Nueva York y California serán asestadas...

¡Terremoto!

Fiesta de Nuestra Señora del Rosario5 octubre 1985

Verónica-Muy alto en el cielo, directamente arriba de la estatua de Nuestra Señora, hay los más bellos matices de azul y rosado entremezclados. Ahora esta coloración, que sólo bordeaba--cuando lo noté por primera vez, el matiz de los colores sólo bordeaban el contorno de los árboles que van del lado izquierdo al derecho de la exedra. Pero muy alto en el cielo, veo una bella cascada de estandartes; son estandartes bellos de azul y amarillo, un color amarillo dorado y, también, rosado. Yo sé que los colores azul y rosado significan la llegada de Jesús y de Nuestra Señora.

Sí, ahora ¿vieron hacia lo alto del cielo? Habrán varios otros quienes verán. Muy alto en el cielo, oh, aproximadamente unos veinte pies arriba de la estatua de Nuestra Señora, se abre el cielo. ¡Es absolutamente bello! Y yo veo, conforme se amplía en circunferencia, que la luz es como estar viendo a través de un panel de vidrio que tiene diamantes incrustados en alguna parte dentro del vidrio para irradiar hacia afuera. Y estos diamantes como estrellas que resplandecen están empezando ahora a desintegrarse del círculo y pareciera que cada uno sale en un millón de pedazos. Es de la única manera en que puedo explicar la explosión de estos bellos diamantes que parecen estrellas, viniendo del círculo. Parece como si el Cielo está diciendo, ahora ésta es una ocasión de gran júbilo.

Ahora Nuestra Señora se adelanta primero. Jesús se ha detenido; El descendía a medida que fui dirigida para decirles qué hay sobre nosotros esta noche. Ahora Jesús desciende detrás de Nuestra Señora. Nuestra Señora ha descendido primero. Y Ella ahora ve hacia arriba y señala hacia el cielo. Y Jesús, también, ha tomado Su mano derecha y señala hacia el cielo arriba al lado izquierdo.

Muy alto en el cielo veo un globo muy grande. Es un globo del mundo. Se pone muy iluminado. Y al girar Nuestra Señora, Ella agita Su mano frenéticamente a un lado del globo. Y Ella cruza, con la aprobación de Jesús--Ella Le había preguntado--no pude escuchar lo que Ella decía, pero pude oír el sonido de Su voz. Y Jesús asienta con Su cabeza, sí, para que vaya. Nuestra Señora se acerca al globo de la tierra. Es un verdadero globo, como si hubiera sido sacado del espacio, y que sólo el Cielo nos pudo haber presentado esta noche. Nuestra Señora está señalando hacia África. Yo veo a África con una oscuridad que empieza en la parte sur y que sube y sube.

ÁFRICA--GUERRA, HAMBRUNA Y SEQUIAS

Jesús-"Y también habrá gran guerra en África--hambruna y guerra, sequías. Oh, hijos Míos, todo esto, incluidas las guerras, es permitido que os llegue para que podáis comprender y aprender de la manera más difícil, que hay un Dios--Uno que podría parar las masacres; Uno quien podría parar todos los sufrimientos sobre la tierra. Sin embargo, es una prueba para toda la humanidad; ya que por medio de esta prueba, muchos serán purificados. ¡Oh, hijos Míos, Mis hijos desesperados, Yo escucho vuestras voces que suben a Nosotros, y Mi Madre derrama lágrimas de piedad por vosotros.

"Mirad, hijos Míos, más allá de donde está de pie Mi Madre; mirad cuidadosamente y veréis el globo de la tierra conforme empieza a girar.

RUSIA SOBRE LA MARCHA

Verónica-Y ahora se detiene sobre una imponente nación. Veo hombres uniformados haciendo lo que parece ser un paso de ganso--es de la única manera en que lo puedo explicar. Y ahora los veo marchar, seis en fila, fila tras fila, a través de naciones y países.

Ahora Nuestra Señora me hace una seña, y lleva Su dedo índice a Sus labios. Nuestra Señora dice:

Nuestra Señora-"Esto, hija Mía, es motivo de un canto fúnebre. Porque esta nación de Rusia traerá mucho sufrimiento al mundo. Durante muchos años pasados, Yo os rogué que convirtiesen a Rusia, pero, en vez, existe un temor a Rusia que no debiera existir. Solamente hay un individuo al cual hay que temer en vuestro mundo, y ese podría ser, hija Mía e hijos Míos, el temor de un Dios enojado.

"Hijos Míos, comprendednos: Nosotros no llegamos a vosotros con mensajes para alteraros ni para que Nos temáis; eso no es necesario. Lo único que tenéis que hacer es pensar, y emplear vuestros corazones, no sólo vuestras cabezas; digo no sólo vuestras cabezas porque los científicos y aquellos encargados de las almas de vuestros hijos están sembrando en estas almas semillas negras de odio y de envidia, y la necesidad del materialismo. Oh, hijos Míos, Yo podría repetir una y otra vez los pecados que hacen del mundo uno de destrucción para aquellos quienes están tratando de mantenerse por el camino estrecho hacia el Cielo, mientras todos los obstáculos son puestos en su camino."

Verónica-Ahora Nuestra Señora mira hacia arriba, y puedo ver--puedo ver misiles, sé que son misiles. ¡Son aterradores! Veo parte del mundo que ahora empieza a iluminarse de nuevo. Nuestra Señora indica con un gesto y la bola flota más cerca de Ella, conforme Ella señala; y Ella señala a los Estados Unidos y al Canada.

Nuestra Señora-"Hija Mía, señalo por esta razón: a pesar que, hija Mía, es un mensaje muy difícil de darte, tu no debes temer; en vez debes gritarlo desde los tejados: ahora Rusia tiene la ventaja en este momento en cuánto a la paz mundial o a la destrucción mundial. Debéis comprender que el corazón del ateo está cerrado a la misericordia y a la bondad; una alma oscurecida se ha cerrado a la luz. Y ellos buscan nada más que la destrucción de cualquier hombre, mujer o niño que se ponga en su camino, para tomar y ganar, a través del odio y la decepción entre las familias, y también, la ruina de las vidas de los hijos de todas las familias.

"Hija Mía e hijos Míos, os pido como una Madre de gracia, por favor, que en vuestras horas más oscuras que están viniendo sobre vosotros, por favor acudáis a Mí, hijos Míos, y Yo os ayudaré. Vuestros corazones se han endurecido en contra de Mi Hijo y del Padre Eterno en el Espíritu de la luz. No busquéis vuestro conocimiento en un ser mortal en estos tiempos, sino buscad un lugar para vosotros donde podréis hasta estar aislados, un lugar en donde podréis abrir vuestros corazones a Nosotros y Nosotros os hablaremos.

"Sí, hija Mía e hijos Míos, como una Madre de gracia, se Me han dado muchos poderes, a través de Mi Hijo, en el Padre Eterno, y en el Espíritu Santo--muchos poderes para recuperar almas que van en el camino de su destrucción y muerte final en el infierno. Yo digo `muerte', hijos Míos,--Yo no deseo que me malinterpretéis: vosotros mismos sabéis que vuestra alma es inmortal; no existe la muerte como vosotros la conocéis sólo del cuerpo, el cual con el tiempo el buen Señor, el Padre en el Cielo, en Su misericordia, devolverá ese cuerpo y esa alma y los hará uno otra vez al final del tiempo. Eso será la resurrección del cuerpo y del alma.

"Hija Mía, debes consolar a aquellos quienes lloran y se lamentan por sus hijos perdidos. Habrán muchas otras madres quienes sufrirán los crímenes horribles cometidos en contra de sus hijos. Todo sucede debido a los pecados de las generaciones anteriores. Aquellos quienes deberían saber mejor, están envueltos en su propio amor por lo material que no pueden ni visualizar lo que le hacen a sus hijos. Para que vuestros hijos sean salvados, padres Míos de familia, debéis mantener una constante vigilia de oración en todos vuestros hogares y en aquellos hogares de vuestros familias más cercanas. Un buen ejemplo puede salvar a una docena, hijos Míos.

"Hoy, y esta noche, Mi Corazón está feliz porque hay tantas almas que están en la luz y quienes han venido a rendirle honor al regalo del Cielo del Rosario.

"Hijos Míos, Yo sé que si tan solo depositasen vuestra confianza en Mí, que con el Rosario y el Escapulario Marrón, podremos darle vuelta a todo esto. Pero deberá tomar los esfuerzos, en gracia, de toda la humanidad. Y hay, hijos Míos, poco tiempo para que os volváis.

PELÍCULA BLASFEMA "AVE MARÍA"

"Oh, hijos Míos, Mi Corazón de Madre está despedazado. Yo escucho esas palabras que están haciendo burla de Mi Persona, Mis hijos. Sí, hija Mía, Verónica, Me estoy refiriendo a la película pornográfica en titulada, `Ave María'.

"Mi Hijo ha querido y deseado que se tome acción directa contra aquellos quienes han tenido aunque sea una pequeña medida en la asociación con quienes han buscado blasfemar Mi nombre, y también, despedazar Mi Corazón.

OTRA PLAGA POR VENIR

"Mi Hijo Me ha pedido que os informe que habrá otra plaga sobre la humanidad. Sí, hija Mía e hijos Míos, otra plaga. Ya que el SIDA es una plaga, y otras enfermedades que han pasado sin ser reconocidas científicamente, son plagas del Cielo. Son permitidas para que el individuo guarde una medida de amor por su Dios. Mientras él sepa, conforme su hora se acerca a la muerte, que fue debido a su mala conducta que tuvo una muerte lenta e inescrupulosa. Sí, hijos Míos, hay mucho ahora en el mundo de lo cual debéis protegeros a vosotros mismos."

TRIBULACIÓN VENIDERA EN AUSTRALIA

Verónica-Ahora Nuestra Señora señala hacia arriba y ahora veo que el mundo se detiene, la bola del mundo se detiene en Australia. Ahora Nuestra Señora asienta con Su cabeza y lleva Su dedo índice a Sus labios.

Nuestra Señora-"Hija Mía, esto lo puedes dar a conocer a la humanidad, que ahora habrá una próxima tribulación en Australia. Habrán muchas muertes, hijos Míos. Es por esto que deseamos que el mundo reconozca a dos videntes en Australia. Este que se ha manifestado en la actualidad deberá ser hecho a un lado. Hay dos auténticos videntes que vendrán de Australia.

"Ahora, hija Mía, deseo que tomes ahora el tiempo para tomar tres fotografías. La primera puedes discutirla con los otros, y las siguientes dos deberás mantenerlas secretas, por lo menos durante algún tiempo, hija Mía."

Verónica-Tres fotografías, tres fotografías, por favor. (Pausa)

Las luces que habían disminuido y que luego como una atmósfera brumosa, repentinamente habían aclarado, estas luces regresan. Ahora no me había dado cuenta, mientras examinaba las fotografías, que Jesús se había movido de Su posición original arriba de la estatua de Nuestra Señora. Ahora Nuestra Señora y Jesús--Nuestra Señora está siguiendo a Jesús. El ha girado hacia Su izquierda, que sería nuestro lado derecho, y cruza hacia, más allá de las banderas, y está de pie justo arriba del árbol alto a nuestra derecha. Nuestra Señora se ha adelantado y está de pie junto a El. Ahora Jesús asienta con Su cabeza a Nuestra Señora.

Y Nuestra Señora toma Su Rosario, que Ella tenía en Sus manos--el bello Rosario con los Padrenuestros dorados y las Avemarías blancas que cuelgan con una bella iluminación de luces a todo Su alrededor. Nuestra Señora toma el crucifijo de Su Rosario y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora gira hacia Su derecha y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Nuestra Señora ahora se hace a un lado y asienta con Su cabeza a Jesús, y El ahora ha girado. Hace mucho viento allá arriba. Puedo ver que la capa de Jesús está volando en Su espalda. Ahora noto que El tiene puesto algo que parece como un tejido que no conozco, pero que parece lino--un lienzo parecido al lino, una túnica, que es muy larga y que esta noche Le cubre Sus pies. Jesús tiene puesto un cincho en Su cintura. Está hecha de un material parecido a una piel de color marrón, pero sé que es de piel, un material de piel de animal. Y también Sus sandalias parecen estar hechas del mismo material ya que son de color marrón y abiertas. Ahora Jesús asienta con Su cabeza.

Y Nuestra Señora flota hacia, hacia nuestro lado izquierdo. Ahora está justo arriba de la estatua. Y, oh, Nuestra Señora se ve tan bella. Tiene puesta una túnica blanca que llega más abajo de Sus tobillos. Y puedo ver que Ella tiene puestas unas sandalias doradas. Son hechas con tres correas, y una alrededor del tobillo; y en el centro, cerca de la punta de los dedos de los pies, puedo ver una bella rosa pequeña, hecha de oro. No sé si es de oro metálico o de un material de oro, pero es absolutamente bella. Y Nuestra Señora también tiene puesta Su manto; Su manto blanco, con el borde de oro en todo el contorno. El borde de oro es de aproximadamente media pulgada de ancho y va en todo el contorno de la capa de Nuestra Señora.

Ahora Nuestra Señora está de pie quieta, mientras me pidió que describiera lo que está sucediendo. Pero ahora Ella se mueve hacia Su lado derecho, es decir nuestro lado izquierdo.

Ella flota. Y Jesús también--El está detrás de Ella ahora. Y Nuestra Señora ha girado y Jesús ha hecho una seña con Su cabeza, que sí, a Ella. Ahora, Ellos están justo más allá del árbol. Se han ido bastante hacia Su lado izquierdo, y se inclinan ahora. Nuestra Señora--Jesús vio hacia Nuestra Señora y El le habló.

Y ahora Nuestra Señora saca Su Rosario otra vez. No lo había notado antes pero, Ella lo había amarrado alrededor de Su cintura y había mantenido Sus manos unidas, así. Ahora Nuestra Señora saca el Rosario de Su cintura y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora mira a Jesús y El ve hacia adelante ahora, y El hace la señal de la cruz: en El nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús murmura algo a Nuestra Señora, y Nuestra Señora sonrió; Ella decía sí. Yo no podía escuchar lo que Jesús Le decía a Nuestra Señora, pero ahora Ambos giran y Nuestra Señora sigue a Jesús al cruzar El el cielo lentamente. El flota. Es tan bello observar. Ellos parecen carecer de peso, y sin embargo, son tan sólidos como ustedes y yo. Los otros santos que aparecieron parecían ser diferentes. Ellos siempre son como traslúcidos, pero Jesús y Nuestra Señora son sólidos, tal y como lo somos ustedes y yo. Es tan maravilloso verlos flotar a través del cielo. Ahora Ellos han llegado a lo más alto del árbol a nuestra derecha. Y Jesús ahora se inclina, así, con Su mano, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús le indica a Nuestra Señora que regrese hacia el área de la estatua. Ella va rápidamente; Ella flota bastante rápidamente. No veo movimiento alguno de Sus zapatillas. Ella simplemente es llevada hacia allí. Y Nuestra Señora ahora está de pie arriba de Su estatua, aproximadamente a unos doce pies arriba; Ella está bastante cerca de la estatua a doce pies. Y ahora Jesús se Le une. El está de pie ahora--El ahora se mueve alrededor, y El viene al centro de la estatua. Y Nuestra Señora se hace a un lado. Y Jesús está de pie ahora cerca de Nuestra Señora y El hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora ve hacia arriba a Jesús. El acaba de conversar con Ella, pero yo sólo pude escuchar--yo sólo podía escuchar como el murmullo de los árboles, y, también, el susurro de Su voz, pero ninguna palabra. Nuestra Señora sonríe. Ahora Jesús lleva Su dedo índice a Sus labios, lo que significa escuchar y repetir.

Jesús-"Hijos e hija Mía, hemos sabido en el Cielo que tan pocos de vosotros leéis vuestras Biblias. ¿Cómo, hijos Míos, vais a encontrar la verdad si no la buscáis? ¿De otros? No, esto no puede ser. Nosotros les hemos dejado a todos un testimonio de verdad, la Biblia de Vida y del Amor. La humanidad debe de leer su Biblia, o estará perdida en el mundo. El hombre irá de arriba hacia abajo, de acá para allá, buscando paz y tranquilidad, pero nunca encontrándola.

"Yo podría traeros una verdad, hijos Míos, una verdad que pasa inadvertida. Que no podéis tener el Cielo en la tierra, o que no podríais compartir en el Cielo--en el Cielo, hija Mía. Yo os ofrezco una llave al Reino, hija Mía e hijos Míos. Todo lo que tenéis que hacer es buscar y encontraréis la verdad. Os pido que todos los que escucháis Mi voz que toméis vuestras Biblias, y si no tenéis una, buscadla, pero encontrad la correcta, la impresa antes del año 1965, hijos Míos. Hay razón para esto, que no os daré esta noche.

"Nuestros corazones están destrozados aquí en el Cielo. Los santos claman, ¿Cuando será repartida la justicia a la humanidad? ¿Cuánto, oh Señor de los Señores, tendremos que esperar para el retorno de las almas buenas al Cielo? Verlas crucificadas en la tierra hace que Nuestros Corazones se agobien. ¿`Cuánto tiempo, oh Senor,' claman los santos ¿`será permitida esta masacre'? Hija Mía e hijos Míos, si sólo han leído una parte de los viajes de Mi Madre y de Sus palabras para el mundo, ya tendrán una idea de cuánto tiempo queda.

"Hija Mía e hijos Míos, os traigo malas noticias, pero es la noticia que puede purificar muchos de sus pecados actuales si la escuchan y aprenden de ella. La muerte ahora es prevaliente en las guerras, con las sequias, con los asesinatos personales; asesinatos de los no nacidos, padre contra hijo, madre contra hija, toda clase de matanza tratada en los hogares, y conducida en los hogares de niños-niños quienes ya no pueden seguir siendo niños debido a que ven la caja diabólica y están aprendiendo a actuar como adultos con el corazón pero no con sus cabezas.

"Yo responsabilizo a todos los padres de familia por la caída de las almas de vuestros hijos. Recordad, hija Mía e hijos Míos, os he advertido a menudo que una vez que abrís vuestras puertas y salís al mundo, entraréis al reino de satanás. Vosotros preguntáis, hija Mía e hijos Míos, ¿porqué es esto permitido? Eso debéis confiar en la bondad y en la bondad de Corazón del Padre Eterno. Vosotros no podéis, como seres humanos, comprender Sus caminos y maneras. Pero sabed esto, hijos Míos, que ninguna maldad puede venir sobre la humanidad si estáis a la vigilia y a la espera. Y Nosotros os ofrecemos tres sacramentales en vuestra espera para el futuro.

"Os prometo, hijos Míos, que algún día Me veréis, como tu, Verónica, me ves ahora. Todos me veréis, pero muchos ya habrán huido, temiendo lo que está por ocurrir a la humanidad. Pero pensad, hija Mía e hijos Míos, cuán desastroso será cuando muchos huyan al pensar en Mi venida, pero ellos no tendrán lugar donde esconderse. Aunque huyan a las montañas serán encontrados. Sí, hija Mía e hijos Míos, yo sé, hija Mía, que te asusta. Yo no busco meter miedo en tu corazón, pero como una portavoz, no tienes otro recurso más que decir lo que se te ha dado, conocido como la verdad en tu Dios, y del Padre Eterno.

HURACÁN GLORIA

"Hija Mía, Nosotros específicamente te trajimos esta noche después de la última prueba de la semana pasada. Esto fue permitido que te ocurriera sin causar destrucción a tu hogar. Sin embargo, tu supiste lo que es el miedo de huir a las montañas. Nosotros te dirigimos, hija Mía, y tu lo hiciste bien. Y tu escapaste teniendo que sufrir las horas de oscuridad, y el sonido aullador del viento, y la crecida de las aguas. Pero, hija Mía e hijos Míos, pasará de nuevo, pero esta vez recogerá vidas.

"No tengas miedo, hija Mía; Yo no dije que esto pasaría en tu hogar ni en Long Island otra vez. Tu no sufriste los momentos de terror. Nosotros no quisimos que sucumbieras por el pesar en ese momento, hija Mía, así que te enviamos a las montañas; y tu regresaste una vez que los vientos se habían amainado, para encontrar un hogar todavía intacto.

UN CRUCIFIJO PARA CUIDAR LAS ENTRADAS AL HOGAR

"Yo debo revelaros, hijos Míos, otra vez al mundo, que debéis mantener un crucifijo en vuestra puerta principal de entrada y en la puerta de atrás. Todas las entradas a vuestros hogares deberán estar cuidadas por un crucifijo. No ha habido una sola casa en Long Island que haya tenido un crucifijo sobre su puerta, que haya caído ante cualquier maldad. Yo no hablo de los árboles, hija Mía; Yo hablo de la humanidad. Vosotros no habéis conocido un desastre mayor como el que ha ocurrido, hijos Míos, en México. Ves, hija Mía, Yo te puse en esa área para llevarle la palabra a la humanidad, y fue a través de estas palabras que muchos escucharon y que pasaron por la experiencia terrible de un huracán.

TERREMOTO EN NUEVA YORK Y EN CALIFORNIA

"Hija Mía, los terremotos aumentarán ahora. Habrá uno en Nueva York. Ahora, hija Mía, te digo esto para que te prepares. A ti se te permite, hija Mía, que experimentes todo lo que puede sufrir la humanidad. Cuán bien Nos escuchaste cuando te dijimos que pusieras en tus estanterías latas de comida, frascos con agua, frazadas. Sentiste mucho frío, hija Mía, sin calor y sin luz, y sin otra forma de recreación más que rezar. Y esa fue la forma en que Dios le dio a conocer al mundo que ellos estarán de rodillas; y uno de estos días ellos estarán rezando, para muchos será la primera vez en muchos años. ¿Pero porqué, hijos Míos, debemos Nosotros permitir que todos estos desastres os sucedan y tener que llevaros a vuestras rodillas en oración? ¿No podéis escuchar y no podéis buscar la verdad, todos aquellos quienes se llaman ateos, y aquellos quienes tienen medio interés en la religión? Ellos lo llaman una cosa del pasado. No es una cosa del pasado, sino un medio para vuestra salvación: acéptadlo y seréis salvados; rechazadlo y estaréis perdidos.

"Os repito otra vez, aumentarán los terremotos en volumen. California será asestada. Nueva York será asestada. Como os he dicho anteriormente, habrán terremotos en lugares que nunca han conocido un temblor. Los asustará y les dará miedo, pero, ¿se hincarán? Pocos lo harán, hija Mía, porque te puedo decir esto: no tendrán tiempo para hacer enmiendas; esa es la parte triste, hija Mía e hijos Míos.

"Os digo como Mensajera del Cielo, Yo, también, hija Mía, fui sólo una inocente criatura que creció en una familia iluminada por Dios. Yo conocía Mi posición sobre la tierra, y fuí adelante para salvaros, hijos Míos; y en Mi Sacrificio hubo salvación. Ahora os pido a todos, que por el poco tiempo que le queda a vuestro país en el mundo, que recéis una constante vigilia de oración a través del mundo, de enlace a enlace, Padre a Padre. Y las Avemarías serán de gloria para Mi Madre, y nunca más será Su nombre molestado, como si fuese una lápida sepulcral puesta a descansar.

"Hija Mía, todos aquellos quienes promueven esa película serán destruídos.

"Yo sé que hay muchos que desfilarán en contra de este horror, hija Mía, pero hazles saber que con el ejemplo otros pueden entrar en razón y buscar las bendiciones de un Dios quien les ha dado más que suficiente tiempo para enmendarse.

"Hija Mía e hijos Míos, os pido a todos que vengáis adelante como ciudadanos del Cielo...Eso te hace feliz, hija Mía, ¿no es así? Bien, hija Mía, vosotros seréis ciudadanos del Cielo un día. Os pido ahora que hagáis lo que sea que esté dentro de vuestra naturaleza humana, y dirigida por el Espíritu Santo, para expulsar a estos intrusos con su película blasfema.

GRAN ACCIÓN EN CONTRA DE LOS TEATROS QUE EXHIBEN EL "AVE MARÍA"

"No me quedaré a un lado y permitir que Mi Madre sea viciada y difamada. Yo tomaré acción, gran acción, en contra del teatro en donde esta película sea exhibida.

"Hija Mía, te traje aquí esta noche, ya que Yo sé, a pesar de tu enfermedad física, que tu estarías aquí si Nosotros te lo pedimos. Y tu esperaste y esperaste, hija Mía, ya que esperanzadamente, en tu corazón, tu sabías que a la hora en que ibas a venir, estarías suficientemente estable sobre tus piernas para llegar. Sí, hija Mía, Nosotros te llamamos porque te necesitábamos, hija Mía, así como necesitamos que todos los videntes del mundo se unan ahora y paren el Castigo venidero. El Padre Eterno ahora ha tomado en Sus manos una bola sumamente luminosa; es una bola roja de fuego. Se pone muy pesada en Su mano. Ya no está en la base de Su trono, y El ahora se mantendrá en equilibrio para lanzarla. Será lanzada, hija Mía, al mundo--una bola de fuego.

UN GRAN FRÍO REPENTINO VENDRÁ

"No temas, hija Mía; mantén tus crucifijos en tus puertas. Y mantén tu abastecimiento de bienes mundanos, aunque se necesiten para tu cuerpo humano: la comida enlatada, las candelas, el agua y las frazadas. Un repentino frío vendrá sobre la humanidad y muchos morirán de frío.

"Ahora, hija Mía, continuarás con tres fotografías más. Estas serán tomadas por una gran razón. Un día le serán dadas al Obispo para que las examine.

"Sí, hija Mía, Te hablo ahora a tí, pero sello tus labios, ya que no quiero que tu repitas lo que te digo." (Pausa)

LOS REZOS DEBERÁN REGRESAR A LAS ESCUELAS

"Yo tengo tan sólo una conversación más contigo, hija Mía, y es que debéis ir y exigir que los rezos sean regresados a las escuelas. De esa manera, Nosotros podremos acercarnos a los niños, y regresarlos a su legítimo lugar en el reino de Dios.

"Ahora, hija Mía, te sentarás y recibirás tres fotografías. La primera podrás repetir, y las otras dos debes mantenerlas en secreto por el momento. Por el momento, hija Mía, significa hasta cuando Nosotros te lo permitamos al comunicarnos contigo, ya sea en tu hogar o en el círculo, para que se dé a conocer lo que hay en estas fotografías." (Pausa)

Verónica-Nuestra Señora coloca Su dedo índice sobre Sus labios, así.

Nuestra Señora-"Hija Mía, Yo no quise abrumarte con una larga disertación esta noche. Sin embargo, ya que se acorta el tiempo tanto, Nosotros no tenemos otra opción más que tu nos ayudes, hija Mía.

EL SIDA RECIBIDO A TRAVÉS DE RELACIONES INHUMANAS

"Tú le dirás a la humanidad que los pecados de la carne mandarán a muchas almas al infierno. Hija Mía, la necesidad del materialismo está equivocada. Y la necesidad de modernizar al mundo y la Iglesia de Mi Hijo está equivocada. Y pasar sobre el deplorable pecado de inmortalidad y, también, la pornografía, y todas las otras maldades, son puestas bajo el encabezamiento del humanismo--aún el aceptar sin fruncir el entrecejo, o una atención adecuada al pecado, al aceptar la secuela del SIDA, recibida o transmitida a través de relaciones inhumanas. Yo digo `inhumanas' porque esas relaciones no son de Dios, hijos Míos, sino de satanás. La homosexualidad siempre será condenada, porque va en contra de la naturaleza del hombre, y es una violación de toda la moralidad humana, y no será tolerada por el Padre Eterno en la Trinidad.

"Hija Mía, quiero que tu hagas todo lo que puedas para fomentar el regreso de la mortalidad y de la moralidad a los medios de comunicación; y, además, a aquellos a quienes tu amas--tus vecinos, tus hijos. Y no temas ni huyas del pecador, porque él, también, puede ser salvado por tus esfuerzos y tus oraciones. Así como esta criatura nació así deberá regresar: una criatura simple al Padre Eterno. Si tu recuerdas, hija Mía, las lecciones de Teresa--sí, Santa Teresa, te recordarás que la manera de llegar al Cielo es una manera sencilla: si aceptáis al Padre Eterno en vuestro corazón, siempre seréis Sus hijos de amor.

"Hija Mía, Nosotros te fortaleceremos con el tiempo, para que puedas llevar a cabo tu Misión sin perder las Vigilias. Sin embargo, la última tuvo una razón de ser. Sepan, hijos Míos, que cuando os encontréis privados de una Vigilia, y vosotros veáis la razón mundana o la razón de Dios; debéis juzgar cuál es lo más importante para vuestra salvación. Yo deseo, hijos Míos, que vosotros aprendáis un poco por el ejemplo cuando tomamos a esos de entre vosotros para que sean videntes para el Cielo. Ellos son portavoces y sufren mucho por esta razón: el hecho que lo sobrenatural está siempre trabajando con el ser humano mortal, natural. Yo te digo esto a tí, hija Mía, quizá no puedas comprender cuando te hablo, pero cuando lo repitas, y lo escuches de nuevo, lo comprenderás.

"Recordad, hijos Míos, vosotros no podéis tolerar la inmoralidad.

"Yo os pido que el mundo continúe haciendo Rosarios y enviando las oraciones, eslabón en eslabón, a través del mundo. Porque Yo todavía prometo que si vosotros escucháis Mis instrucciones, dadas a través de Mi Hijo, en el Padre y en el Espíritu Santo--Yo prometo hacer cuánto Yo pueda, hijos Míos, para salvar vuestras vidas sobre la tierra; y, también, si debéis pasar el velo, salvaros de la condenación eterna a través del Escapulario y del Rosario. Rezad, hijos Míos, todos una constante vigilia de oración. Eso es todo lo que tenéis ahora, porque se le ha permitido al enemigo que llegue a vuestros hogares.

"Tu me preguntas, hija Mía, ¿porqué no simplemente ponemos la mano dura sobre la humanidad, y eso sería el fin de los pecados? No, hija Mía, el Padre Eterno sabía que una vez que satanás viniera al mundo y fuera liberado del infierno con todos sus demonios, esperaba que muchos cayeran en su engatusamientos. Sin embargo, aunque ellos caen, ellos deben levantarse y caminar por un camino abrupto, el camino de la cruz, de regreso al Cielo. Será un camino de sacrificio y de privación; sin embargo, de esta manera, hijos Míos, podréis ser purificados para tener entrada al Cielo."

Verónica-Ahora Nuestra Señora toma Su Rosario, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora lleva Su dedo índice a Sus labios.

Nuestra Señora-"Os bendigo a todos, hijos Míos: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Os bendigo, hijos Míos, Mi Hijo os bendice, y el Padre Eterno busca vuestro amor en el Espíritu Santo.

"Hija Mía, ahora te sentarás y continuarás con las oraciones de expiación. Luego, regresarás a tu hogar. Y tendrás mucho cuidado ya que te seguirán esta noche.

"Hija Mía, escucha ahora, Mi Hijo ha estado esperando que Nosotros terminemos esta disertación; sin embargo, mira justo delante--allí está El."

Verónica-Oh, Jesús está de pie arriba de la estatua. Está bastante alto en el cielo. Ahora El me da una instrucción.

Jesús-"Cuando Nosotros nos vayamos, te seguirán tus escoltas normales, quienes, al dárseles una señal, se retirarán. Tu continuarás entonces, hija Mía, e irás a--"

Verónica-No lo puedo repetir.

Jesús-"Y tendrás mucho cuidado durante la próxima semana de tener durante todo el tiempo a alguien contigo."

Verónica-Ahora Jesús extiende Su mano, El está de pie justo arriba de la estatua y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Jesús-"Yo los bendigo a todos, hijos Míos: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, y en Mi Espíritu de uno con Dios." (Pausa)

DEBERÁ ENSENARSELES LA TRINIDAD A LOS NIÑOS

Verónica-Oh, Nuestra Señora alude acá, y creo que lo voy a repetir, que se les debe explicar a los niños de la forma más sencilla, como sea posible a los niños, el significado de la Trinidad, ya que Nuestra Señora dice que está muy mal entendida. Sin embargo, si un padre de familia se toma el tiempo, se lo puede enseñar a sus hijos. No se les enseñará la verdad en las escuelas.

Nuestra Señora-"Eso es todo, hija Mía."

FIN