Senalado para ser destruida...

Cuidad de Nueva York!

Víspera de la Festividad de los Angeles Guardianes y en honor de Santa Teresita del Niño Jesús1 octubre 1988

Verónica-Hay luces azules ahora que bajan del cielo, (desde) muy arriba. ¡Oh, las luces son tan bellas! Oh, anteriormente he visto luces, pero hay algo diferente acerca de éstas. Son magníficas. Son de color azul. Y, también, ahora más allá del azul, del lado derecho de cada arroyuelo azul, hay luces rosadas que caen en cascada ahora. Realmente son luces porque fluyen de lo azul. Nunca ví algo semejante.

Y--oh, allí están: en todo el contorno de las luces ahora están saliendo--sé que son ángeles. Son de todas las edades y diferente tamaños, pero sí creo que es según sus edades. Estos son todos, lo sé, ángeles guardianes. Están vestidos en los tonos pastel más bellos de azul y rosado y blanco. Y siento que el azul significa ángeles masculinos, si hay tal cosa; y que el rosado también para los ángeles femeninos; y el blanco para los bebés. Son--hay cientos de ellos en todo el contorno de los árboles. Oh, estoy segura que ustedes los tienen que ver. Son tan claros, son casi humanos en apariencia, a excepción de lo traslúcido de sus caras. Son tan bellos.

Ahora muy arriba en el cielo--oh, tal vez cerca de veinte pies más allá de la estatua arriba en el cielo, hay ahora una luz muy blanca. La luz se abre; es como si perforara el cielo, y allí viene Jesús a través de la luz. ¡Oh, El es tan bello! Lleva puesto un manto muy espléndido. Está cortado muy diferente al que vestía en la última aparición. Pero es un manto bello, todo de un tejido de tipo clásico. Es--casi parece que viniera de un país extranjero, el manto. Pero es tan bello.

Ahora--oh, directamente detrás de El ahora, mientras se abre la luz, puedo ver a Nuestra Señora que viene con alguien más. ¡Oh! ¡Es Santa Teresita del Niño Jesús! La conocería en cualquier lugar, ya que prácticamente vivió conmigo en 1968 y 1969. Ella trae puesto un hábito ahora. Es de color blanco y negro. Sin embargo, ella tiene una capa; la capa es de color crema.

Ahora están todos juntos, lado a lado. Jesús está a nuestro lado derecho; Nuestra Señora está junto a el, a Su lado derecho, y Santa Teresita está también de pie al lado derecho de Nuestra Señora.

Ahora Jesús toca Sus labios, lo que significa que El va a hablar. Oh no, El señala hacia Santa Teresita; ella va a hablar. ¡Pero yo no puedo hablar francés!

Jesús-"Comprenderás, hija Mía."

Verónica-Oh, Jesús dice que yo comprenderé.

Santa Teresita-"Mi hermana, mi querida hermana Verónica, cuán contenta estoy de verte otra vez después de todos estos años. He estado por aquí, pero el Padre Eterno no me ha permitido apareceme ante ti como en los primero años. Pero te he estado guiando. Deseo ahora que recites para mi, Verónica, el poema-mensaje. Esto es para nuestro amado Jesús aquí."

Verónica- Y ella señala, y Jesús sonríe. El tiene una cálida sonrisa tan linda. Oh, es tan linda. Ahora El toca Sus labios, y dice:

Jesús-"Repite lo que Teresita te ha pedido."

Verónica-Oh!

Niñez Espiritual

Querido Jesús, todo lo que puedo hacer es solamente amarte,

Porque mis riquezas están aquí en mi corazón;

No están encerradas ni encadenadas contra el robo,

Siempre están libres para partir!

Te ofrezco este regalo, Jesús;

Acéptalo con Tu precioso gozo.

Estoy allí para sostener en Tu Reino:

¡Sólo trátame como Tu pequeño juguete!

Ahora Teresita señala hacia (arriba), ella señala hacia los ángeles que están en el cielo.

Santa Teresita-"Tu conoces, hermana mía, muchos de los nombres. ¿Darás a conocer algunos esta noche a los demás?"

Verónica-Sí. Está Tomdarius, Tusazeri...él es mi ángel guardián, pero es muy gracioso. Le encanta estar dando vueltas. Y ahora mismo está dando vueltas y girando otra vez. Siempre lo hace cuando me ve; da vueltas y gira. Y ahora también, está Razene, y Nadina y muchos otros.

Santa Teresita-"Sí, hermana mía, ese es el mensaje gozoso de esta noche, pero también tengo que venir como portavoz del Cielo. Muchos se burlarán de ti, hija mía, por estos mensajes.

Verónica-Ahora Jesús toca Sus labios.

Jesús-"Hija Mía, quiero que sepas que no debes de sentirte afectada por la burla y los escritos de aquellos que no son creyentes. Recuerda que en Mi tiempo Yo también sufrí por la misma causa, hija Mía. El Padre Eterno Me tenía siempre en Sus brazos, y te digo, hija Mía, Verónica, que siempre estás en Mis brazos. Yo permito que te sucedan muchas cosas.

"Mira hacia arriba, hija Mía; quiero que mires muy arriba en el cielo y comprenderás el porqué estás siendo perseguida."

MONJAS BAILANDO EN MALLAS (LEOTARDOS)

Verónica-Estoy mirando adentro de lo que parece ser, pero--¡Oh!--¿esto es un convento? Hay un cuarto allí al lado de la capilla, y sé que son monjas; pero, ¿qué hacen? Están bailando. Y están vestidas, no como monjas, ¡sino en mallas! ¿Qué hacen?

Ahora Jesús señala hacia allá, y veo en la distancia-al ver muy arriba en el cielo veo en la distancia un campanario. El campanario parece como los que se encuentran en la mayor parte de las iglesias de los Estados Unidos, con el crucifijo-la cruz, no el crucifijo,-sino la cruz en la punta. Ahora Jesús señala hacia abajo, y veo salir por la puerta a tres o cuatro hombres.

Jesús-"Ellos, hija Mía, ¡son sacerdotes!"

Verónica-Bien...¿lo son? Querido Jesús, no comprendo. ¿Qué hacen? No parecen sacerdotes.

MONJAS TENIENDO ABORTOS

Jesús-"Eso es lo que hace doler Mi Corazón, hija Mía. Esa es una de las razones por la cual Teresita llora constantemente cuando ella mira adentro de los conventos y ve lo que sucede. Muchas ahora creen en el aborto, los asesinatos de los niños; y muchas han cometido este acto en sí mismas.

"Preguntas, hija Mía, ¿cómo sucede esto a quienes tienen una vocación? ¿Cómo pueden jamás buscar un aborto, no importa cuál haya sido la causa? Te diré, hija Mía, es porque se han entregado a la inmodestia. También han abandonado sus vidas de oración. Ellas buscan los placeres del mundo. No pueden ser condenadas por ahora, hija Mía, porque hay muy pocas personas que rezan por el clero y las monjas. Ellos necesitan vuestras oraciones, todos los Rosarios que pueden ser rezados para su repatriación.

"Hija Mía, deseo que ahora tomes tres fotografías. Son de mucha importancia, pero debo advertirte esto: Yo te diré parte del mensaje cuando recibas las fotografías, pero la primera parte con la fecha - una fecha muy importante, hija Mía - la guardarás para ti sola, y la mantendrás dentro de ti.

"Teresita tiene el permiso del Padre Eterno para quedarse aquí por el resto de la vigilia. Ella también irá por allá y verá a los enfermos e inválidos, porque en el día de su fiesta, y el día de la fiesta de los ángeles guardianes, habrán muchas curaciones.

"Hija Mía, preguntarás a todos alrededor tuyo y verás si todos los pétalos de rosas ya han sido distribuidos como te pedí esta mañana temprano. Si no, debe hacerse inmediatamente, Todos los Rosarios disponibles serán dados a los enfermos e inválidos. Y si aún quedan, hijos Míos, por favor los repartiréis a todas las almas que están visitando. Estáis en los tiempos más peligrosos ahora."

Verónica-Y Jesús parece estar llevando Su mano, así, a Su ceja, como si hubiera pasado por unos terribles momentos. Es tan patético ver a Jesús con lágrimas en Sus ojos. Yo comprendo...yo comprendo, Jesús. Yo haré...lo haré. No, no revelaré las tres fotografías, pero yo comprendo...

Jesús-"Ahora, hija Mía, te sentarás y tomarás tres fotografías o más, todas las que puedas. Pero necesitamos por lo menos tres. Las leerás en el orden en que sean tomadas; y no te preocupes, hija Mía, por lo que veas. Hay mucho que se debe decir al mundo, ya que el tiempo se hace muy corto.

"El Aviso estará pronto sobre la humanidad. Me peguntas, hija Mía, ¿si puede ser detenido? Sólo por medio de oraciones y sacrificios será aguantado, pero el tiempo está de sobra retrasado. Si no fuese por Mi Madre quien constantemente mantiene Su mano sobre la Mía en angustia, Yo dejaría caer Mi mano, y el Aviso vendría sobre la humanidad. No es para pedirlo, porque sabéis que viene, hijos Míos. Se debe de rezar para que no llegue porque habrá quienes morirán en este Aviso.

"Ahora, hija Mía, toma las tres fotografías." (Pausa)

Verónica-Jesús hace la señal de la cruz, y está de pie ahí arriba de los árboles, más o menos--oh, más o menos, yo diría, veinte o treinta pies arriba de los árboles. Ahora Jesús toca Su dedo índice a Sus labios.

TERREMOTO A CAUSA DE LOS ABORTOS

Jesús-"Hija Mía e hijos Míos, Yo me refiero a vosotros siempre como Mis hijos porque cada alma que está viva sobre la tierra hoy día, y aquellas que han sido abortadas, fueron traídas al mundo por la intercesión del Espíritu Santo; por lo tanto, ellas son creaciones de vuestro Dios, y como tales, para los Estados Unidos, una medida de castigo: habrá un gran terremoto. Este terremoto será en un lugar muy inusitado, hija Mía, pero cuando suceda sabrán que están enfrentados a un Dios enojado.

"Hija Mía e hijos Míos, hemos ido a través del mundo, en varios lugares durante muchos años de tierra, tratando de prevenir a la humanidad que, a no ser que cambie sus caminos, gran castigo caerá sobre toda la humanidad. Ha habido guerras y rumores de guerra ahora por todo el mundo. Habrá una gran guerra, pero primero recibiréis el Aviso, el gran Aviso. Muchos corazones se pararán de terror.

"Los que no escucháis Nuestras voces suplicantes ahora a través del mundo, vuestro tiempo se acorta. Os lo decimos a todos. Para aquellos con la gracia y conocimiento de lo que está por irrumpir--debería de decir infringir, porque, hija Mía, en Mi mente escucho todas las infracciones de la humanidad en contra de las leyes de su Dios...es por eso que ya no puedo sostener más la mano de Mi Padre, ni la Mía por Más tiempo.

"Yo sé, hija Mía, que esto te asusta, pero quiero que mires muy alto en el cielo y describas la escena que ves."

Verónica-Veo una carretera. Parece una carretera rural ordinaria, pero conduce a una ciudad, una gran ciudad. Yo diría por los edificios que la ciudad parece Nueva York. Pero veo que hay unas personas de apariencia muy siniestra que caminan indiferentemente por la carretera cargando sacos. Dentro de esos sacos hay metralletas.

Jesús-"Sí, hija Mía."

Verónica-Jesús señala con ira lo que ve.

MUCHOS EN NUEVA YORK SERÁN ACRIBILLADOS

Jesús-"Veo asesinato por delante ahora, hija Mía, en vuestra ciudad de Nueva York. Muchos serán acribillados. Es un ataque de una nación comunista.

"No, hija Mía, no necesitas saber ahora el nombre de esa nación, porque pronto será conocido cuando sean aprehendidos los captores. La Oficina Federal de Investigación oirá de esto, hija Mía, y tratará de detenerlos.

BOMBAS EN LUGARES ESTRATÉGICOS

"Estos intrusos en la serenidad de los Estados Unidos tienen piel oscura. No son de esta nación, pero vienen de una nación actualmente en guerra. El objetivo de ellos es destruir todo y causar caos en la ciudad de Nueva York. Con sus planes habrá bombas colocadas en lugares estratégicos y muchos morirán a manos de estos rufianes.

"Hija Mía e hijos Míos, e hija Mía, Verónica, te traje aquí esta noche y te alivié de tu mayor sufrimiento en estos pocos últimos días para que tu estuvieras en pie. Hay mucho que tiene que decirse.

"Un gran motivo para permitir este desastre en Nueva York sería por las clínicas de aborto a través de la ciudad y del país.

"Mucho de vuestro dinero de las capitales del mundo llega a Nueva York. Estos dineros están siendo reunidos para comenzar otra guerra. Hay un grupo en vuestra nación llamado Los iIluminati. Ellos están compuestos por los mayores accionistas de dinero, y por dinero han vendido sus almas y las almas de miles de personas.

UNA GRAN DEPRESIÓN PLANEADA

"Hija Mía e hijos Míos, rezad una constante vigilia de oración. Mantened esto a través de los Estados Unidos y todas las naciones del mundo, porque queda poco tiempo. Pronto, en los planes del Padre Eterno, El enviará y permitirá llegar sobre la humanidad un gran desastre monetario. De esta manera se os probará que el desastre pasado en los años 20s, hijos Míos, fue nada comparado al que sucederá ahora. Yo hablo de una gran depresión que viene sobre la humanidad. Esto está bien planeado por los que están en control y deberá golpear a vuestro país, los Estados Unidos y Canadá dentro de los próximos dos años.

¿Puede esto ser detenido, hija Mía? Todo lo puede ser si podemos alcanzar a la gente (al pueblo) a tiempo. Sin embargo, no estoy optimista, hija Mía, por los asesinatos y los dos hombres en particular que están ahora aquí en los Estados Unidos y que emplean expresiones como `cubrir los lugares'. Eso, hija Mía, significa mirar y ver y reportar."

Verónica-Bueno, veo a dos hombres. No sé si son Musulmanes. Tienen la piel de otro color, pero no son exactamente negros. Caminan ahora a través de un edificio, y cargan con ellos, ahora, sacos; pero los sacos son más grandes de lo corriente, lo que los hace muy sospechosos.

Jesús-"En esos sacos llevan todos los implementos de destrucción."

Verónica-¡Oh! puedo ver ahora; señalan el otro lado de la calle, y reconozco el edificio del Empire State. ¡Oh, no!

UN OBJETIVO; EDIFICIO DEL EMPIRE STATE

Jesús-"Hija Mía, ellos escogerán el edificio del Empire State para producir más notoriedad ante el mundo.

"Tenemos otras cosas que discutir, hija Mía, antes que termine la vigilia. Quiero que el mundo sepa ahora que ya no toleraremos más los asesinatos de los niños no nacidos. El Padre Eterno encuentra que los niños para quienes El tenía grandes planes para llevar la verdadera Fe al mundo y para salvar la Iglesia de Su Hijo, han sido asesinados en el vientre. Satanás es el padre de todos los mentirosos, y se dan muchas excusas para el aborto. Y aún ahora en nuestros conventos, se consuela a las mujeres que están por tener abortos; mientras que no se les dice la verdad que ellas son asesinas y que son madres que asesinarán a sus propios hijos.

MUJERES ESTARÁN CON LA CABEZA DEL HOGAR

"El Padre Eterno no dispuso que las mujeres fueran sacerdotisas ni asesinas, sino que fueran con la cabeza del hogar una luz para guiar a sus hijos. Cada niño es para el Padre Eterno una pura bendición sobre la humanidad, pero todo esto se ha perdido en nombre del modernismo. La inmodestia reina en vuestro país. Hay muchas razones por las cuales el Padre Eterno siente que ahora es tiempo de hacer algo acerca de todas estas anormalidades.

"Hija Mía e hijos Míos, mantendréis una constante vigilia de oración a través de vuestro país, y Canadá, y el mundo; porque pronto entenderéis que al timón de todo este desastre estará el Padre Eterno. Aviso y aviso, enviados a través del mundo, avisos por muchos años, y, ¿qué bien hicieron? Sólo unos pocos (un puñado), según los cálculos del Cielo, sólo un puñado (unos pocos) han aceptado los menajes del Cielo.

"Hija Mía e hijos Míos, Mi Madre ha estado yendo a través del mundo. Ella llora lágrimas de compasión sobre la humanidad, porque Ella conoce todo el programa por venir.

MUCHOS HUIRÍAN DE SUS CASAS

"Tú, hija Mía Verónica, continuarás recuperando tu fuerza, y estarás aquí para la siguiente vigilia; porque para entonces habrá muchos huyendo de sus casas. El Padre Eterno siente que es de la única manera que El puede salvar las almas de los niños y los no-nacidos.

"Ahora, hija Mía, te sentarás y tomarás tres fotografías más. Estas las podrás revelar." (Pausa)

Verónica-Mientras repartimos los Rosarios y los pétalos de rosas, Nuestra Señora y Jesús y Santa Teresita estaban de pie cerca de los árboles todo este tiempo. Yo los noté mientras estábamos hablando aquí y examinando las fotografías. Pero ahora Nuestra Señora está--debo decir--que Nuestra Señora está linda esta noche, también. Entre todas las bellezas que hemos visto esta noche, el vestido de Nuestra Señora es simplemente bello. Y Nuestra Señora--muchas personas preguntan, usted sabe, que cómo se ve Ella. ¿Cómo La puedo describir? Ella tiene facciones que son-que simplemente no son de este mundo. La belleza y la luz que vienen de Su rostro y Sus ojos, y la luz que parece que simplemente exhala de Su cuerpo por todo el cielo, ilumina el cielo arriba de nosotros por-oh, un área muy grande de, yo diría por lo menos unos 20 pies extendiéndose muy por detrás de nosotros.

Ahora Nuestra Señora señala hacia arriba. Ahora Ella se acerca más a los árboles, y Nuestra Señora - y veo a Jesús. El está de pie, allí todavía cerca los árboles a nuestro lado derecho, y Santa Teresita está directamente arriba de la estatua. Santa Teresita está de pie allí. Y su túnica (hábito), ella lleva un largo hábito; cubre sus zapatos. No puedo ver sus zapatos. Su hábito es muy modesto, y ella lleva puesto un manto muy lindo de color crema. Y hace bastante viento. Y ellos realmente están flotando. Ahora Nuestra Señora flota para estar al lado de Teresita, y Ella lleva ahora su dedo índice a su Sus labios.

Nuestra Señora-"Hija Mía e hijos Míos, os debo pedir esta noche que recordéis que hay muchos mensajes que no han sido leídos por todos. Han sido diez y ocho años terrenales desde que Yo Me aparecí aquí por primera vez, y mucho ha sido dado, y mucho ha sido olvidado. Por lo tanto, pedimos a todos Nuestros Hijos que obtengan copias de los mensajes anteriores del Cielo, porque ahora estamos repitiendo. Porque, ¿qué podemos decir, hija Mía e hijos Míos? Si os pudiera mostrar lo que está por venir a la humanidad, vosotros, también, estaríais derramando lágrimas de dolor."

Verónica-Nuestra Señora llora, debe de ser algo muy serio. Nuestra Señora llora. Y Santa Teresita ahora está--está acercándose y coloca sus manos sobre el hombro de Nuestra Señora. Y Teresita llora también. Ahora Teresita vuelve y lleva su dedo índice a sus labios.

Santa Teresita-""Verónica, estaremos aquí el resto de la noche, hasta que la última persona se vaya de los terrenos. ; No hay tiempo en el Cielo como lo calculáis sobre la tierra; por lo tanto, cada persona que haya venido esta noche se irá con gracia. Habrá muchas curaciones esta noche."

Nuestra Señora-"Yo comprendo, hija Mía, lo que estás pensando, de las complicaciones en que incurres al tratar de probar al mundo la verdad. Aquellos que no tienen el valor de guardar su gracia - porque las gracias son otorgadas y las gracias pueden ser quitadas - por lo tanto, es de suma importancia, hija Mía, que ores por los dos individuos que han hecho muy difícil el recopilar los datos de sus corazones.

"Ahora mismo, hija Mía, te pido que no te apures a regresar a l lugar de donde vin9ste porque tuvimos mucho trabajo que hacer para preparar los terrenos para tuu llegada sana y salva, hija Mi=ía. Como te dije en casa, no tenías dudas deque estarías protegido; Yo lo sabía pero también tenías que ser avisada de lo que debías evitar.

"Si, hija Mía, siempre habrán otros que tratarán de destruirte; pero ellos no pueden destruir los diez y ocho años de mensajes del Cielo, porque éstos irán a través del m;undo, hija Mía, mucho después de que hayas sido tomado de la tierra. No te alarmes, no digo que estarás dejando la tierra ahora. Oh no, hija Mía, no se te dará mucho descanso; porque todavía hay mucho que tienes que hacer. Yo misma te mantendré informada, hija Mía. Mientras repito: no siempre Me ves,pero siempre escucharás Mi voz."

Verónica-Ahora Jesus viene y el extiende su mano, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y el Espíritu Snato. Ahora Nuestra Señora toma Su bello Rosario de Su cintura y hace la señal de la cruz, así: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Ella va hacia...Nuestra Señora, Jesús y Teresita ahora-Teresita ha venido de detrás del árbol. Ella está de pie al lado de Nuestra Señora, y todos van hacia nuestro lado izquierdo. Y ahora ambos al unísono, Jesús y Nuestra Señora hacen la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Jesús coloca Su dedo índice a sus labios.

Jesús-"Ahora, hija Mía, continuarás con las oraciones de expiación; son urgentemente necesitadas. No te asustarás del mensaje esta noche, porque debe de ser dicho al mundo, hijos Míos. Mu chos morirán a no ser que Nos escuchen ahora y sigan Nuestras instrucciones.

"Sí, ;hija Mía, ahora te sentarás y tomarás dos fotografía más; tres, si es posible, pero con seguridad dos. Y como dijimos, no Nos iremos de los terrenos hasta que el último hijo se haya ido."

FIN