Anticristo dentro de mitras; el Papa bajo el...

Dominio de Obispos!

Fiesta de los Angeles Guardianes y Víspera de Santa Teresita del Niño Jesús2 Octubre 1989

Verónica-...en todo el contorno de los árboles ahora. ¡Oh, son tan bellas! Caen en cascada. Estoy segura que si ven hacia arriba, a la parte de las hojas de los árboles, no podrían dejar de ver las bellas luces azules de Nuestra Señora. Ahora también hay corrientes de (luces) rosadas que vienen desde la parte superior del cielo. Eso significa que Jesús y Nuestra Señora, Ambos, van a venir juntos.

Oh, el cielo se abre. ¡Es tan bello! Es como una noche clara de verano con todas las estrellas brillando. Y escucho voces en el fondo, de música; yo sé que son voces angelicales. ¡Es absolutamente bello! Me siento suspendida en tal belleza-no es de este mundo; obviamente no es de esta tierra, sino del Cielo.

Ahora Nuestra Señora y Jesús descienden juntos. Nuestra Señora sonríe muy dulcemente, y Jesús ahora señala Sus labios, así. Continúan descendiendo, pero El me dice que debo estar lista para repetir.

Ahora Jesús y Nuestra Señora se detienen allá por el primer raudal de luz. Las luces caen en cascada desde Sus pies hacia abajo a los árboles. Nuestra Señora y Jesús están de pie allá.

¡Oh, Nuestra Señora se ve tan bella! Ella tiene puesto un bello manto blanco y una túnica blanca, y en Su cintura hay un cincho dorado. Nuestra Señora lo llama un "cincho" por un motivo. Pero parece como-yo lo llamaría un cinturón. Y Nuestra Señora tiene puestas, en Sus pies, las más bellas zapatillas-doradas, y hay dos pequeñas rositas en Sus pies. Oh, Nuestra Señora tiene pies tan delicados. Esta noche, también-yo puedo ver el rostro de Nuestra Señora muy claramente esta noche, y yo diría que Ella no aparenta tener más de veinte años de edad. Nuestra Señora se ve tan joven y radiante.

Ahora Nuestra Señora gira hacia Jesús. Y Jesús asiente y lleva Su dedo índice a Sus labios, así, lo cual significa escuchar y repetir.

Jesús-"Hija Mía e hijos Míos, y especialmente tú, Mi hija, Verónica, te llamé aquí esta noche, aunque estoy completamente al tanto de tus incapacidades. Sin embargo, no será necesario escuchar todo lo referente a ti, hija Mía. Será suficiente que lleves Mi Mensaje al mundo. (Verónica ha estado sufriendo de tinitis, lo cual perjudica su audición.)

"Ahora esto traerá mucha consternación del clero, hija Mía. Mira hacia arriba, hija Mía, y dí al mundo lo que ves."

Verónica-Yo veo la fotografía de "Jacinta 1972".

Jesús-"Y ¿qué hay en la fotografía, hija Mía? Repite."

ANTICRISTO DENTRO DE MITRAS

Verónica-Yo veo las letras rescritas muy fuertemente por Jacinta cuando ella escribió este mensaje. Dice -una parte del mensaje-hay cinco partes en la fotografía "Jacinta 1972" - pero una parte dice: "A-C dentro de, D-E-N-T-R-O D-E, M-I-T-R-A-S 1972".

Jesús-"Repite eso bien, hija Mía."

Verónica-"Anticristo dentro de mitras 1972".

Jesús-"Eso, hija Mía-Yo sé que te dio mucho miedo cuando recibiste por primera vez ese mensaje de Jacinta hace varios años. Pero nada de lo que te damos (a conocer) deberá permanecer escondido. Es necesario para la batalla que se aproxima.

"Que sea conocido por todos los hombres sobre la tierra que el anticristo está entre vosotros. Sépase por Nuestros obispos y cardenales: (Yo no incluyo al Papa Juan Pablo II ahora, porque él está bajo el dominio de sus obispos y cardenales.) Yo veo a Mi Iglesia en estos tiempos y encuentro errores crasos. Os digo ahora, todos los obispos y cardenales del mundo: Mi Iglesia no será mutilada. Vosotros no difamaréis mi Nombre. Yo permitiré que esto suceda por sólo un corto tiempo (más). Si vosotros no Me reconocéis debidamente ante el mundo, os aseguro, que Yo no os reconoceré ante el Padre; y no tendréis descanso eterno con Mi Padre en el Cielo.

DISCÍPULOS DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

"Hija Mía e hijos Míos, Nosotros hemos mirado sobre la tierra ahora y encontrado que estamos rápidamente llegando a los últimos tiempos. Este será un tiempo de trabajo asiduo para todos. Aquellos quienes trabajen conmigo serán ahora llamados discípulos de los últimos tiempos. Ya, hijos Míos, os habéis reunido por un tiempo. Todos vosotros sabéis a quienes Me dirijo en estos momentos. Os digo de nuevo, todos aquellos quienes han sido escogidos de entre Nuestros viñedos de almas sobre la tierra, para ir adelante como discípulos de los últimos tiempos, y defender la Fe, manteniéndoos fieles y verdaderos bajo asedio, ganarán el Cielo y la vida inmortal. Encontraréis la vida eterna con el Padre.

"Sin embargo, Yo reconozco el hecho, hija Mía, que Yo te saqué de tu casa en un estado debilitado; pero tu sabes cuán urgente era por Nuestra conversación sostenida contigo todo el día de hoy, hija Mía, que vinieras aquí esta noche. Porque el mal acelera en el mundo. Nosotros no podemos detener el Castigo por mucho más tiempo. El Padre tiene al pie de Su trono la Bola de la Redención. Mira y describe lo que ves, hija Mía."

EL PADRE ETERNO-BOLA A SUS PIES

Verónica-Yo veo a un Hombre magnífico, es tan benévolo, con una larga barba blanca. Y El tiene puesta la más bella capa; se ve como un Rey majestuoso. El sonríe. No hay ninguna manera para explicarlo. Y El es tan translúcido y brillante. Yo sé que es el Padre Eterno. Pero él tiene al pie de Su trono una gran bola; es como una bola de fuego. Yo sé que hace varios años yo ví esta bola en una fotografía tomada por las personas de Canada. Yo no sabía entonces lo que significaba, pero ahora comprendo la fotografía.

Ahora Jesús hace una seña a Su Madre, Quien está a Su lado. Nuestra Señora está de pie a la derecha de Jesús. Yo veo que Ella enjuga lágrimas de Sus ojos. Ahora Jesús retrocede; El retrocede y asciende más alto en el cielo. Y Nuestra Señora no se ha movido. Ella mira a todo Su derredor. Ella se ve tan triste. Y ahora Ella lleva Sus dedos a Sus labios, así.

Nuestra Señora-"Hija Mía, os imploro que améis a vuestros hermanos, aún a aquellos quienes os persiguen. Amadlos como Mi Hijo amó aún a aquellos quienes Lo crucificaron. Esa es de la única manera que podéis obtener la eternidad en el Cielo.

"Hija Mía e hijos Míos, Yo, también, he visto-el Padre Eterno hizo saber que Yo debo ver lo que está sucediendo en el mundo hoy en día. Y, Yo, como Madre vuestra, He dado Mi decisión al Padre Eterno de ir adelante a través del mundo, apareciéndome en numerosos lugares ahora, para despertar al mundo a la realidad de la vida eterna.

"¿Cuántos han vendido sus almas a satanás para llegar a la cima durante un tiempo pasajero sobre la tierra? Hijos Míos, ¿no os dais cuenta que estáis a sólo una corta distancia del paraíso? Vuestros años sobre la tierra son tan pocos. ¿No es infructuoso, hijos Míos, manchar vuestras almas y evitar seguir el camino al Cielo?

"Todos aquellos quienes piensan que la vida es eterna sobre la tierra, comenten un serio error, y ellos están retando las razones por las cuales fueron puestos sobre la tierra. No hay otro camino más que ir directamente al Cielo, al infierno o al Purgatorio. No hay un alma sobre la tierra que puede decir, `Yo estaré aquí eternamente'. Porque el único lugar que existe, hijos Míos, eternamente, es el Cielo, el infierno o el Purgatorio.(1) Cuando Mi Hijo regrese a la tierra-cuando la persecución de los que están en la luz se haga más fuerte, cuando todo el mundo esté luchando, (será cuando) Mi Hijo encuentre necesario regresar.

EL PAPA IMPOSTOR

"Hija Mía e hijos Míos, os pido en el nombre del Padre, y de Mi Hijo, y del Espíritu Santo, escuchadme ahora; el curso sobre el cual vais es un curso hacia la destrucción. Satanás ha entrado en la Iglesia de Mi Hijo. Vosotros recordáis, hijos Míos, al Papa Pablo VI, Nuestro buen Vicario, lo que dijo al mundo: `Yo sé que el humo de satanás ha entrado dentro de la Iglesia.' ¿Pero quién lo escucha, y quien lo escuchó? Pero lo pusieron a descansar, y colocaron a otro en su lugar.

"Yo conozco, hija Mía, la burla y la mofa que te llega debido a este mensaje. Pero irás hacia delante, hija Mía, no haciendo caso de los mofadores. Un día tendrás éxito en traer hacia Nosotros a muchas ovejas errantes.

"Hay muchas almas sobre la tierra que no serán culpables de sus pecados, porque han sido llevados y mal guiados por sus mayores.

"Os digo a los cardenales y a los obispos en la Iglesia de Mi Hijo: estoy muy apesadumbrada por vuestra conducta. Tendréis que rendir cuentas al Padre Eterno por la destrucción de las almas. Y los abusos que continúan en contra de Mi Hijo no pueden ser tolerados por el Padre Eterno. Mi Hijo sufre grandemente sobre la tierra. ¿Habéis olvidado tan pronto de cómo El sacrificó Su propio Ser por todos vosotros? ¿Y qué hacéis a cambio?

"Oh, hijos Míos, Yo cierro Mis oídos. Yo no puedo escuchar estos dolorosos episodios sobre vuestra tierra. Parece ser que hay aquellos quienes no pueden hablar sin difamar el nombre de Mi Hijo. Ellos Lo emplean, maldiciendo y en abuso. Esto no será ante los ojos del Padre Eterno. Esto no será tolerado.

"No recrucifiquéis a Mi Hijo sobre la tierra, porque todos vosotros tendéis que rendir cuentas. Ninguno llegará al Padre excepto a través de Mi Hijo: ya que Mi Hijo está en el Padre, y el Padre está en Mi Hijo, y en el Espíritu Santo. Yo sé muy bien que no es comprensible para muchos la existencia de un Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Ellos todos son Uno, en un Dios. Os repito de nuevo: Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo.

INCREÍBLE: CULTOS SATANICOS

"Hija Mía e hijos Míos, os imploro ir adelante y llevar el conocimiento de la existencia de estos terrible cultos satánicos que existen en vuestro país. Hay tantos ahora, hijos Míos, que encontraríais imposible de creerlo si os llevara y os mostrara lo que está sucediendo esta misma noche a través de vuestro país mientras estáis aquí.

"También estamos afligidos por (Santa) Teresa. Ella ha estado mirando la matanza en los conventos. Y como tal, ella encuentra que su misión sobre la tierra no fue cumplida plenamente, ya que tanta maldad ahora puede estar corrompiendo los conventos.

"Hija Mía e hijos Míos, os prometo que después que bendigas a los enfermos y a los enfermizos, hija Mía, Yo te traeré a (Santa) Teresa; porque Yo sé que ella te hizo la promesa de estar aquí esta noche. Eso será, hija Mía, después que bendigas a los enfermos y a los enfermizos. Hay muchos quienes han venido desde lejos para estar aquí esta noche.

"E, hija Mía, Yo deseo que lleves un mensaje a D.M. de California, que lo aceptamos en estos últimos días como un nuevo discípulo. Eso, hija Mía, es todo lo que diremos por ahora.

"Deseamos que tomes tres fotografías, de las cuales puedes divulgar el contenido a los trabajadores, y luego procederás hacia los enfermos y los enfermizos. Y después que los visites, te encontrarás con (Santa) Teresa." (Pausa)

Verónica-Oh, Nuestra Señora no se había ido. Ella sale detrás de una de las ramas del árbol alto de abeto allá enfrente de nosotros, directamente arriba de Su estatua, del lado derecho. Y directamente detrás de Ella, yo la puedo ver-es Santa Teresa; la conocería en cualquier lugar. Oh, ahora Santa Teresa flota hacia el lado derecho de Nuestra Señora. Ella estaba de pie detrás de Ella; no sé porqué ella estaba de pie detrás de Nuestra Señora. Y Nuestra Señora le susurra algo a ella, pero no lo puedo oír. Ahora, justo mientras yo miro, Santa Teresa sonríe; y ella lleva su dedo índice a sus labios, así.

Sta. Teresa-"Hermana mía, Verónica, yo sé que estás muy sorprendida al verme esta noche, ya que no he hecho muchas apariciones en tus terrenos del Santuario. Sin embargo, debido a la urgencia de los tiempos, y por lo que está sucediendo sobre la tierra, yo vengo esta noche para traerte palabras de buenas noticias que el camino al Cielo es uno sencillo. Todo lo que tienes que hacer es ser como un niño joven en su amor por Jesús, nunca dudando de El, nunca desechándolo, sino amándolo enteramente con tu corazón.

"Mi vida sobre la tierra no siempre fue fácil, hermana mía, así como todas mis hermanas y hermanos sobre la tierra se dan cuenta al pasar el tiempo. Sin embargo, sí digo que estoy muy intranquila de espíritu por lo que yo veo que sucede en muchos conventos hoy en día. Mi vida fue siempre una vida de soledad y oración; por lo tanto, nunca perdí contacto con el Espíritu Santo. Ahora mis hermanas en los conventos están disfrutando-lo que ellas creen es estar disfrutando-de todas las diversiones modernas que las alejan de la meditación y la oración.

NINGUNA T.V. DEBERÍA DE ESTAR EN UN LUGAR SANTO

"Yo vengo esta noche para pedirle a mis hermanas quienes escuchan mi mensaje, que no sean engañadas por las búsquedas mundanas. Yo estoy completamente de acuerdo con las monjas en los conventos que objetan la televisión. Ninguna televisión debería estar en un lugar santo.

"Sí, hermana mía, hay mucha maldad en el mundo. Yo siempre prometí cuando estuve sobre la tierra que yo nunca sería indiferente ni inquieta de espíritu mientras Yo estuviese en el Cielo. Yo iré hacia adelante hasta el fin del tiempo llevándoles mis rosas, a la par de Nuestra Señora-gracias en abundancia a quien las pida. Todo lo que tenéis que hacer es decir, "Jesús, Os amo, salvad almas, salvad a los consagrados." Eso es muy importante.

"Estamos muy al tanto en estos últimos días de las tribulaciones del mundo, y en especial, de los conventos. Yo enfatizo los conventos, hermana mía, porque fue mi hogar por tantos años.

EL VALOR DEL SUFRIMIENTO

"También, comprenderéis enteramente cuando os diga del valor del sufrimiento. Siempre podréis ofrecerlo por las almas que necesitan la repatriación. Sí, hermana mía, ningún sufrimiento es jamás desperdiciado. Debéis aceptarlo del modo correcto, sabiendo que aún nuestro amado Jesús sufrió sobre la tierra en las manos de aquellos a quienes El amó. Pero una cosa que ahora conocéis es que El jamás dejó de amarlos, aún mientras Lo recrucificaban.

"Y aún ahora, hermana mía, hay mucho pesar en el Cielo. Y sé que Nuestra Madre Santísima derrama lágrimas diariamente sobre el mundo debido a las presentes condiciones abominables. El hombre va rápidamente hacia un cataclismo. Pronto-nosotros todos sabemos de la venida de la Bola de la Redención sobre la humanidad, y ahora se deja venir rápidamente.

EL CIELO: TRABAJAD MAS ARDUAMENTE

"Es la voluntad del Padre Eterno que las ovejas sean reunidas por aquellos quienes se han convertido en los discípulos de los últimos tiempos. Las ovejas tienen que ser reunidas y separadas de los lobos que andan vagando ahora. Por lo tanto, os pedimos que trabajéis aún más arduamente en vuestro apostolado. Todo estará del lado del Padre Eterno en el final. Pero El permitirá que os lleguen estas persecuciones. Aceptadlo todo como lo hizo Jesús cuando El estuvo sobre la tierra."

Verónica-Ahora yo veo a Santa Teresa que va hacia allá, y le susurra algo a Nuestra Señora. Yo no comprendo lo que ella está diciendo, pero ella susurra. Y Nuestra Señora señala hacia lo alto del cielo.

Oh, Jesús ahora viene otra vez. Oh, El viene ahora, y El va a estar del lado izquierdo de Nuestra Señora. El levanta Su mano ahora, así, y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Ahora Jesús señala-yo no puedo escucharlo; es como el murmullo del viento. Pero Jesús todavía extiende Su mano, y El ahora va hacia el lado derecho de Nuestra Señora.

Y Santa Teresa ha retrocedido hacia el cielo. Yo no sé-ella parece haber salido del círculo de luz, y ella parece estar regresando a las nubes. Sí quiero decirles ahora, que mientras la veo, Santa Teresa tiene puesta una túnica marrón y una capa de color crema, y tiene puesto un manto negro sobre su cabeza. Santa Teresa sonríe. Yo sé que la he descrito como-como la puedo ver aquí. Ella se ve muy claramente. Ella se ha detenido ahora, y está de pie, allí, detrás de Jesús y de Nuestra Señora.

Ahora Jesús ha titubeado mientras yo hablaba de Santa Teresa, y El va ahora hacia nuestro lado izquierdo. El se mueve muy lentamente, y mira a todo Su derredor. Ahora El extiende Su mano y hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Ahora Nuestra Señor viene, y Ella toma el Rosario de Su cintura, y Ella hace la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Y Nuestra Señora ahora lleva el crucifijo a Sus labios y dice-Ella me pide que repita.

REZAD POR EL CLERO

Nuestra Señora-"Muchas oraciones son necesitadas para el clero. ¿No les ayudaréis, hijos Míos? Ya que muchos de ellos están perdidos; ellos van por el camino de la perdición. Por favor, ayudadlos. Os pido como Madre vuestra, que en vuestros corazones misericordiosos, por Mi Hijo y el bien de Su Iglesia, que recéis por vuestros sacerdotes, vuestros cardenales, y obispos."

Verónica-Lo haremos.

Ahora Jesús y Nuestra Señora retroceden al cielo. Santa Teresa se ha ido al cielo; ya no la puedo ver más. Y Nuestra Señora y Jesús ahora van, de nuestro lado derecho, a la rama más alta del árbol de abeto del lado derecho. Y Ellos están de pie allí, y asienten. Nuestra Señora dice:

Nuestra Señora-"Estaremos aquí el resto de la noche, hasta que la última alma se haya ido."

Verónica-Sí...Sí.

Nuestra Señora-"Continúa, hija Mía, leyendo la Biblia bien. El hombre La está desechando o rescribiendo para acomodarla a su propia naturaleza carnal. No podéis, hijos Míos, rescribir la Biblia, porque será una biblia del hombre y no de Dios.

"Siéntate ahora, hija Mía, y descansa."

Verónica-La túnica de Jesús es de color crema, muy tosca; se ve de un material muy áspero. No sé qué material sea. Ojalá que no sea de lo que es llamado "cilicio". Eso es lo que una vez dijo Nuestra Señora que Ellos llevan cuando Ellos hacen penitencia por las personas; una túnica de penitente y cenizas, o algo así. Y eso es exactamente lo que parece.

1. El 8 de octubre 1989, en una locución, Nuestra Señora dirigió a Verónica que escribiera en sus propias palabras una clarificación, a continuación:

Cuando Nuestra Señora habló acerca del Cielo, infierno y Purgatorio en el mensaje, Ella se estaba dirigiendo especialmente al clero, porque algunos han perdido la realidad de la existencia del infierno. Pero ellos especialmente han perdido la realidad de la existencia del Purgatorio. Por lo tanto, Ella escogió emplear la palabra "siempre", ya que en tiempo terrenal, esto significa hasta el fin del tiempo, o hasta el día del juicio final. La intención es de fijar sobre el clero el hecho que el Purgatorio sí existe, y que hay almas que estarán en el Purgatoio hasta el fin de los tiempos. Naturalmente, al final del mundo, ya no habrá necesidad para el Purgatorio, y dejará de existir. "El Cielo y el infierno son eternos" en el sentido de la eternidad, y, por lo tanto, existirán sin final.

FIN