Ese Tratado Tiene Que Ser Anulado Entre...

El Vaticano y Rusia!

Víspera de la Visitación de María1 julio 1985

Verónica-Hay luces azules que caen en cascada en todo el contorno de los árboles, directamente arriba de la estatua de Nuestra Señora. Ahora muy arriba en el cielo--no puedo calcular la distancia en millas--veo la hermosa luz blanca de Nuestra Señora. Viene como una bola. ¡Oh! sí es, es una bola. Y Nuestra Señora está de pie, parada sobre ella, pero Ella es tan brillante que es muy difícil para mi verla a través de la luz hasta que Ella no descienda más desde el cielo.

Ahora Nuestra Señora viaja sobre esta bola muy rápidamente y Ella, sobre la bola, está directamente arriba del árbol que está arriba de la estatua de Nuestra Señora aquí. Nuestra Señora ahora se baja. La bola está suspendida en el aire. Parece como una bola, pero no puedo distinguir las figuras sobre ella. Sí, oh, no es una bola, es en realidad un globo del mundo, porque las figuras que no puedo distinguir están en todas las direcciones y algunas de ellas están oscurecidas, algunas de ellas son rojas y otras, blancas.

Nuestra Señora me hace una seña. Ella sostiene Su Rosario, así, mientras la bola está suspendida, nuestra tierra, a Su lado izquierdo. Nuestra Señora cruza hacia nuestro lado izquierdo, justamente más allá del primer árbol grande cerca de la estatua, y Ella extiende Su hermoso crucifijo de Su Rosario, el Rosario de los Padrenuestros dorados y las Avemarías blancas, que forma cascadas de todos los colores cuando Ella gira. Nuestra Señora bendice a todos: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora ve a Su derredor. Su hermosa túnica blanca--Ella lleva puesta la bella túnica blanca, y también un manto. El manto es de un blanco puro. Ahora puedo ver que arriba de la cintura de Nuestra Señora, sólo un poco arriba de la parte estrecha de la cintura, Ella tiene un cinturón como de una cadena de oro, un cinturón acordonado que sostiene Su túnica. El manto de Nuestra Señora ahora cubre toda Su cabeza y Sus hombros; no puedo ver Su cabello. El manto es de un blanco puro, que es realmente luminoso y resplandeciente. Y en todo el contorno de Su manto hay un pequeño borde de aproximadamente media pulgada, en todo el contorno del manto de Nuestra Señora.

Ahora Nuestra Señora toma el crucifijo de Su Rosario y lo besa, así.

Ahora, Ella cruza. Y el globo se queda estacionario, aunque se había movido mientras yo veía a Nuestra Señora a nuestra izquierda. El globo obviamente ahora se ha movido más hacia nuestra derecha. Y Nuestra Señora ahora se acerca al primer árbol, el árbol muy alto, arriba de Su estatua.

Ahora Nuestra Señora lleva Su dedo, así, a Sus labios, lo cual significa escuchar, hija Mía, y repetir. Nuestra Señora asienta con Su cabeza, sí. Ella sostiene Su Rosario, como para darle fuerzas para (dar) un Mensaje muy urgente al el mundo.

Nuestra Señora-"Hija Mía e hijos Míos del mundo, vengo a vosotros con una gran noticia, aunque no una de alegría, sino de compasión y de dolor. Yo digo dolor, porque por muchos años terrenales Yo he viajado entre vosotros, de lugar en lugar, de país en país, tratando de advertiros que evitéis este Castigo venidero, que rápidamente se acerca a la humanidad. Muchos morirán en la gran llama de la Bola de la Redención.

"Todos los que os burléis, aprenderéis demasiado tarde que la Misión del Cielo era urgente y dolorosamente necesaria, por el número de pecados, aquellos niños en pecado, que están contados ahora, no en unos pocos sino en multitudes, y que caen rápidamente al infierno."

Verónica-Ahora Nuestra Señora ve hacia arriba y señala hacia los cielos. Y mientras La miro, Ella va hacia, y Ella ahora está directamente contiguo a la bola, y Ella me señala secciones de la bola con Su dedo.

Nuestra Señora-"Allí estallará en llamas, hija Mía."

Verónica-Ahora, eso, puedo ver que la bola es realmente un globo del mundo, como los que tenemos en los escritorios de los colegios. Y el primer lugar que estallará en llamas es África. Ahora Nuestra Señora señala más arriba en el globo, y dice ahora:

Nuestra Señora-"Escucha, hija Mía, y repite esto bien.

"Los Estados Unidos de América se acerca rápidamente al comienzo de la Tercera Guerra Mundial. Hijos Míos, vuestros periódicos y medios de comunicación no os dan cuenta de estas misiones secretas. Hay hombres que van del Departamento de Estado, de aquí para allá, para adelante y para atrás; (ellos) buscan la paz, paz, donde no hay paz; y paz donde no habrá paz, a menos que sigan los consejos del Padre Eterno y los Mensajes dados por el Cielo en los años pasados, no solamente en estos terrenos, hijos Míos, en Bayside y en Flushing Meadows, sino también a varios videntes, jóvenes y viejos, alrededor del mundo. El mundo grita paz, paz, y no habrá paz, a menos que el mundo reconozca Mis advertencias de precaución desde hace muchos años terrenales, y actúen sobre ellos.

"Os he prometido paz, hijos Míos, si vais adelante con vuestro Rosario en una mano y el Escapulario Marrón alrededor de vuestro cuello. Cuántos habéis desechado vuestra armadura por temor, o porque teméis las burlas de aquellos quienes ya han endurecido sus corazones a la verdad. Y sus ojos y sus corazones están eternamente cegados, porque muchos de ellos caerán al infierno, y muchos de ellos llevarán boinas rojas."

CLÉRIGOS PLANEAN LA MUERTE DEL PAPA

"Hija Mía, Yo digo esto, porque satanás ahora ha entrado en los estratos más altos de la Jerarquía. Y esto os digo, detenedlos ahora mientras aún hay tiempo. Acércaos a vuestros sacerdotes, porque ellos planean la exterminación del Papa Juan Pablo II antes del Sínodo.

"¿Qué puedo hacer? hija Mía, te preguntarás a tí misma al pasar (este conocimiento) por tu cabeza con espanto. No hay nada que temer, hija Mía: Yo te he dado el camino. Rezaréis el Rosario diariamente, hijos Míos, eslabón por eslabón, cuenta por cuenta, a través de todo el mundo. Porque os repito, vuestro tiempo casi se ha cumplido, cualquier día, cualquier hora, estaréis enfrentados a la mayor parte del Castigo.

"Hijos Míos, yo os advierto ahora, y deseo que recordéis aquellas instrucciones que Yo os dí hace varios años de tiempo terrenal, que mantengáis en vuestras casas una buena provisión de alimentos enlatados. Ellos tienen valor en vuestros estantes, hijos Míos, ellos no se echarán a perder. Pero, es mejor guardarlos y que se os descompongan, a que os llegue el gran Castigo. Será una bola de fuego que incendiará muchos de los químicos que son almacenados para la destrucción de las naciones.

"Hijos Míos, os repito nuevamente: ¿Porqué Roma y Nuestro Vicario han abandonado el camino que el Padre Eterno Me dio para daros? ¿Porqué abren las puertas e invitan a otro atentado de asesinato contra vuestro Papa, Nuestro hijo, Juan Pablo II?

ALMACENAD ALIMENTOS ENLATADOS, AGUA Y FRAZADAS

"Hijos Míos, no sólo con alimentos enlatados estaréis guardando comida, sino que debéis hacerlo saber a vuestros familiares y amigos, que debéis guardar frazadas y agua en lugares y depósitos bien cerrados, porque al principio del Castigo no habrá nada que vosotros podréis comprar debido a la contaminación.

"Vuestros hogares están protegidos por un ser sobrenatural, por San Miguel, la cabeza de los ejércitos del Cielo. Así como en los días de la antigüedad, así será, hijos Míos, que os será enviado un ángel de la muerte, pero en forma humana.

"Mientras el mundo clama `paz', `paz' y `salvación', ellos no miran en la dirección correcta. Ellos dependen de los científicos del mundo, quienes siempre buscan, pero nunca encuentran la verdad. Estos científicos ahora han creado arsenales de municiones y cabezas de guerra y misiles, con los que buscan ganar el control del mundo.

NACIONES DESAPARECERÁN DE 3 A 5 MINUTOS

"Hijos Míos, no se necesita tener mucho conocimiento ni ser muy instruídos, para comprender que el Cielo os está alertando ahora sobre los peligros del ataque del Comunismo. Satanás, al control, pronto tendrá a uno poseído, y, también, de mayor rango en el mundo actual, para presionar aquella pequeña técnica, la magia tecnológica, no de forma humana sino en forma mecánica. Como un robot, esto irá por todas las naciones, y las naciones desaparecerán de la tierra en el corto tiempo de tres a cinco minutos."

Verónica-¡Oh! ¡Oh! (Verónica suspira pesadamente)

Nuestra Señora-"Hija Mía, derramo lágrimas de gran compasión por vosotros. No tengas miedo, hija Mía: Yo te he hecho una promesa que si haces Mi Misión, empleando cada onza de energía de tu cuerpo quebrantado, salvarás muchas almas, hija Mía. Como premio, Yo te digo: tus hijos serán salvados.

"El mundo puede llamarlo el asalto del holocausto, pero no muchos tendrán la oportunidad de averiguar lo que habrá sucedido a sus alrededores, mientras corren para adelante y para atrás tratando de huir antes del Castigo. No miréis para atrás, hijos Míos, cuando encontréis los cuerpos ennegrecidos--cuerpos muertos--caídos a lo largo de vuestros caminos-no los toquéis, o vosotros también moriréis.

RUSIA NO HA SIDO CONVERTIDA

"Esto os dirá, hija Mía e hijos Míos, que el mayor Castigo será la Tercera Guerra Mundial, que está siendo planeada ahora. Rusia no ha sido convertida. Y ¿por qué? Porque el Mensaje que Yo les dí hace muchos años a los pequeños niños, y a aquellos quienes tuvieron el corazón para buscar la verdad, Yo les dije que a menos que ellos rezaran el Rosario y llevarán el Escapulario Marrón, la muerte tomaría lugar entre los vivos: muerte como ningún hombre puede percibir en su mente humana, para ver la destrucción de los misiles y otros despreciables implementos tecnológicos, construidos estrictamente del conocimiento de satanás.

"En la iglesia, hija Mía, llora conmigo. Mis lágrimas caen sobre tí y tus hijos y sobre todos los hijos del mundo, debido a que muchos morirán en las grandes llamas de la Bola de la Redención; y, también, por las armas tecnológicas del enemigo, Rusia. Todas estas municiones están siendo enviadas a través del mundo. Ellos construyen armamento más allá de lo que el hombre puede concebir. Debéis saber esto, porque sólo vosotros, hijos Míos, que escucháis Mis palabras, y actuáis sobre ellas, seréis salvados.

"Vuestros hijos, lloro por vosotros, pobres madres. Sabed que Mi Corazón de Madre es consolado solamente por el conocimiento de que esos hijos no estarán perdidos para el Cielo. Pero vuestros hijos jóvenes han estado desapareciendo de sus hogares. Y ¿dónde están ellos, mientras vais de aquí para allá, buscando a vuestros hijos, y Mis lagrimas de Madre caen sobre vosotros? Muchos serán encontrados muertos, pero otros nunca serán encontrados, porque han sido dispuestos de la manera más vil por un grupo conocido como los satanistas.

DOCE PRINCIPALES CÉLULAS DE SATANISTAS EN LONG ISLAND

"Estos grupos, hija Mía e hijos Míos, aumentan, aún en vuestra isla de Long Island. Hay por lo menos doce principales células de satanistas (Covens), y emplean sacrificio humano. Estos cuerpos, hijos Míos, no podrán ser encontrados por la policía, ni por otras autoridades quienes buscan ayudar y consolar los corazones de los miembros de las familias de los niños perdidos.

"Pero Yo os digo esto ahora, porqué tenemos esta abominación de asesinatos de niños: porque ellos son poseídos por satanás, aquellos quienes establecerán las leyes, leyes en contra de Dios. Tu país, hija Mía, los Estados Unidos, experimentarán la guerra como nunca la han concebido en sus mentes que pudiera entrar en la gloriosa nación de los Estados Unidos y Canadá. No, hijos Míos, vosotros no podéis escapar de esto. Vuestro tiempo se está acortando.

HERVID EL AGUA PARA USO DOMESTICO

"Hija Mía, deseo que tú hiervas el agua de tu hogar. Yo os diré ahora, hijos Míos, que si vosotros recibís agua en vuestros hogares para vuestro uso, ésta deberá ser hervida, porque la contaminación de materias químicas y materias de desecho--materias de desecho nuclear--están filtrándose en la tierra de la nación y contaminando estas aguas, la cual traerá la muerte inminente a muchos.

"Hija Mía, tu estás atemorizada por todo lo que Yo tengo que decirte, pero ésta es la razón, hija Mía, por la cual Nosotros te hemos sacado de tu lecho de enferma y te hemos traído, a través de la gracia del Padre, a estos terrenos esta noche.

"Era inminente que el día 18 tu escucharas y siguieras Mis instrucciones, hija Mía, y lo hiciste bien, y has salvado un alma del infierno. Sí, hija Mía, yo sé que sientes escalofrío cuando piensas en el infierno. Y cuando Yo te conduje abajo para mirar el infierno y el purgatorio, hija Mía e hijos Míos, especialmente tú, Verónica--tú sabes que Mis palabras no pueden ser tomadas a la ligera, porque tú las has vivido. Tú viviste las consecuencias de tal mal cuando no pudiste venir el día 18. Rezad, hijos Míos, una constante vigilia de oración.

"Y también, en este momento, deseo extender el consuelo de Mi Corazón de Madre al Padre S. Fue el deseo del Padre Eterno que él viniera hacia ti. Pero, naturalmente, cuando él se unió al rebaño del Cielo, los lobos lo siguieron y lo dispersaron entre el rebaño. Su corazón Me es conocido, hijos Míos, no busquéis encontrar razones por su presente conducta. El regresará, pero tendrá una cruz muy pesada que llevar cuando regrese. Nosotros estamos orgullosos de Nuestro hijo quien hizo tanto para difundir el Mensaje del Cielo.

"Hija Mía e hijos Míos, rezad por aquellas pobres madres que tenían los hijos perdidos. Habrá grandes castigos antes de este Castigo mayor, hija Mía. Habrá muchos castigos: muchas lágrimas fluirán de los ojos de las madres, y sus corazones serán abiertos a la misericordia, implorando misericordia.

"Hija Mía, deseo en este momento que tú tomes tres fotografías. Ellas son muy importantes, porque como te hice saber antes, y tú lo repetirás otra vez: satanás ha entrado en los altos dominios de la Jerarquía. Una iglesia en tinieblas lleva una banda de muerte a su alrededor. Mejor que hayan pocos con calidad, a que no haya nada. Porque sin la luz de Dios, verdaderamente iluminando dentro de las iglesias de Mi Hijo en la tierra, ellas se oscurecerán al llevar ellos muchas almas por el camino de la perdición. No los juzguéis, hijos Míos, cuando os encontráis con estas almas perdidas, más bien, rezad por su salvación, porque muchos han sido engañados.

"Como Yo os dije antes, la Iglesia de Mi hijo está en una gran crisis. Los enemigos de Dios, con Rusia a la cabeza, ahora buscan destruir el conocimiento del Padre Eterno en la Trinidad. Mi Hijo, ellos buscan sacarlo de la historia y tratan de difamarlo para sus propios beneficios.

"Hijos Míos, advertid a otros a través del mundo que no deben emplear el nombre de Mi Hijo en blasfemias ni cólera. El nombre de Mi hijo está siendo abusado de tal forma ahora que el Padre Eterno tiene Su Mano opresora cerca de la Bola que está al pie de Su Trono."

Verónica-Nuestra Señora, Nuestra Señora señala ahora--Ella está de pie directamente arriba de la estatua en el centro del Pabellón. Nuestra Señora señala y Ella me dice que escuche, hija Mía.

Nuestra Señora-"Estudia esa fotografía, hija Mía. Hay plata, mucha plata que es colocada sobre una mesa, y ojos hambrientos la miran hasta que sus mentes se nublan como lo mágico del satanismo. Y veo entre ellos a muchos clérigos, ellos son clérigos Católicos Romanos. Ellos están entre aquellos..."

Verónica-¡Oh! (Verónica suspira con mucha angustia)

Nuestra Señora-"...quienes están planeando el asesinato del Papa Juan Pablo II. Ojalá Dios, hijos Míos, tenga misericordia de sus almas, y los detenga antes de que sea demasiado tarde. Ellos no pueden esconder su culpa del Padre Eterno. Ellos no son sino agentes del infierno mientras mal guían el rebaño, y hasta se rebajan al asesinar para lograr su camino.

"Hija Mía, toma tres fotografías y entonces Yo te hablaré de nuevo."

Verónica-Nuestra Señora señala hacia el cielo y en lo alto del cielo, veo (la Basílica de) San Pedro en Roma. Nuestra Señora está ahora arriba de la cúpula de San Pedro y Ella toma Su manto, y lo abre muy amplio. Nuestra Señora lo extiende sobre la Basílica de San Pedro.

Ahora Nuestra Señora toca Sus labios, lo que significa escuchar bien.

Nuestra Señora-"Hija Mía, Yo enviaré muchos agentes del Cielo, ángeles para proteger al Santo Padre. Pero vosotros que estáis en la tierra, debéis hacer vuestra parte, porque de ninguna manera debéis tener una medida de responsabilidad, al final, por falta de cooperación con las instrucciones del Cielo para salvar a vuestro Santo Padre el Vicario en la tierra, Juan Pablo II.

"Hija Mía, toma inmediatamente tres fotografías, y manténte en recogimiento hasta que Yo te hable nuevamente." (Pausa)

Verónica-¿Puedo repetirlo?

Nuestra Señora-"Sí, hija Mía, puedes repetirlo. Las fotografías lo confirmarán. No te atemorices por la venganza; nunca te atemorices, hija Mía, porque estás siguiendo las orientaciones del Cielo muy bien, y debes continuar haciéndolo."

Verónica-Nuestra Señora sostiene un papel pergamino.

Nuestra Señora-"Mira, hija Mía, lo que ha sido escrito aquí. ¿De adónde y cuándo se originó este pergamino de reconciliación con Rusia, firmado por muchos Cardenales? Oh, hija Mía, Mi Corazón sangra."

Verónica-¡Oh! (Verónica suspira.) El manto de Nuestra Señora se aparta un poco, y veo un Corazón, Su Corazón, y allí hay cuchillos y espinas, un grupo completo de espinas, como el que Le pusieron en la cabeza a Jesús, antes que El muriera. ¡Oh!

(Verónica suspira pesadamente)

Nuestra Señora-"Toma las fotografías ahora, hija Mía, y Yo reflexionaré (sobre) cuándo darte el final del Mensaje. (Pausa)

"Entre aquellos que fueron adelante a dañar la Iglesia de Roma, allí estaba el Cardenal Jean Villot. El ha recibido su JUSTO castigo.

ANULAR EL TRATADO VATICANO-RUSIA

"El pergamino de papel contiene las palabras que establecieron el tratado entre el Vaticano y Rusia. Ese tratado debe ser anulado. Todavía hay, hija Mía, tres que viven ... tres que viven sobre la tierra, quienes fueron miembros del esbozo de este tratado.

"Ahora, hija Mía, leerás las fotografías."

Verónica-Todo alrededor de los árboles, y detrás de la estatua de Nuestra Señora, hay luces rosadas que vienen hacia abajo como rayos, o fajas de luz, de los cielos. Y directamente arriba de la estatua de Nuestra Señora, alto en el cielo, hay un círculo de luz. Yo siempre siento, desde que ví eso con Santa Teresa y otros personajes del Cielo, que había algo muy, muy especial acerca de ese círculo de luz, que algún día Nuestra Señora nos lo revelará; es algo sobrenatural.

Pero Jesús viene ahora hacia nosotros. El me escucha. El sonríe y El--la luz se hace más tenue ahora al descender El. El está de pie directamente arriba de la estatua de Nuestra Señora. No puedo contar en pies la distancia, pero diría que El está por lo menos a siete pies arriba de la estatua. Ahora Jesús ve a todo Su derredor, y hay bastante viento porque Su capa está volando hacia afuera, y El mira hacia atrás y hacia adelante con una sonrisa.

Ahora Su cabello está hacia bajo...El no tiene capucha en la parte de atrás de Su túnica. Ahora Su túnica es de color borgoña. Y esta noche no sé si yo la ví con el color oro en ella--ella tiene un ribete de oro todo alrededor de la orilla exterior, como media pulgada de un ribete dorado, en todo el borde de Su capa.

Ahora Jesús, Su túnica interior no es tan larga, y yo puedo ver Sus pies. El lleva sandalias, pero parecen como si fueran hechas de algún tipo de piel marrón, un material semejante a piel, a piel de animal.

Ahora Jesús mira a Su derredor. Ahora El va hacia nuestro lado izquierdo, eso sería--personas en la otra dirección--Su lado derecho--pero desde donde nosotros estamos, El se mueve hacia Su lado derecho, nuestro lado izquierdo.

Y ahora El alza Su mano, así, y hace la señal de la cruz: En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús ve hacia nuestro lado derecho y se mueve muy lentamente. El ve a todo Su derredor. Y ahora El está otra vez directamente arriba de la estatua de Nuestra Señora. El había vagado hacia, y pareció como titubear por alguna razón, y ha vuelto al centro.

Ahora El extiende Sus manos y Sus brazos, así: En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

Ahora El hace una vuelta rápida hacia Su izquierda, nuestra derecha, y cruza el cielo, y El está de pie ahora como a unos dos pies arriba de los arbustos, los árboles, como a dos pies arriba de ellos.

Ahora Jesús mira alrededor y levanta Sus manos muy alto: En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora El está hace algo muy, muy extraño. El extiende Sus manos, así, enfrente a El, y hay una serie de rayos que emanan de Sus brazos y de Sus manos. Los rayos se extienden muy alto sobre nuestras cabezas. Ellos van más allá hacia un lugar allí atrás (Verónica señala hacia su derecha). Yo creo que allí hay alguien, dice Jesús, que está muy enfermo, pero será curado esta noche, ahora mismo, en esa sección, allí.

Ahora Jesús mira. El asintió con Su cabeza--sí, yo comprendí bien.

Ahora El se va, El gira rápidamente hacia Su derecha, y viene por arriba de la estatua de Nuestra Señora ahora, de nuevo. El mira a Su derredor y ahora hace así, como hace Nuestra Señora, que significa escuchar y repetir.

Jesús-"Hijos Míos de la tierra, qué feliz estoy de saber que entre vosotros hay quienes desean dedicar y sacrificar vuestras vidas, para entrar en el Cielo a través de la salvación de muchas almas sobre la tierra.

Debéis todos hacerlo saber a la humanidad que hay un infierno, que hay un purgatorio, y, por supuesto, el Reino del Cielo. El camino al infierno es rápido y amplio. El camino al Cielo es estrecho, y muy pocos lo encuentran.

"Hija Mía e hijos Míos, debéis hacer todo lo posible por devolver la Fe a Mi Casa, Mi Iglesia sobre la Tierra. A menudo He llorado a través de las lágrimas de Mi Madre. Sus lágrimas y las Mías han abundado sobre la tierra, porque a través del Padre Eterno, el hombre fue dado conciencia y libre albedrío, para aceptar el Cielo por (medio) del sacrificio y la penitencia, teniendo que enfrentar el reproche de un mundo en tinieblas.

"Yo quiero que cada uno sobre la tierra sepa que el gran Castigo y los castigos de las sequías, los terremotos, huracanes, tornados, son cosas menores comparadas con el número de vidas que se perderán con el gran Castigo.

LA ABOMINACIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD

"Yo considero tu país, hija Mía, culpable porque muy pocos de los que están en el poder en el gobierno y los maestros de Mi Iglesia en la tierra, muy pocos están deseosos de luchar contra la abominación de la homosexualidad que se esparce a través de los Estados Unidos, Canadá y del mundo. De ninguna manera será aceptada la homosexualidad, porque significa condenación y destrucción. Y os digo esto, a las una vez vírgenes en los conventos del mundo, que habéis escogido desechar vuestra profesión y vuestros votos de fidelidad a vuestro Dios para buscar una vida más placentera sobre la tierra sin vuestros hábitos, sin vuestros conventos, y viviendo la vida de una persona laica.

"Todos los que habéis recibido las Ordenes Sagradas legalmente, seréis hechos responsables de haber desechado vuestra profesión, porque debilitáis la estructura de Mi Casa.

"Muchos debido a los errores cometidos a causa de los buenos corazones de Juan XXIII y Pablo VI; muchos han tomado los mensajes y directivos dados en el Concilio Vaticano y los han tergiversado para acomodarlos a ellos mismos, (ellos) leen en la Biblia palabras de su propia interpretación, y encuentran excusas para sus pecados a través de la Biblia.

"Hija Mía e hijos Míos, los asesinatos de los no nacidos traerán gran Castigo sobre los Estados Unidos, Canadá, y las naciones del mundo. Contribuyen ahora no solamente a la delincuencia de vuestros hijos, y de los hijos del mundo, sino que permiten el asesinato y la eutanasia. Eutanasia, hija Mía e hijos Míos, ¡es asesinato!

"Nosotros hemos sido muy pacientes. El Padre Eterno ha expresado Su decisión a través de Mi audiencia, y Yo os digo, hijos Míos, ¡vuestro castigo está muy próximo!

"Nosotros esperamos que todos vosotros leáis y releáis las directrices de Mi Madre, porque son Mis directrices en el Padre Eterno y el Espíritu Santo.

"Ningún hombre caerá en el infierno a menos que él lo desee. Porque su corazón y sus ojos están cegados; su corazón está endurecido y los placeres del mundo y la popularidad de una generación que se ha enloquecido por el pecado--por esto él cederá su alma eterna.

"Y, especialmente, hijos Míos, Yo os repito nuevamente las palabras de Mi Madre cuando Ella os dijo hace algún tiempo, que cualquiera que hubiese tenido aún una pequeña medida, responsabilidad en la muerte de los no nacidos, será juzgado como asesino. Ninguna nación que se ha corrompido de tal manera que sus reglas y regulaciones legales (leyes) hayan sido cambiadas para aquellos que están en pecado, permanecerá. Ellos arderán hasta sus cenizas, así como sus cuerpos arderán sobre los caminos y las calles.

"Hijos Míos, Yo tengo una gran compasión por todos Mis hijos de la tierra. Pero os digo esto a vosotros, vosotros tenéis libre albedrío. Mi Madre ha aceptado Su papel como Mediadora entre Dios y el hombre. Si vosotros escucháis los consejos de Mi Madre, seréis salvados, y también compartirás la lucha por corregir el mal que ha sido cometido contra el Padre Eterno y contra todos los personajes del Cielo.

"Teresa deseaba estar con Nosotros esta noche, pero debido al tiempo y a la condición del estado físico de tu cuerpo, hija Mía, te traigo sus palabras, a pesar que ella hubiese preferido aparecer ella misma. Te traigo sus palabras: `Hermanas mías, ¿qué es lo que habéis hecho con vosotras mismas? Yo puedo ver a través del Padre Eterno, lo que ha sucedido en vuestros conventos. Yo sólo puedo suplicarles que abráis vuestros ojos y le pidáis al Espíritu Santo que os guíe. No aceptéis el consejo de los hombres, porque ahora satanás y todo el infierno se ha abierto y todos los demonios están sobre la tierra. Esta es la lucha final por las almas.

"Mi Madre te dijo hace algún tiempo que pronto Sus palabras serían pocas, y esto pronto habrá sido ya un año. Pero tú debes saber esto ahora, como portavoz que eres. Nosotros hemos tratado, y te hemos traído aquí a los terrenos, hija Mía, para poder continuar y tratar juntos--y digo tratar--de salvar al mundo de su propia destrucción.

"Satanás ha envenenado vuestras mentes, y ahora vuestros grandes científicos buscan solamente una cosa--satisfacer al Oso. - por dinero. Y ¿qué es el dinero? No podéis tomarlo más allá del velo. Iréis como vinisteis, pero seréis juzgados cuando salgáis.

"Hija Mía e hijos Míos, enfatizo de nuevo por medio de Mi Madre, que mantengáis vigilias de oración a través de vuestros países del mundo. Será a través del Escapulario Marrón de Mi Madre, y de las cuentas de oración, que muchas almas podrán ser salvadas, y podrá haber un aminoramiento del Juicio contra la humanidad, en la cual él perdería su cuerpo al convertirse en ceniza, tan grandes serán las llamas.

"Hija Mía, no te atemorices. Yo te enseñaré una fotografía ahora. Sostén ahora tu crucifijo y no te atemorices." (Pausa)

Verónica-¡Es horrible! ¿Quiénes son ellos?

Jesús-Los buenos y los malos morirán juntos, hija Mía. Sí, lo que Yo acabo de mostrarte ahora, puedes describirlo, hija Mía, si tú lo deseas."

Verónica-Yo veo una camino. Veo a personas que huyen, sus ropas están raídas. Parece como si hubieran sido alcanzadas por una ametralladora o algo que les hubiera arrancado las ropas de sus cuerpos. Pero lo peor de todo, es lo que está más allá de los caminos. Yo veo cuerpos, cuerpos muertos esparcidos por doquier, en las calles, entre las casas, en los lotes. Yo veo las aguas en llamas. Y veo las aguas batiéndose y batiéndose y elevándose más alto, y más alto, y subiendo a las costas que bordean el mar.

Jesús-"Sí, hija Mía, en el gran Castigo, la bola de fuego caerá a las aguas, matando todo lo que sea viviente en los mares. Y también, desafortunadamente, porque ellos no escucharon y cambiaron sus caminos, muchos morirán también en las llamas, y también en las aguas. Aquellos que viven a lo largo de las costas, os aconsejamos mantened un Sacramental y un crucifijo arriba de vuestras puertas para que el ángel de la muerte no entre en vuestros hogares.

"Ahora, hija Mía, debido al largo tiempo de reposo y enfermedad, tu tomarás tres fotografías más. Ellas enfatizarán lo que acabo de decirte en palabras, ya que a veces, hija Mía, una fotografía puede convertir a muchos, porque, al ver, algunos creen. Benditos son aquellos que no tienen que ver para creer. Pero si ellos tienen que creer por algún signo físico, os mandamos todo esto, hijos Míos: conversiones, curaciones, fotografías. Sin duda no podréis rechazar los ruegos de Mi Madre.

"Ahora, hija Mía, tomarás las fotografías, y Yo pondré evidencias explícitas en ellas de lo que Yo te he dicho. Siéntate, hija Mía, y descansa. (Pausa)

LA MISA ANTIGUA DEBERÁ SER RESTITUIDA

Verónica-Jesús no está contento con la manera en que Su clero llevan a cabo sus vocaciones, ni tampoco la Misa. Jesús desea que la Misa antigua sea restituida para borrar tantos errores que ellos han cometido desde que las Nuevas Misas comenzaron.

Jesús-"Y debo repetir de nuevo, hija Mía, para la consolación de las madres. Ellas deberán vigilar a sus hijos cuidadosamente, porque habrán miles y miles que desaparecerán sin ningún rastro. Los cultos satánicos están convirtiéndose en ejércitos, hija Mía. Ellos ya han tratado de atacar a través de los poderes que ellos conservan de satanás. No te atemorices, pero debes ser más cuidadosa, hija Mía, de quién dejas entrar en tu casa. Porque las almas de aquellos que tocan a tu puerta, a sabiendas, sin conocimiento de causa de ellos mismos, son pecadoras, y en el camino de la destrucción, tratan de llevar a otros con ellos.

"Hay que tener valor, hijos Míos, para llevar a cabo esta Misión. Pero seréis guiados por Nuestra Madre Santísima. Mi Madre ha aceptado Su papel, y Ella os prometió, como lo hago Yo, también, que estaremos con vosotros hasta el final de los tiempos, y el comienzo de una gigantesca y gran renovación. Eso, hija Mía, será dado a toda la humanidad a su debido tiempo.

"Tú tomarás las fotografías ahora, hija Mía, es muy importante."

FIN