Cabeza explosiva de misil en túnel de N.Y....

Invasión con Misiles!

Víspera del Domingo de Ramos26 Marzo 1983

Verónica-Me tomó por sorpresa el ver las luces, las luces azules, que salen de entre los árboles. Y allí hay dos luces-usted podría explicarlas como que son, como en forma de bola, es muy difícil...redondas. Y estas luces-en lenguaje humano, yo encontraría muy difícil explicarles la belleza de ellas y de dónde vienen. Bien, estrictamente del cielo porque es un milagro en sí ver estas luces-que también han sido captadas en cámara, que vienen del cielo y se abren hacia afuera. Ahora esa es la señal usual de llamada para que nosotros sepamos que Jesús y Nuestra Señora se acerca.

Y ahora precisamente arriba de la estatua de Nuestra Señora, más o menos a quince pies, están éstas-una luz circular redonda se abre dentro de la noche sin nubes que tenemos aquí. Pero, ¡Oh! Nuestra Señora viene ahora. Por un momento, fue no más que como mirar a un punto; Ella parecía muy pequeñita en el cielo, pero Ella se apresura hacia adelante bastante rápido ahora. Nuestra Señora ahora-por eso es que Ella es llamada Nuestra Señora de la Luz, porque la luz en un-precisamente como enmarcando a Nuestra Señora en un círculo es-parece estar siguiéndola a Ella a medida que Ella se mueve hacia adelante. Nuestra Señora está a aproximadamente dieciséis pies, yo diría dieciséis pies, arriba de Su estatua.

Ahora, también, los árboles todos alrededor de nosotros, las puntas de ellos están ahora tornándose a un muy hermoso color rosado. Pero estos rosados...no son luces. Hay en realidad líneas que caen en forma de cascada, como rayos de luz, que vienen de arriba de Nuestra Señora porque ahora Jesús viene muy rápido, comparado con el lento movimiento de descenso de Nuestra Señora, arriba de la base de Su estatua allí.

Nuestra Señora mira a Su alrededor. ¡Oh! Ella está vestida-Ella tiene puesta la más hermosa túnica. Es blanca, tan brillante. Si usted mira a su azúcar, de sus azucareras corrientes, usted verá el blanco-ese es el único lugar donde yo he encontrado el color que describe la túnica de Nuestra Señora y Su manto. El manto de Nuestra Señora es agitado por el viento, muy suavemente, pero debe estar haciendo un poco de viento allá arriba. El manto de Nuestra Señora tiene un borde dorado de aproximadamente-oh, yo diría que de una pulgada y media que va a todo alrededor del manto y desciende en forma de cascada hasta los pies de Nuestra Señora. El oro parece como verdadero oro metálico. No parece hilo; parece realmente como filigrana de oro.

Ahora Nuestra Señora toma Su Rosario, que ha estado asegurado a Su banda-la banda es azul-y Nuestra Señora saca Su Rosario y Ella va a hacer la señal de la cruz-Ella lo extiende hacia fuera, así: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora se acerca. Ella ha flotado, Ella no camina; Jesús y Nuestra Señora, ambos flotan. Es una cosa muy maravillosa de ver, porque yo siempre pienso que eso tiene que ser lo que el Cielo tiene reservado para nosotros si lo merecemos. Si realmente hacemos actos de reparación y hacemos penitencia, como el Cielo ha pedido, nosotros todos, yo imaginaría, flotaremos, usted sabe, flotaremos, dondequiera, así, juntándonos a Jesús y a Nuestra Señora aún si eso es solamente en el Cielo; pero en algún lugar entre el Cielo y la tierra, muchas veces a otros videntes, yo sé que ellos Los han visto, y algunas de las almas de sus amigos y parientes que han tenido una bella muerte.

Ahora Nuestra Señora se mueve hacia Su estatua y mira a Su izquierda, eso sería nuestra derecha, Ella hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora besa Su crucifijo. Es un hermoso crucifijo dorado. Y Ella-Nuestra Señora sostiene el Rosario en Sus manos, así: las cuentas pasan, así, por entre Sus dedos. Y Nuestra Señora muestra un semblante muy apesadumbrado en Su rostro. Realmente es triste ver a Nuestra Señora sintiéndose así de mal. Ahora Ella toca Sus labios con Su dedo índice.

Nuestra Señora-"Hija Mía e hijos Míos, Yo os he dado muchos avisos de la presencia de satanás sobre vuestra tierra. Ya él busca infiltrarse en la Misión del Cielo. Debéis orar más y no estar divididos por menores ofensas casuales, o diferencias de opiniones, ni aún por juicio ligero-juicio equivocado. Yo te aconsejaría, hija Mía, que ores sobre el asunto que te ha perturbado esta semana. Tú entenderás de lo qué estoy hablando. No se harán decisiones por ahora."

Verónica-Ahora Jesús desciende y El está de pie al lado izquierdo de Nuestra Señora; Nuestra Señora está ahora a Su lado derecho. Y Nuestra Señora mira hacia arriba. Y Jesús ahora mira a Su derredor. El tiene puesta Su capa color borgoña que Le cae sobre Su espalda-yo puedo ver el cabello de Jesús-y la capa se extiende hasta abajo, hasta Sus pies.

Ahora, Jesús extiende Su mano hacia afuera, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Ahora Jesús también gira hacia Su izquierda, nuestra derecha, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora El se ha movido hacia acá. El ha flotado un poquito hasta la ramo más alta a nuestro lado derecho de los árboles. Y ahora El se vuelve y retrocede para estar al lado de Nuestra Señora-¡Oh! a aproximadamente de-ahora Ellos están alrededor de-yo no puedo juzgar la distancia a través del firmamento, pero yo diría que Ellos están de pie alrededor de dieciséis pies arriba de la estatua de Nuestra Señora.

Ahora Jesús toma Su dedo índice y lo coloca sobre Su boca; ello significa que escuche y repita.

Jesús-"Hija Mía, Yo no continuaré por ahora el discurso acerca del asunto de la obediencia, la caridad, y otras virtudes que han debilitado la fuerza de trabajo dentro del círculo. Debéis orar más. Y no debéis permitiros titubear en llevar el mensaje afuera al mundo por pequeñas diferencias de opinión y otras cosas que os llevan como conejos corriendo de aquí para allá, sin lograr nada.

"Hija Mía e hijos Míos, tal como os dije en mi última visita a vosotros, había un mensaje muy crucial para ser dado al mundo. Verónica, hija Mía, te trajimos esta noche por los hechos que deben darse a la humanidad. Quizás de esta manera, muchos más buscarán contener este terrible pequeño castigo que viene rápidamente sobre vosotros."

Verónica- Ahora Jesús señala con Su mano hacia arriba al cielo, así, y El me dice ahora que escuche. El ha colocado Su dedo índice sobre Su boca, así, sobre Sus labios, y eso significa que uno escuche y repita lo que uno ve.

Jesús-"Tu escucharás, hija Mía, pero también describirás lo que veas ahora."

Verónica-El cielo se abre, y parece que veo una extensión de agua. Yo estoy parada sobre una colina y veo (el paisaje), y para sobresalto mío, veo algo que sale del agua. ¡Oh, es un submarino! ¡Es un submarino! Ahora en el momento de decir eso, parece sumergirse muy rápidamente en el mar.

Ahora Jesús señala, y yo estoy mirando a la silueta de edificios de Nueva York, como cuando se viene de Long Island. Estoy mirando la silueta de los rascacielos, y ahí precisamente en frente de mí está este submarino. Ahora se sumerge, y va alrededor-yo no sé, está-no sé adónde se dirige, pero está muy profundo. Pero yo noto que el submarino está en las afueras de la línea del horizonte de Nueva York, del lado de Nueva York de los Estados Unidos.

Ahora Jesús va, así, y la escena se desvanece; se desintegra justo como si estuviera hecha de humo. Y el cielo ha retornado a su estado de oscuridad cerrada.

Y Jesús ahora me dice que mire abajo. Yo miro hacia abajo, y parece ser una estación subterránea de trenes, pero no hay nadie. Yo sé, reconozco los rieles de tren que entran en un túnel. No hay nadie alrededor en este túnel. Me parece sentir que éste ha sido descartado como un sistema principal para los trenes. Ahora, Nuestra Señora y Jesús están de pie a mi lado. Yo estoy parada con Ellos en la plataforma. Y Jesús dice:

Jesús-"Mira, hija Mía, lo que entra..."

CABEZA EXPLOSIVA DE MISIL EN ESTACIÓN SUBTERRÁNEA

Verónica-Y ahí sobre los carriles-está hecho con ruedas-hay un vagón abierto, una especie de vagón-como una plataforma de tren. Y sobre ésta-yo sé-yo sé que es una bomba, una bomba muy grande, y tiene una punta, como una forma de V puesta boca abajo, un tipo de boquilla puntiagudo, o como quiera llamarla. Yo no sé la mecánica de las bombas ni nada sobre éstas, pero sé que es una bomba. Y ahora Jesús toca Sus labios. El dice:

"¡Cabeza Explosiva de Misil! Una Cabeza Explosiva de Misil!" (¡WARHEAD!)

Es un túnel subterráneo que ahora no se usa para transporte de pasajeros por el momento. Ha sido abandonado. Pero se ha convertido, dice Jesús, en un lugar ideal de parqueo para una mayor fuerza destructiva que el hombre ha creado-un misil.

Nuestra Señora-"Hija Mía e hijos Míos, hay un hecho que debe ser presentado a toda la humanidad. Yo sé que muchos han tratado de compensar por el vacío que los obispos de vuestro país, y del mundo, han creado cuando ellos no lleven a cabo ni consagren al mayor ofensor ahora en este mundo, Rusia-no consagrarán Rusia a los-los dos Corazones Inmaculados. Mi Hijo y Yo, Nosotros deseamos salvaros de esta destrucción. Y sólo hay un medio para que vosotros podáis: eso es a través de oración y penitencia. Vuestro futuro que se acerca a un punto en que vosotros llamáis el fin de una era, vuestro futuro está sobre vosotros.

"Los Estados Unidos de América no escaparán esta vez a los castigos y a la desolación de la nación que ha formado ahora, a través del mundo, con Rusia la fuerza principal para este mal.

INVASIÓN MAYOR DE LOS ESTADOS UNIDOS Y CANADA

"El hombre fue creado para vivir pacíficamente. El hombre fue creado para conocer a Su Dios, y de esta manera tener un mundo que no es un paraíso, pero que es uno en el cual el hombre pueda vivir en paz y seguridad. Pero ahora todos los líderes del mundo corren alrededor y dicen que hay paz, hay seguridad. Sus palabras son como dos lancetas que salen de la boca; ellos dicen esas palabras, pero luego vuelven sus espaldas y se ocupan alistándose para una invasión mayor de los Estados Unidos y Canada.

Sí, hija Mía, todos los que leen y escuchan el Mensaje deben saber que hay un plan ahora de Rusia, un plan en contra de los Estados Unidos y del Canada. ¡Vuestra nación y Canada están rodeados!"

CUBA - UN OFENSOR

Verónica-Oh, Oh. Jesús ahora señala hacia Cuba. Veo un mapa completo de los Estados Unidos, y Jesús señala a Cuba.

Jesús-"¡Un ofensor!" - El dice - "un ofensor entre muchos, que almacena toda clase de destrucción para otro, sus hermanos y hermanas.

"Esto es permitido, hija Mía e hijos Míos, por una razón, las guerras son un castigo por los pecados del hombre.

"Muchos avisos han sido dados a la humanidad, castigos menores, y ellos continúan como si sus oídos estuvieran sordos, sus ojos estuvieran ciegos y no pudieran ver lo que viene rápidamente sobre ellos.

APACIGUANDO AL ENEMIGO

"Vosotros debéis orar por todos los jefes de los estados. Debéis orar por los maestros que han estado manchando con rapidez la inocencia de los niños.

"Esta aura de modernismo, pacifismo-pacificando al enemigo-¿para qué? El enemigo ha penetrado dentro de vuestro país, los Estados Unidos, mientras vosotros estabais dormidos. Ellos no buscan tomar posesión por medio de métodos humanos. Ellos han tomado posesión viniendo por la puerta de atrás mientras vuestros dirigentes estaban dormidos, o sus espíritus habían volado y ellos estaban en su punto para la infiltración de satán.

"Hija Mía, la última vez que Nosotros te hablamos, te dijimos que había un mensaje mucho más grande para ser dado a la humanidad. Este es el mensaje:

¡QUE RUSIA PLANEA INVADIR A LOS ESTADOS UNIDOS CON MISILES!

"Hay mucho que vosotros no sabéis, pobres hijos Míos, o tal vez algunos pensáis que es mejor que vosotros no sepáis lo que sucede dentro de vuestros gobiernos. Muchos de los diarios y otros medios para daros información han sido silenciados.

"Pero Yo, como Madre vuestra, ruego la intercesión de Jesús al Padre Eterno y al Espíritu Santo para libraros de estos terribles castigos. Si hay necesidad de más almas víctimas, que queden satisfechas con saber que han sido avisadas.

"Hija Mía, Yo sé que esto ha sido un impacto para ti, pero este mensaje debe ir a través del mundo. Despertad a aquellos que duermen antes que sea demasiado tarde.

"Hija Mía, tomarás ahora tres fotografías. Pero ni una palabra debe decirse de estas fotografías. Tu puedes mirarlas, pero no hables de su contenido." (Pausa)

CUERPOS ENNEGRECIDOS

Verónica-Veo una carretera. La carretera parece muy conocida. Es-oh, es Long Island. Y veo a todos corriendo. Yo siento como si yo estuviera en la carretera con ellos, corriendo, también. Y yo le estoy diciendo a una mujer que pasa, "¿Qué sucede? ¿Qué pasa? Y ella responde, "¡Misiles! ¡Misiles! ¡Mire!" Y yo miro atrás mientras corro con ella para ver lo que ella está mirando, y-Oh, ¿Dios mío! Yo nunca había visto antes cuerpos ennegrecidos. (Verónica jadea y habla vacilantemente) Es, es-la piel está-yo no puedo distinguir si son mujeres u hombres o lo que sean; la piel ha sido ennegrecida, y hay una gran parte de este cuerpo...ha sido derretido por el calor.

Nuestra Señora-"El terror se apoderará a la nación. Yo he tratado de preveniros, hijos Míos, que los Estados Unidos es como el águila desplumada al desnudo por sus enemigos, desplumada hasta el desnudo por mala representación, desplumada al desnudo por el pecado. Vuestra nación está muy enferma, hijos Míos. Tu Me peguntas, hija Mía, ¿porqué esto no puede ser detenido? Vosotros debéis ahora confiar en Mi Hijo, Jesús. Y cuando estéis aterrorizados, diréis: ¡Mi Jesús, Mi Confianza!

"Sí, hija Mía, ninguna guerra presentó jamás un cuadro bonito.

"Hija Mía e hijos Míos, no enfatizamos ninguna cosa que pueda ser llamada política. De ninguna manera es esto como está supuesto a ser. ¡De ninguna manera! Yo deseo poneros sobre aviso de lo que viene sobre vosotros. Y cuando esto suceda sabréis que a muy pocos les importó, muy pocos fallaron...para aprender una lección de su pasado; muy pocos dan ofrendas de reparación al Padre Eterno.

"Hay una balanza ahora que está siendo sostenida sobre vosotros. Ella cae-la balanza se inclina pesadamente hacia la izquierda. Pero cuando ella sea nivelada sabréis y entenderéis este mensaje.

"Hija Mía, continúa ahora con tus oraciones de reparación. Yo tengo mucho que hablar contigo, pero eso será luego.

"Tú tomarás ahora tres fotografías y las leerás bien, pero no hables acerca de ellas." (Pausa)

Verónica-En todo el contorno de los árboles hay un penetrante, brumoso, pero hermoso, resplandor rosado. Ahora directamente sobre la estatua de Nuestra Señora, Jesús viene hacia adelante, y El está solo. No sé a dónde ha ido Nuestra Señora, pero Jesús viene hacia adelante y El está de pie como-oh, a dieciséis pies sobre la estatua de Nuestra Señora. El tiene una muy-no es una mirada serena, sino una mirada muy herida y seria en Su rostro-como Nuestra Señora diría, en Su rostro.

Ahora Jesús mira a Su derredor. Y El ha venido ahora bastante abajo sobre la estatua de Nuestra Señora, y El toca Sus labios con el dedo índice.

Jesús-"Hija Mía e hijos Míos, Yo comprendo que esto ha sido un gran impacto para todos vosotros el saber lo que está sucediendo y lo que está viniendo rápidamente sobre vosotros. Si Nosotros pudiéramos, os evitaríamos esta crisis emocional y sufrimiento al oír este mensaje. Sin embargo, es un hecho que vosotros no podéis permanecer en la oscuridad sin saber la seriedad de Nuestros mensajes a vosotros. Si vosotros hubierais aceptado el mensaje del Cielo, dado por Mi Madre a muchos otros videntes en el mundo, no habríais alcanzado este punto en la historia de vuestro país.

"Sí, hija Mía e hijos Míos, el mundo ahora está siendo preparado por el Oso y afrontará un crisol de sufrimiento. Tal como Mi Madre os ha dicho antes, Yo repetiré nuevamente: Habrá castigos menores, y luego vendrá el gran Aviso y el más grande de los castigos, un Castigo como nunca ha sido visto antes en vuestra nación o en las naciones del mundo, y oramos porque jamás sea visto otra vez. Sin embargo, solamente unos pocos quedarán.

"Tú, hija Mía, continuarás viendo que el mensaje vaya a toda la humanidad. Yo os pido poner a un lado todas vuestras diferencias entre vosotros, porque unirse es prevalecer y dividirse es caer. Por lo tanto, vosotros no ensancharéis la brecha sino que la cerraréis. Tú puedes reflexionar sobre esto, hija Mía, y Yo estoy seguro que al hablarte, tú entenderás lo que debes hacer. Tú harás tu propio juicio de lo qué es más importante: sacar de dificultades a un alma que no tiene la gracia en este momento de venir por sí misma, o hacerla a un lado y empezar a perseguir como conejos, como Mi Madre te dijo, cosas que son materiales e innecesarias dentro del círculo de luz. "Hija Mía e hijos Míos, habrá un gran Castigo, pero éste coincidirá con la llegada de la Bola de la Redención y la Tercera Guerra Mundial.

RUSIA USARA POTENCIAL HUMANO DE CHINA

"Rusia también utilizará el potencial humano de China cuando ellos acometan.

"Me doy cuenta, hija Mía, que este mensaje tiene un gran impacto emocional sobre tí. No temas.

"666-los días de sufrimiento-están a comenzar: 6 es por los seis que vienen, 6 es por los seis días de sufrimiento; y 6 es por aquellos que serán enviados de regreso al infierno-666, la mayor de las fuerzas del infierno dirigidas por satán.

"Hija Mía, tomarás un juego más de fotografías, y esto imprimirá para tí un poco de conocimiento adicional que no puede publicarse por ahora. Guárdalo bien, hija Mía, y no sucumbas a tu naturaleza de nunca revelar un secreto, el cual es pronto revelado. Tú debes ser muy cuidadosa, porque tú no comprendes el peligro alrededor tuyo ahora que has recibido este mensaje.

"Orad, hija Mía e hijos Míos, a menudo. Orad por aquellos que no tienen la luz, y ellos también recibirán la luz debido a las gracias que vosotros habéis reunido para ellos."

Verónica-Jesús ahora extiende Su mano, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Jesús-"Yo os bendigo a todos, hijos Míos, y a todos aquellos conocidos como trabajadores Marianos a través del mundo. Será a través de la intercesión de Mi Madre por todos vosotros que solamente unos pocos morirán. Y solamente unos pocos serán salvados. Pero entonces, hija Mía e hijos Míos, vosotros sabréis y tendréis la respuesta para toda la humanidad."

Verónica-Yo veo ahora que el cielo se vuelve bastante iluminado. Hacia nuestro lado derecho, hay una inmensa bola. Luce como el tipo de bola que tiene impresos sobre ella, algo como lo que uno usaría en la escuela (Verónica se ríe suavemente). Pero no, Nuestra Señora dice que es una bola caprichosa; sin embargo, "lo que significa no es para ponerte contenta, sino triste, hija Mía."

Hay un crucifijo, una cruz-no, no un crucifijo-una cruz sobre la bola. Y ahora veo llamas disparándose por debajo de la bola. ¡Oh! Las llamas se lanzan más alto y más alto. Parece como un mundo en llamas. Yo puedo oír a la gente corriendo. Ellos están gritando. Algo terrible ha pasado. El mundo estará en llamas.

Jesús-"Continuad ahora, hija Mía e hijos Míos, con vuestras plegarias de reparación. Ellas son dolorosamente necesarias."

Dios te salva María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de Tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerto. Amén.

FIN