Ponéos en contacto con el Santo Padre e Imploradle...

¡Consagrar Rusia!

Víspera de Domingo de Pentecostés17 mayo 1986

Verónica-En todo el contorno de los árboles, las luces azules de Nuestra Señora comienzan a caer en cascada, de atrás para adelante. Y ellas viajan a una gran velocidad, lo que hace que sea urgente que Nuestra Señora aparezca esta noche, porque Ella tiene algo que decirle al mundo que es tan urgente, que yo sé que satán hizo de todo para que yo no viniera esta noche. No me siento muy bien, pero yo sé que tan pronto yo vea a Nuestra Señora, Ella me dará la fortaleza para continuar.

Las luces se hacen más brillantes ahora. Alto ahora en el cielo, sobre nuestras cabezas, veo un círculo de luz, pero está rodeado por un círculo dorado. Es pequeño ahora, pero se abre y se agranda. ¡Oh, que bello!

A través del círculo de luz, yo veo a Nuestra Señora; Ella desciende. Oh, ya me siento mejor; Nuestra Señora luce absolutamente bella. Oh, Ella tiene puesta una túnica blanca, una túnica de blanco puro, y un manto blanco. Y en todo el contorno del manto, hay un borde angosto de oro. El oro es brillante, es resplandeciente, ahora que Nuestra Señora mira a la izquierda y a la derecha.

Ahora, detrás de Nuestra Señora, hay un gran globo dorado. Y veo que se convierte en un globo blanco-no, ahora no es un globo. Sé que representa una hostia. Nuestra Señora tiene ahora, directamente detrás de Ella, una inmensa hostia.

Ahora Nuestra Señora señala hacia arriba para que yo vea el lado derecho, Su lado izquierdo. ¡Oh! Oh, yo sé quien es. Es San Miguel que viene a través de las nubes. Allí hay nubes, en todo el contorno de los árboles. Pero San Miguel viene hacia adelante. Y él no tiene la balanza esta noche. El tiene algo dorado en sus manos. Tan pronto como él se acerque...yo podré ver lo que es. Se ha agrandado ante mi vista. Oh, San Miguel trae un cáliz. Es un muy grande, bello y dorado cáliz. Y San Miguel asienta, sí.

El mira hacia Nuestra Señora. Nuestra Señora está de pie a la derecha de San Miguel. San Miguel ahora es muy difícil de describir. ¡El es tan inmenso! Un verdadero guerrero del Cielo. Pero yo no puedo ver sus rasgos; hay algo en San Miguel-que sus rasgos son inexplicables-como el espíritu. Pero sí se ve esplendoroso. Sí veo su cabello. Su cabello es de un color dorado. Por eso es que Nuestra Señora lo llamó, `Muchacho dorado'.

Ahora Nuestra Señora le susurra algo a San Miguel; San Miguel ha venido hacia Ella. Y Ella señala hacia abajo, a mí, y San Miguel asiente con su cabeza. Ahora Nuestra Señora se vuelve hacia mi, y Ella dice:

Nuestra Señora-"Espera un momento, hija Mía, tengo una misión muy importante para ti. Es por eso que te traje aquí esta noche, pero primero debo bendecir estas multitudes de almas maravillosas, que han venido esta noche a honrar a Mi Hijo en Pentecostés, en el Padre, y el Espíritu Santo."

Verónica-Ahora Nuestra Señora se mueve a Su lado derecho, que es nuestro lado izquierdo, y Ella toma Su Rosario de Su cintura. Nuestra Señora lo tenía en Su cinturón, alrededor de Su cintura, y Ella ahora toma el Rosario, y sostiene el crucifijo hacia arriba, así. Ella está arriba, directamente arriba de nuestro lado izquierdo, y Ella hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora ve a Su lado izquierdo, y Ella se mueve muy delicadamente. Acabo de notar que Nuestra Señora tiene puestas unas bellas zapatillas; se ven como de hilos dorados, pero en la punta de cada dedo, de Sus dedos-Sus delicados pies- hay rositas, rositas doradas.

Ahora Nuestra Señora se va para estar directamente arriba de Su estatua, y Ella levanta el crucifijo de Su Rosario, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

San Miguel está de pie allí. El se ve muy firme. Yo no sé que sucede entre ellos pero él espera la señal de Nuestra Señora. Nuestra Señora le dice a San Miguel-yo La escuché decir.

Nuestra Señora-"En un momento. Vuestra ansiedad, Miguel, bien puedo entenderla."

Verónica-Ahora Nuestra Señora va hacia nuestro lado derecho-que sería Su lado izquierdo-por los árboles, y Ella ve hacia abajo y sonríe bellamente. Oh, yo puedo ver a Nuestra Señora muy claramente ahora, y ya no siento dolor como sentí cuando vine, cuando llegué. Me siento bien nuevamente. Nuestra Señora me hace sentirme más fuerte. Gracias, Santísima Madre. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señora asienta con Su cabeza a San Miguel. Pero Ella ahora cruza el cielo, hasta estar directamente arriba de Su estatua. Ahora Ella lleva Su dedo índice a Sus labios.

Nuestra Señora-"Hija Mía, Yo sé que te preguntas con ansiedad por qué San Miguel sostiene el cáliz. Debo decirte que dentro del cáliz que San Miguel tiene en sus manos, están las hostias recogidas, de todas partes del mundo, que han sido desechadas por los no creyentes. Yo he pedido que el cuerpo de Mi Hijo sea protegido sobre la tierra. Pero muchos del clero han desechado Mis advertencias del Cielo, y Su cuerpo ha sido puesto y tirado en el suelo, y dentro de las pilas de agua bendita en muchas de las iglesias de Mi Hijo por todo el mundo.

VERÓNICA RECIBE LA SANTA COMUNIÓN

"Hija Mía, Yo te pido esto esta noche-por eso es que te pedí que no comieras-Yo te pido que aceptes a Mi Hijo. Harás gran penitencia para el mundo en los meses venideros, hija Mía. Pero aceptarás a Mi Hijo para el mundo. Yo quiero, hija Mía, que tu eleves tu corazón al Cielo, ahora, e implores al Padre Eterno, perdón por la humanidad. Hija Mía, tu recibirás ahora una de las hostias tomadas de las fuentes de agua bendita."

(Verónica es ayudada de su silla a arrodillarse, extiende su lengua, y recibe la Sagrada Comunión invisiblemente de San Miguel. Después ella recita el siguiente Acto de Contrición..:)

Oh, Dios mío, con todo mi corazón me pesa haberte ofendido,

Y aborrezco todos mis pecados,

Porque temo la pérdida del Cielo,

y a los sufrimientos del infierno.

Pero, sobre todo, porque Te ofenden a Ti, Oh, mi Dios,

que eres toda bondad y digno de todo mi amor.

Propongo firmemente, con la ayuda de Tu gracia,

Nunca más pecar, hacer penitencia, y

enmendar mi vida. Amén

Yo pido perdón, por todos aquellos sacerdotes que están en la Iglesia de Jesús, quienes han desechado sus tareas principales, como salvadores de almas. Yo pido a Dios los perdone, y les dé otra oportunidad, a través de los mensajes dados por Su Madre, la Madre de Jesús, María, quien va por todo el mundo ahora. Ruego que Sus plegarias a la humanidad, puedan realmente, verdaderamente, hacerlos regresar al Padre Eterno, y realicen Su plan y su método para la salvación. Amén.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Nuestra Señora-"Te sentarás ahora, hija Mía. Deseo que tomes ahora, tres fotografías." (Después de una corta pausa, Verónica responde a las instrucciones específicas.)

Verónica-Sí, sí.

Nuestra Señora-"Tres fotografías, hija Mía. Tu las leerás, pero no le des el significado a nadie; ni una sola alma debe saber. Es muy urgente." (Pausa)

"Hija Mía, ahora debemos continuar, aún en tu estado debilitado debemos continuar con un mensaje urgente para el mundo.

UN DESASTRE NUCLEAR

"En los recién pasados meses, hija Mía e hijos Míos, mucho ha sucedido en vuestro país, y otros países del mundo. Han habido terremotos, inundaciones, y, también, un desastre nuclear. Sabed ahora, hija Mía e hijos Míos, que esto no es el fin de los sufrimientos para la humanidad. Por la razón que Mi Mensaje, ha llegado a muchos-pero no a todos todavía-hay maldad ahora preparándose en el mundo que está dirigiéndose hacia la Tercera Guerra Mundial. En Mi desesperación, hija Mía, hasta he llegado a otros países, para tratar de detener la maldad entre los hombres-la maldad del asesinato, asesinato sea planeado o accidental, en los accidentes que no son accidentes.

NUESTRA SEÑORA APARECE NUEVAMENTE EN EGIPTO

"Ahora, hija Mía, tu has estado muy preocupada por Mi aparición en otro país, Egipto. Sí, hija Mía, tu no entiendes todo. San Demyana es una Iglesia Ortodoxa Cóptica, hija Mía, y debo decirte, aunque Mi Corazón sufre porque ellos no están con Roma en este momento, ellos se unirán en el futuro. Pero en este momento, la única cosa que alivia Mi Corazón, es saber que ellos han mantenido la Fe como la conocieron. En esa Iglesia, hija Mía, los Cópticos-los cuales son pocos en Egipto-ellos son devotos. Ellos no se apresuran en el servicio del Santo Sacrificio de la Misa, donde Mi Hijo, diariamente, se da a Sí mismo a vosotros. Ellos son pocos en número, pero devotos.

"Yo debo deciros, hija Mía e hijos Míos, que ellos han sufrido persecución a través de los años. Yo llegué allí esta vez, hija Mía, para tratar de unir a aquellos alrededor de ellos quienes buscan perseguirlos: los Musulmanes, y otros--los Árabes. Esto sucede por todo el mundo.

"Podéis ver, hijos Míos, satanás siempre dice: dividir es conquistar. Pero Yo no deseo ver el mundo en caos, y una Tercera Guerra Mundial. Es por eso, hija Mía, que te traje esta noche aquí, aunque sabía que tu fuerza se estaba menguando, esta tarde. Sólo hay un recurso ahora para la humanidad, para evitar la Tercera Guerra Mundial-esto es más oración, más penitencia, y más sacrificio por los pecadores. Aquellos quienes guardan las leyes del Padre Eterno tienen que recordar que han sido dados una gracia especial del Padre Eterno, y que tienen la obligación de buscar las almas que no han recibido esta gracia. Llevadles la luz; enseñadles el camino. Porque ellos están extraviados, y ellos pueden ser seducidos en naturaleza por otros quienes no están en la luz. Vuestro ejemplo, hijos Míos, es muy importante.

EL ESTADO MATRIMONIAL SE NULIFICA

"Esto os puedo decir-porque Nosotros estamos muy dolidos al ver en los corazones de madres y padres de familia a través del mundo, que no muchos están en la luz. Las familias se están desintegrando; el estado matrimonial se nulifica. En los Estados Unidos, y en muchos otros países del mundo, está en boga ahora, descartar el Sacramento del Matrimonio, y vivir unidos en pecado. Esto, hija Mía e hijos Míos, no puede ser tolerado. El hombre debe regresar a las leyes de su Dios, o él será destruido.

"Habrá en vuestro país, los Estados Unidos de América, un desastre similar al de Rusia. Sabed que esto puede ser evitado, si rezáis más por vuestros líderes. Porque en su prisa de acumular armamento, ellos engañan al mundo diciéndoles que estos armamentos realmente han sido reducidos o descartados. No, hijos Míos, están siendo almacenados y aumentados, día a día.

"Veis, hija Mía e hijos Míos, Nosotros permitimos el desastre en Rusia. Esto fue para tratar de despertar a Rusia, para que regresara al redil. Ellos crean mucho caos a través del mundo, y por esta razón debemos llevarlos a sus rodillas.

"Debéis rezar por vuestro Santo Padre, el Papa. Habrá otro atentado contra su vida.

"Sí, hija Mía, aunque él tiene buena intención, sería mejor si él descarte su hábito de ir y venir. Porque será en uno de estos viajes, que él será destruido.

"Mantendréis una vigilia constante de oración a través de vuestra nación, y del mundo. Tan pocos ahora leen Nuestros Mensajes del Cielo. Ellos creen que han encontrado la solución, pero deben recordar esto: que satanás está suelto ahora sobre la tierra con todos los demonios del infierno, y ellos harán todo lo que está dentro de su poder para luchar contra el plan del Cielo para la redención de la humanidad. Redención, gracia y paz llegarán al hombre únicamente cuando él regrese a su Dios.

ABORTO: EL MAS VIL DE LOS SACRILEGIOS

"Hija Mía e hijos Míos, hijos, Yo deseo que hagáis saber a vuestros compatriotas en los Estados Unidos y Canada, y en todas las naciones del mundo, que Nosotros no podemos tolerar los asesinatos de los no nacidos. Esto es un sacrilegio, de la manera más impura a los ojos del Padre Eterno, y será castigado con la muerte.

"Hijos Míos, más almas jóvenes enviadas a la tierra por El Padre Eterno, han sido destruidas en los pasados años-desde que se han pasado leyes relajadas por vuestro gobierno, más almas jóvenes han sido destruidas, que en muchas guerras mundiales. Por lo tanto, Nosotros os decimos ahora, y Yo os imploro como Madre vuestra, que regreséis de vuestra vida de pecado. El pecado, en verdad, hijos Míos, se ha vuelto una forma de vida en vuestra nación y en el mundo. Y el Padre Eterno dice que El no permitirá que esto continúe por mucho más tiempo. El reloj de arena comienza a pasar."

Verónica-Veo ahora un inmenso reloj de arena. Y sólo hay un grano de arena, pero comienza a pasar. Ahora veo a San Miguel, con su cáliz, y su mano alzada sobre el reloj de arena. Y parece estar suspendido en el aire.

Ahora Nuestra Señora señala con Su mano a Sus labios, para escuchar.

RESTAURAD A SAN MIGUEL COMO GUARDIÁN DE LA IGLESIA

Nuestra Señora-"Hija Mía, quiero que el mundo sepa que San Miguel es el guardián de los Altos Cielos. Debéis decir, también, a los sacerdotes dentro de la Iglesia de Mi Hijo, que ellos deben regresar a San Miguel a su lugar correcto, como guardián de la Iglesia, o ellos quedarán sujetos a terribles pruebas. Lo que ha sucedido a naciones a través del mundo, por (causa de) Rusia, le sucederá a Estados Unidos y Canada. Rusia, hijos Míos, no entra por donde la podáis ver. Ellos ahora se están infiltrando por cada lado de vuestra nación: norte, sur, este, y oeste - por los bordes interiores y exteriores.

"Hijos Míos, mucho de la maldad que ahora se esparce en los Estados Unidos y Canada fue promovido por estos hombres y mujeres de satanás, conocidos como comunistas, a quienes se les ha permitido entrar, no sólo en vuestro país y los países del mundo, sino, también, en la Iglesia de Mi Hijo en la tierra.

SEMINARIOS INFILTRADOS

"Sí, hija Mía, quiero que informes al mundo, que Nuestros seminarios no eran puros. Muchos habían entrado, este preciso día, para tratar de destruir la Fe y la Iglesia de Mi Hijo. Debéis saber que el Padre Eterno no permitirá esto.

"El mundo rápidamente se precipita a un bautismo de fuego.

"Hija Mía e hijos Míos, ¿no podéis regresar y leer y releer los mensajes del Cielo dados a vosotros durante todos estos años? Yo, como Madre vuestra, he viajado de un lado a otro, de aquí para allá, buscando traer a Mis hijos de regreso al redil. Por cada alma que se pierde, Yo desfallezco, y suspiro y lloro, y Mis lágrimas caen sobre vosotros, hijos Míos; Mis lágrimas caen sobre vosotros."

Verónica-Ahora Nuestra Señora llora, y Sus lágrimas caen sobre nosotros. Ahora Nuestra Señora señala hacia arriba, y alto en el cielo arriba de Su cabeza, hay una gran bola con una cruz negra en ella. Eso significa sufrimiento; yo sé que significa sufrimiento para el mundo. Nosotros estamos por recibir castigo adicional. Nuestra Señora ahora asiente que `sí' con Su cabeza.

Nuestra Señora-"Hija Mía e hijos Míos, si pudierais recibir el conocimiento del Padre Eterno, de lo que rápidamente está por llegar sobre vosotros, vosotros pasaríais los días, y las noches, sobre vuestras rodillas. Todos quienes han sido dados la gracia de ser parte de las legiones del Cielo, deben ir adelante en estos últimos días, y hacer todo lo posible que puedan para regresar el mundo al Padre Eterno.

NUESTRA SEÑORA APARECERÁ ARRIBA DE (LA IGLESIA) DE SAN ROBERTO

"Sí, hija Mía, Yo voy por el mundo, apareciendo en varios lugares, y tengo una razón para ello. Un día, hija Mía, las aguas brotarán en Bayside, y Yo apareceré sobre el viejo edificio de la iglesia. Vuestro obispo entonces no podrá negar Mis Apariciones.

"Yo entiendo, hija Mía, que casi son dieciséis años, desde que aceptaste Nuestra petición de ir adelante como un faro de luz en la oscuridad. Ahora sé que tu corazón está aliviado, que el Padre Eterno ha enviado a través de los años a muchos otros faros de luz. Esto ha hecho tu camino más fácil. Yo sé, hija Mía, que le das las gracias todos los días por esta bendición; pero es el plan del Padre Eterno. Muchas gracias serán dadas y aumentadas en los días por venir. El mundo conocerá el poder del Padre Eterno.

"Satanás está suelto sobre la tierra, pero él sabe que su tiempo se acorta. Por lo tanto, él hará un esfuerzo concertado, para destruir aquellos quienes no estén en estado de gracia, para poder llevárselos al infierno. Es por eso, hijos Míos, que debéis llevar siempre una medalla, vuestra armadura alrededor de vuestro cuello. Y la mejor armadura de todas es el Escapulario, el Rosario, la medalla de San Benito; y, también, vuestra más reciente armadura: (la medalla de) Nuestra Señora de las Rosas, María Auxilio de Madres. Hija Mía e hijos Míos, os digo esto por que no podéis estar sin ellos. En estos tiempos, toda la armadura es necesaria para la lucha que viene.

"Como te he dicho antes, hija Mía, no puedes entender los caminos del Padre Eterno. Tantos muertos en el terremoto de México, tantos en las inundaciones, hambruna, tristeza, asesinatos-todo esto era sabido y pesaba sobre el Corazón del Padre Eterno durante años. El sabe que lo que está por venir, pero también Nosotros sabemos-por Sus palabras-por el Espíritu Santo, y Jesús-Su Hijo-que un día El regresará y restaurará el mundo. Sin embargo, muchos santos saldrán de esta conflagración, santos que han lavado su ropaje en la sangre del Cordero. Muchos morirán en la gran llama de la Bola de la Redención.

"No puedo, hija Mía, concederte tu petición de la semana pasada de la fecha. Pero mantendrás esas fotografías que te dí, y tu sabrás la fecha. Pero debes prometerme ahora, que no revelarás esto, ni por boca, ni por escritura."

Verónica-Te lo prometo, Madre Santísima, no lo revelaré,

Nuestra Señora-"Puedes ver, hija Mía, que si tu das fechas, otros correrán para regresar al redil, pero tan pronto pase el peligro, ellos volverán a sus viejos caminos. Nosotros debemos tener redención completa, no sólo un estado temporal de bondad. Por que es una razón egoísta, quien no extiende y da al Padre Eterno lo que El pide: vuestro amor, vuestra compasión, y vuestra voluntad de ayudarlo en esta crisis.

"Yo continuaré, hijos Míos, viajando por el mundo. El Padre Eterno está muy complacido por la manera en que habéis dado los mensajes al mundo. Sabed que Nosotros no esperamos, por este cumplido, hijos Míos, que vosotros disminuyáis vuestra marcha, porque debe aumentar, ya que el tiempo se hace corto.

"Rezad por todos los pecadores. Rezad por aquellos que dirigen los gobiernos del mundo. Y, sobre todo, recordad rezar por el Santo padre, el Papa Juan Pablo II, en Roma, porque su tiempo se acorta.

"Ahora, hija Mía, tomarás más fotografías, y Mi Hijo se Me unirá. El tiene una muy urgente súplica para el mundo."

Verónica-Hay un colorido rosado alrededor de los árboles, justo arriba de la estatua de Nuestra Señora. Oh, el color es bello. Yo lo llamo rosado, pero no hay palabras humanas que pudieran describir los colores del Cielo, aún una brocha de pintura no podría recoger estos colores.

Pero justamente en el centro del cielo, veo una bola redonda, circular, y viene hacia nosotros. Se torna rojo brillante. Sé que es el globo del mundo, y parece como si estuviera encendido. Es-es una cosa horrible. (Verónica exhala) Puedo sentir el calor, y puedo percibir el humo. Es una cosa horrible de ver, al venir por el cielo. Es una bola grande. ¡Oh! Oh, creo no-no puedo soportar el calor. Oh, es abrasante. (Verónica exhala fuertemente otra vez) Oh, ahora va de regreso al cielo. ¡Oh, fue muy aterrador!

Oh, ahora allí, por los árboles de la derecha, Jesús ha estado de pie. La bola era tan luminosa y aterradora, que no Lo ví venir a través de las nubes. Hay muchas nubes arriba de nosotros; es como humo denso, es todavía el humo de la gran bola. Esa debe de ser la Bola de la Redención, de la cual Nuestra Señora siempre habla; aún en mi casa Ella me dice que la Bola de la Redención se acerca.

Ahora Jesús ve a todo Su derredor. El viene ahora; El estaba de pie por los árboles. Las luces rosadas están brillando nuevamente. Le dán un bello aspecto a Su rostro, y, también, a Sus prendas de vestir. Ahora Jesús va de nuestro lado derecho, y cruza directamente arriba de la estatua. El ve a todo Su derredor, y asienta (con Su cabeza).

Jesús tiene puesta una capa de color borgoña. Y Su túnica, Su toga, se ve como si fuera hecha de algún tipo de cáñamo; no puedo explicar el material. Pero es algo - no creo que haya visto este material antes. Pero es de un color crema; un material, como de un tipo de material burdo. Y Jesús tiene alrededor de Su cintura un cinturón hecho de alguna clase de material parecido a piel-como cuero, casi como cuero. No sé si es cuero, pero parece como algún tipo de cinturón de piel de animal.

Y ahora, mientras el viento sopla, puedo ver que Jesús usa sandalias, sandalias marrón. Son abiertas en las puntas. Hay dos tiras que atraviesan los pies, la planta de los pies, y una correa por el tobillo. Jesús levanta un poco Su pie. El sonríe. Le parece gracioso la manera como yo describo Sus ropas.

Ahora Jesús ve a todo Su derredor. Se va ahora a Su lado derecho, alto, atraviesa alto en el cielo-no, ahora él desciende. Jesús se acerca a los árboles. Ahora levanta Su mano, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús gira hacia Su izquierda, y flota lentamente. El no camina como hacemos nosotros. El pareciera carecer de peso, y es llevado sobre el viento. El cruza lentamente el cielo, y ve a Su derredor. Ahora gira; El está justo arriba de la estatua, y gira hacia las personas. Y levanta Su mano, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús ve hacia nuestro lado derecho, Su lado izquierdo, y se mueve lentamente. El ve a todo el derredor de los terrenos, y por encima de las cabezas de las personas. Ahora extiende Su mano muy en frente de El, como alcanzando a tocar a toda la multitud, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

LOS CUATRO EVANGELISTAS

Ahora noto que Jesús retrocede al centro del cielo aquí, a la abertura del cielo. Digo `abertura', porque mientras Jesús bendecía las multitudes aquí, el cielo comenzó a abrirse, y a través vienen personas. Creo que son ángeles; todavía no estoy segura. Ellos están vestidos en túnicas blancas. No, ellos son seres humanos: San Marco, San Lucas, San Juan y San Mateo. Oh, sí, Jesús dice que ellos son, San Marco, San Lucas, San Juan y San Mateo. Y Jesús asienta `sí'. Ahora El cruza el cielo, y está de pie, y les asienta (con Su cabeza). Ellos descienden hasta estar más cerca. Noto que Ellos tienen una similitud: todos tienen barba, y tienen puestas largas túnicas. Y Jesús ahora toca Sus labios con Su dedo índice, lo cual significa escuchar y repetir.

Jesús-"Hija Mía e hijos Míos, sí, ellos son algunos de los pocos que han lavado sus ropajes en la sangre del Cordero, a través de sufrimientos en la tierra. Vosotros sabéis, por supuesto, hijos Míos, que para seguir el camino al Cielo, ellos tuvieron que ser martirizados. Pero ellos dejaron sobre la tierra, un legado para todos, el Libro de la Vida y del Amor, la Biblia.

"Deseo que todos los hogares tengan una Biblia adentro de sus puertas. Digo adentro de sus puertas, porque los niños, que educan, tienen que salir al mundo que ha sido entregado a satanás. La Biblia debe estar siempre ante ellos, porque es su verdadera guía para la redención.

"Hija Mía e hijos Míos, muchos castigos han pasado sin ser percibidos, y muchos más serán dados. Digo esto con un Corazón apesadumbrado, porque diariamente las oraciones de las multitudes llegan a Nosotros, pidiendo perdón por aquellos quienes han pecado. Hija Mía e hijos Míos, debo deciros que ellos tienen un libre albedrío y conciencia.

"Yo sé que todos quienes escuchan Mi voz, y leen este Mensaje, estáis haciendo todo lo que podéis para restaurar la tierra a lo cual el Padre Eterno llama un poco de normalidad. Porque el mundo se ha vuelto loco con el pecado. ¿No es esto cierto, hijos Míos? El pecado se ha vuelto una manera de vida para muchos. Ahora os pregunto, como hijos de Dios, todos aquellos quienes escuchan Mi voz, continuad con una constante vigilia de oración, penitencia, y sacrificio. Muchos más desastres van hacia vuestra nación, los Estados Unidos, y el mundo.

RUSIA BUSCA CAPTURAR EL MUNDO ENTERO

"Rusia, un país ateo, hijos Míos, Rusia - no podéis creer lo que ellos os dicen, ni lo que ellos imprimen en sus tabloides. Rusia tiene un único plan: capturar al mundo entero.

Ellos harán esto sin tener corazón ni conciencia. Por lo tanto, sabed que Yo os pido de nuevo, como vuestro Dios en la Trinidad, Yo os pido que contactéis con el santo Padre - por escrito o por prosa, o por letra de molde - poneros en contacto con el Santo Padre e imploradle que consagre Rusia al Inmaculado Corazón de Mi Madre. Esto no ha sido hecho, hijos Míos. Es por eso que al pasar el tiempo, hasta cuando el último grano pase por el reloj de arena para siempre, es por eso que continuaréis pasando por grandes sufrimientos.

"Hijos Míos, tenéis que comprender que el cuerpo humano es débil; pero no sufriréis más, ni menos, de lo que el Padre Eterno espera de vos. Nosotros hemos pedido muchas almas víctimas en el mundo. Ellas son necesarias en el plan de la Redención del hombre. Yo no cuestionaría, hija Mía, el razonamiento del Padre Eterno, por que El es vuestro Dios, y el conoce todo, ve todo, y hará lo que es mejor para ti y para la humanidad."

Verónica-Ahora Jesús ve a todo Su derredor. El ve hacia San Marco, San Lucas, San Mateo, y San Juan - allá - y les susurra algo a ellos, pero no lo puedo oír. Supongo que no debo de escucharlo; no puedo oírlo. Suena como el murmullo del viento, pero El les habla. Oh, ahora puedo ver. Ellos sostienen lo que parecen ser plumas. Son plumas muy raras; se ven como plumas con una punta al final. Y ellos escriben; cada uno de ellos tiene un libro, y ellos escriben en los libros. Ahora Jesús asienta.

LA BIBLIA - PIEDRA ANGULAR DE LA IGLESIA

Jesús-"Has entendido eso correctamente, hija Mía. Esa es la manera en que el Libro de la Vida y del Amor fue escrito para vosotros. Digo para vosotros, porque debía ser establecido como la piedra angular de Mi Iglesia - digamos, hija Mía, que la piedra angular de Mi Iglesia es el Libro de la Vida y del Amor - lo que vosotros llamáis la Biblia.

"Ahora, hija Mía e hijos Míos, continuaréis con vuestras oraciones de expiación. Y tu, hija Mía, tomarás más fotografías, porque hay mucho que no puede ser revelado en este momento. Y Yo te llamaré de nuevo, para volver a estos terrenos.

"Se te será dado el vigor, hija Mía, y te aseguro, que una vez que llegues a los terrenos, podrás continuar con la Misión del Cielo."

Verónica-Ahora Jesús levanta Su mano, así de nuevo, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Jesús-"Continuad ahora, hijos Míos."

Verónica-Ahora el cielo se oscurece. Estaba tan iluminado anteriormente. Es difícil de explicar la brillantez de la luz, aún la que salía de los santos - la incandescencia, la luz. Sin la intervención del Cielo, yo estoy segura que mis ojos humanos naturales, serían destruidos por la luz. Pero esto es más allá de lo que palabras podrían explicar - que la luz es más brillante que 100 soles. Y, sin embargo, la belleza de esto lo mantiene a uno transfigurado, donde realmente uno no lo siente. Estoy segura, que sin la intervención del Cielo, yo no tendría ojos, porque era como ver dentro de otro mundo, pero tan bello. Y ahora noto, y deseo que todos lo sepan, que esta luz también emana de Jesús y de Nuestra Señora siempre que Ellos aparecen aquí. Y estoy segura, que si todos recibiéramos las gracias para entrar al Cielo, sin mucho sufrimiento, aunque tuviéramos que ir al purgatorio, tal vez por un tiempo - ¡Dios nos libre que fuéramos a otro lugar! - pero si fuéramos al purgatorio, siempre podríamos pensar en el día cuando nosotros, también, pasaremos más allá del velo, dentro de esa bella luz.

Ahora se oscurece - y, saben, el círculo de luz se cierra, se hace más pequeño, y más pequeño. Y no puedo ver más a los santos; ellos ahora están detrás de la cortina, como una cortina que ha sido cerrada sobre ellos.

Y ahora Nuestra Señora, ¡Oh! Nuestra Señora viene hacia adelante otra vez. Ella toca Sus labios.

ALGUNOS VERÁN A JESÚS Y A NUESTRA SEÑORA

Nuestra Señora-"Hija Mía, Nosotros no nos estamos yendo. Nosotros nos quedamos aquí toda la noche. Hasta que la última alma deje los terrenos, Mi Hijo y yo estaremos aquí. Algunos Nos verán, y algunos no. El día vendrá cuando todos Nos verán.

"Continua, hija Mía, ahora con las oraciones de expiación; debes unirte a ellos."

FIN