira a todo Su derredor, y va de regreso hacia Nuestra Señora. El cruza el cielo. Jesús no camina, El sólo flota. No hay manera que yo lo pueda explicar. El carece de peso, y El cruza el cielo sin tan siquiera mover Sus pies. ¡Oh!

Oh, y ahora hay una luz tremenda que cubre a Jesús y a Nuestra Señora. Oh, estoy segura que sin la gracia del Cielo, yo estaría ciega. Es más brillante que el sol, ¡la luz más bella! No es roja, ¡sino blanca! Es una luz blanca pura. Es simplemente bella.

Ahora Nuestra Señora toma un paso--bueno, no es que tome un paso, sino que Ella se adelanta, y Ella lleva Su dedo índice de nuevo a Sus labios.

Nuestra Señora-"Verónica, hija Mía, Mis lágrimas verdaderamente son lágrimas de piedad, porque Yo verdaderamente soy una Madre de gran dolor. Yo podría hablar contigo toda la noche sobre lo que está por venir a la humanidad. ¿Pero quiénes escucharán Mis advertencias? ¿Quiénes aceptarán Mis consejos y se los llevarán a las multitudes?

"¡Oh, hijos Míos, Mis hijos! ¡¿Cuántos serán perdidos en las llamas de la Bola de la Redención?!

"¿Porque no escacháis? ¡Y ¿porque no aprendéis del pasado?! Yo he venido a la tierra muchas veces en el pasado, hijos Míos, a aconsejaros cuando estuvisteis en gran peligro. Algunos escucharon el consejo y fueron salvados; otros se voltearon y fueron perdidos.

"Oh, hijos Míos, cuán felices fueron los días cuando Yo os podía ver desde el Cielo y encontraba que América era tan bella--una nación Cristiana, devota, piadosa, y que seguía el camino como fue dado por el Padre Eterno, a través de Mi Hijo, y el Espíritu Santo de Luz. Y ahora la luz se ha oscurecido.

"Oh, hijos Míos, ¿qué puedo Yo hacer para abrir vuestros oídos, abrir vuestros corazones y vuestro intelecto? Gracias son dadas en abundancia si se piden, pero debéis también emplear vuestro sentido común dado por Dios.

Sí, hijos Míos, debéis sufrir muchas veces, porque de esta manera aprenderéis sabiduría. Algunas decisiones que tomáis por vosotros mismos, no producen buena fruta.

"Mi Hijo--Su Corazón está destrozado por la manera en que habéis rechazado Su camino...aún alcanzando los corazones del clero. El ha sido rechazado por muchos de ellos, porque ellos se han entregado a búsquedas y placeres de la carne, sucumbiendo a los errores del modernismo tan prevalecientes ahora en vuestra nación y a través de vuestro mundo. El modernismo ha producido mala fruta.

UNA IGLESIA QUE ACEPTA HEREJES Y ANTICRISTOS...

"Oh, hijos Míos, no podéis construir otra iglesia, una casa sobre la tierra. porque la estáis construyendo sin la asistencia de la luz ni de los ángeles. Estáis construyendo una iglesia que aceptará toda clase de herejes y anticristos.

"Oh, hijos Míos, ¿sois tan orgullosos que creéis que podéis permitir mala fruta que llegue a vuestros viñedos, y que las alimentaréis con vuestro intelecto humano y maduraréis esta fruta para que se mantenga sobre la viña? Os digo esto: ¡esto no será! Mi Hijo es el viñador, y ¡todo lo que está podrido caerá!

"Oh, hijos Míos, el camino al Cielo es un camino difícil. Lucifer, el maestro del engaño, el príncipe de las tinieblas, emplea todos los medios posibles, tanto sobrenatural como a nivel humano, para engañaros y sacaros de este camino. Por lo tanto, debéis siempre estar alertos y atentos.

"El plan para vuestra redención es uno simple de confianza y fe como de niño. A no ser que os mantengáis como pequeños niños, ¡no podréis ser salvados! Muchos morirán en la gran llama de la Bola de la Redención.

"Hijos Míos, tomad la cruz que se os ha sido dado. Ningún hombre jamás ha recibido un peso más grande de lo que él puede llevar. El Padre Eterno conoce muy bien los límites, las limitaciones de vuestra naturaleza humana.

"Debéis comprender, hijos Míos, que si deseáis entrar al Cielo, debéis seguir un camino similar al de Mi Hijo.

CONTROL MENTAL

"No permitáis que vuestros hijos os sean quitados en espíritu. Las fuerzas del mal, de las tinieblas, están aumentando en su intensidad. Encentrarais ahora que ha sido desarrollado en vuestro mundo científico una manera de control mental a través de maquinaría científica y manipulación de la mente humana. De esta manera las comunidades gubernativas de muchas naciones buscan controlar a vuestros hijos, y sucesivamente, controlar a los padres.

"Hijos Míos, este es sólo un pequeño consejo que os he dado en el pasado en numerosas visitas a la tierra. Debéis proteger a vuestros hijos ahora de una fuerza muy diabólica: los agentes del 666; Lucifer en forma humana que trabaja con sus ogros, sus agentes satánicos, a través de seres humanos. Siendo de naturaleza sobrenatural, ellos no pueden trabajar sino que tienen que aceptar cuerpos y mentes humanas para hacer la voluntad del príncipe de las tinieblas, Lucifer.

"Meditad bien sobre este consejo, y comprenderéis, hijos Míos, porqué os he pedido que os protejáis, a vosotros mismos, vuestras familias, vuestros hijos, vuestros amigos, vuestra nación y vuestro país por medio de la oración y de una constante vigilia de oración en contra de las fuerzas de las tinieblas.

"Debido a la gran fuerza que ellos ya han obtenido sobre la humanidad, ellos saldrán ahora a menudo en su verdadera forma. Os he dicho en el pasado, hijos Míos, que muchos tales llamados milagros prevalecerán sobre la tierra. Pero debéis probar a los espíritus, porque esto es, hija Mía e hijos Míos, como vosotros diríais, un juego similar al ajedrez. Es un juego de agudezas.

LA MENTE HUMANA SONDEANDO LO SOBRENATURAL...

"Ahora tenéis a la mente humana tratando de sondear el reino de lo sobrenatural. Hija Mía e hijos Míos, ¿cómo podéis entrar a lo sobrenatural sin enredaros? No, hijos Míos, debéis evitar las ocasiones del pecado. Y os digo esto por una razón: muchos de los jóvenes están aceptando una religión tan peligrosa para sus naturalezas humanas y sus capacidades de comprensión, que los padres deben alertar a sus hijos para que se mantengan muy alejados de la hechicería y de toda clase de sondeos sobrenaturales. El eventual apegamiento y asociación al buscar el ocultismo, es la MUERTE: muerte del alma y muerte del cuerpo. ¿Porque hago énfasis sobre esto, hijos Míos? Lo comprenderéis en corto tiempo.

"Oh, hijos Míos, Mi Corazón está atravesado por dolor. En el orgullo de Mi Madre por Sus hijos, Yo he ofrecido Mi sufrimiento al Padre Eterno por vuestra redención. Yo he recogido los sacrificios de muchas almas víctimas como repatriación por vuestros pecados ante el Padre Eterno.

ADVERTIR A VUESTRO VICARIO...

"Por favor, hijos Míos, rezad por vuestro Vicario. Los representantes de Mi Hijo sobre la tierra están bajo gran ataque. Y debéis advertir a Nuestro Vicario, al Papa Juan Pablo II, que hay un plan para removerlo del Asiento de Pedro. El Oso Marrón tratará de manipular al Oso Blanco.

"Hijos Míos, no todos comprenderéis estos símbolos. Pero, por una razón, aquellos que sabrán, comprenderán que el Oso Marrón manipulará al Oso Blanco. Por lo tanto, no debéis permitir que el Oso Blanco tome control del Asiento de Pedro por medio del asesinato de Juan Pablo II.

"Hija Mía, para vuestra seguridad y la seguridad de muchos de vuestros trabajadores, mantendréis en secreto ahora lo que te diré..."

Verónica-Sí.

Nuestra Señora-"Todo castigo sobre la humanidad está condicionado a la respuesta de las multitudes.

"Hijos Míos: ¡la hora ha llegado!

"Rezad una constante vigilia de oración ahora. Venid adelante con vuestras cuentas de oración, vuestro Rosario. Extended el Lienzo Marrón para la salvación de muchos.

NO POR UN ACCIDENTE...

"Hijos Míos, no es por accidente que os hablo y que me escucháis porque nadie ha venido y escuchado, excepto aquellos quienes han sido llamados por Mi hijo.

"Hija Mía, continuarás enviando el Mensaje a través del mundo.

"Sí, hija Mía, te he dicho en el pasado que Nosotros no podemos darte gran felicidad ni salud en tu cuerpo sobre la tierra, porque aquellos quienes reciben una gran misión deberán también aceptar la cruz que viene con ello. Comprenderás, hija Mía. Te hablaré en privado. Tu comprenderás."

Verónica-Sí.

Nuestra Señora-"Ahora, hija Mía, cuando te lo pida, al hacer la señal de la cruz, tu tomarás tres fotografías, e inmediatamente te irás de los terrenos, cuidada bien por tus asociados.

"Regresa a casa, y cierra tu puerta a todos menos los presentes compañeros. Recuerda, hija Mía, ¡regresa a tu casa y cierra tus puertas bien a todos menos a los actuales compañeros! Si es necesario protegerte, hija Mía, Nosotros tendremos que permitir más incapacidades físicas que caigan sobre ti. Es para tu protección, hija Mía. Y tu, también, tienes que aceptar tu papel en el mundo como una alma víctima junto con otros quienes se han entregado a sí mismos a esta Misión."

Verónica--Nuestra Señora ahora toma Su Rosario y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús también--El estaba de pie a la par de Nuestra Señora, directamente al lado izquierdo de Nuestra Señora

que--Nuestra Señora está de pie al lado derecho de Jesús. Ella Le llega un poquito debajo de Su hombro. Jesús es bastante alto. Oh, ¡tan bello! La luz se está poniendo tan--tan, oh--¡penetrante! Y las luces bajan en torrentes desde los dedos de Jesús al hacer la señal de la cruz. Sus dedos están extendidos hacia adelante, el pulgar y los dos dedos extendidos hacia adelante, y El hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora y Jesús--Nuestra Señora tiene Sus manos hacia adelante, así, en oración y puedo ver las lágrimas brillando en Su rostro. Ella debe de haber continuado llorando, porque las lágrimas--las lágrimas están fluyendo por Su rostro.

Y las voces de los ángeles que todavía están de pie a la par de Nuestra Señora, detrás de Ella y de Jesús. Ellos forman un--casi una formación como de media luna alrededor de Jesús y de Nuestra Señora. Y los puedo escuchar a todos. Ellos repiten:

"Y así caen todas las naciones...(Ohhh!)

por prueba y tribulación.

La mano de Dios sobre una nación errante."

Verónica-Y lo repiten una y otra vez. Las voces se oyen muy lejos en la distancia, como si las voces fueran repetidas en otro lado también.

UN SABLE ÁRABE

Y puedo ver ahora, a Jesús y a Nuestra Señora que ascienden altamente en el cielo, y se forma arriba de la estatua de Nuestra Señora, muy alto en el cielo--es una cruz, una cruz muy grande. Pero, el puño, de una...daga; parece ser una daga, un cuchillo. Es una daga de apariencia extraña con un gancho, pareciera, en la parte de abajo. Es un símbolo. Y Jesús asienta.

Jesús-"Comprenderás pronto, hija Mía."

Verónica-Sí, es como--como un sable. Oh, es como un sable parecido a una daga muy extraña, con una cruz en el puño. Como--no es la clase que uno ve--se ve como de tipo árabe, o algo parecido. No lo puedo explicar--como, no sé adonde lo he visto antes, pero es una espada tipo daga con un gancho en la punta. Que extraño. ¡Oh! Ahora comienza a disiparse; ya no lo puedo ver. Y Nuestra Señora se inclina hacia adelante.

Nuestra Señora-"Hija Mía, toma las tres fotografías ahora y regresa a casa inmediatamente."

...DESOBEDIENCIA A NUESTRO VICARIO

Jesús-"Hija Mía e hijos Míos, no os daré más disertación sobre el estado de las almas de la humanidad. Que sea conocido a vosotros ahora que todo el Cielo ha esperado, con corazones esperanzados, para ver--aunque sea por un tiempo corto--el levantamiento de las llamitas de candelas de Fe a través de vuestro mundo. No es desconocido para Nosotros que este gran despliegue pronto será aminorado y reemplazado por cinismo, dudas, confusión, y desobediencia a Nuestro Vicario.

"Os pido a todos mantenerlo, sustentarlo con vuestras oraciones y actos de fe en estos tiempos. El peligro para él es grande en esta misión. El es, también, humano y sujeto a descuidos. El es sujeto a debilidades humanas y errores. Sin embargo, en asuntos de Fe y Moral, él rezará también para pedir la dirección del Cielo de cómo reunir a Nuestras ovejas errantes.

SUS LAGRIMAS HAN CAÍDO SOBRE TODA LA HUMANIDAD...

"Hija Mía e hijos Míos, otra voz ha sido unida a aquellas que han escogido ir adelante para salvar la humanidad de la justa condena y castigo que clamarán muchas vidas. Mi Madre os ha aconsejado. Sus lágrimas han caído sobre toda la humanidad, a medida que Ella ha viajado de aquí para allá, implorándoos que hagáis penitencia y hagáis muchos sacrificios; o vuestro mundo será puesto a prueba de fuego--una purificación con un bautismo de fuego.

"Hijos Míos, se os han dado toda clase de oportunidades para actuar según las advertencias del Cielo y el consejo de Mi Madre. En Su Misión a Sus hijos, Ella ha recibido rechazo, difamación, blasfemia y toda clase de abusos que Lucifer pudo implantar en los corazones y mentes del hombre. Como una gran Madre de grandes dolores, Ella ha abierto Su Corazón a todos los hombres, escogiendo por Su propia voluntad el actuar como Madre vuestra--la Madre de todas las naciones, la Madre de todos los hijos sobre la tierra--para guiaros de regreso al camino hacia el Cielo.

"Demasiados ya han sido perdidos para Nosotros, tanto jóvenes como mayores, condenados para siempre, más allá de ayuda, sin repatriación, en el infierno, el lugar del destierro.

"Hija Mía e hijos Míos, Nosotros no buscamos castigaros. Se os permitirá forjar vuestro propio castigo. A menos que recéis ahora por vuestro Vicario, a no ser que recéis ahora y aprendáis el valor de la penitencia y del sufrimiento, seréis todos purificados por medio de pruebas y sufrimiento.

"¿Tenéis que esperar hasta que seáis empujados a la tierra antes de que os levantéis para honrar al Padre Eterno? Tenéis que entregaros vosotros mismos a toda clase de pecado y aberraciones y placeres de la carne, hasta vuestra destrucción? ¿Es que no podéis daros cuenta--abrid vuestros oídos y vuestros corazones a la verdad--que ninguna vida es para siempre sobre vuestra tierra, sino ¿que sólo habrá vida eterna al pasar el velo? Y vosotros, por vuestra propia voluntad, por vuestra propia escogencia, escogeréis vuestra vida eterna: sea con el Padre Eterno en el Cielo, o con Lucifer en el infierno, la morada de los condenados.

EMPLEAD VUESTROS SACRAMENTALES

"El príncipe de las tinieblas, el creador de todo lo malo y vileza sobre la tierra, ahora vaga suelto. Se le ha dado un tiempo fijo para llevaros al infierno con él. Mi Madre os ha dado todas las directrices para la protección de vuestro espíritu, vuestras almas; y debéis emplear todos vuestros sacramentales, o no podréis resistir los ataques de los enemigos de vuestro Dios.

"Lucifer camina por vuestra tierra. El tiene un ejército de ogros. Ellos están en todas las formas y configuraciones, pero entrarán en los cuerpos de cualquier hombre, mujer o niño quien no esté en gracia o se haya entregado al pecado.

"La tristeza más grande en Mi Corazón es que debo haceros saber que muchos venderán sus almas para llegar a la cima; porque el dinero es la raíz de todo mal y el corruptor de almas. La codicia por el poder ha llevado a muchos a ser calificados bajo `condenación por asesinos' de sus hermanos y hermanas. El asesinato abunda sobre vuestra tierra. Pronto será--se convertirá en cosa común en vuestras vidas, hasta que el pecado sea aceptado como el camino de la vida, y la luz se oscurecerá.

"Hijos Míos, reexaminaréis el consejo del Cielo, dado por Mi Madre a través de Sus años terrenales con vosotros. Ella os guiará y estará con vosotros hasta el fin de vuestra era y el fin del tiempo. Ella ha aceptado de Su propia voluntad Su lugar entre vosotros como Madre vuestra, como la Madre del mundo.

"Miguel, San Miguel, es el guardián de Mi Iglesia sobre la tierra. Y, pastores, ¡debéis reinstituirlo! Yo digo reinstituirlo: sacad vuestros estandartes y vuestros símbolos paganos, y ¡regresad a San Miguel a Mi Iglesia para vuestra protección!

"Ahora no enumeraré más sobre este Mensaje dado por Mi Madre, sino que os advierto ahora que debéis escuchar Su consejo y actuar según el mismo. Mi Corazón Lo ofrezco a toda la humanidad, para ser aceptado o rechazado.

"No debéis comprometer la Fe, hijos Míos. No estáis sobre la tierra para complacer al hombre, sino para complacer al Padre Eterno, y traer a la tierra el conocimiento de la existencia de lo sobrenatural y del Reino del Padre Eterno, vuestro futuro hogar; es decir, si aceptáis la gracia y la luz que os han sido dadas, para seguir el camino sobre la tierra que lleva al Reino eterno de vuestro Dios en el Cielo.

LOS ATENTADOS CONTRA LA VIDA DEL PAPA SERÁN NUMEROSOS

"La guerra de los espíritus se libra encarnizadamente. Los atentados en contra de la vida de vuestro Vicario serán numerosos. El Padre Eterno tiene un plan en los días venideros. Rezad por vuestro Vicario; rezad por vuestros obispos, vuestro clero. Lucifer ha planeado muchos ataques en contra de ellos.

"Todos debéis comprender y practicar penitencia. Debéis comprender el valor del sufrimiento, porque todos y cada acto de sufrimiento, incomodidad, pueden ser ofrecidos por los pecados de la humanidad. Aún el acto más pequeño de penitencia puede salvar a alguien más.

"Rezad constantemente; vuestros corazones y mentes deberán estar con el Cielo. No os entreguéis al mundo que ahora está controlado por Lucifer y sus agentes. Es un camino angosto al Reino del Cielo, y demasiados pocos se mantienen sobre él. Una vez que lo dejáis, es muy difícil volver a él. La oración tiene la fuerza más grande de súplica para el Cielo. Vuestras oraciones no pasarán sin ser contestadas. Pedid, y recibiréis; buscad, y encontraréis el camino; creed, y se os dará el camino.

"Yo soy vuestro Dios, y Yo soy la Luz, en el Padre Eterno y en el Espíritu de vida. Y os digo, como vuestro Dios: Dios es, Dios fue, y Dios siempre será."

Verónica-Ahora Jesús extiende Su mano hacia afuera, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Jesús-"Ahora, hija Mía, repetirás la oración-mensaje que te fue dado en el pasado.

El fin no está tan lejos como puedes ver;

Ya hay apostasía.

El hombre echó su suerte y amontonó los carbones

para atizar los fuegos que queman las almas.

Los días están contados, las horas son pocas;

Por consiguiente trabaja y ora y trata de hacer

el trabajo que es dado en la luz,

¡Hasta ese triste día cuando todo sea noche.!

"Os bendigo a todos, hijos Míos, con el Espíritu de luz. Continuad ahora con vuestras oraciones de expiación; son dolorosamente necesitadas. Rezad por vuestro Vicario ahora, hijos Míos. No os involucréis con las preocupaciones del mundo. Vuestras oraciones son urgentemente necesitadas."

Verónica-Sí, lo haré.

FIN