Los E.U.: una tiranía de un sólo mundo...

entrará el Anticristo!

Víspera de Nuestra Señora del Rosariooct. 6, 1992

Verónica—...directamente por encima de la estatua de Nuestra Señora, hacia arriba del árbol que está a la derecha—la rama se extiende. Puedo ver a Nuestra Señora que viene a través del cielo. ¡Oh, Ella es simplemente bella! No hay manera que pueda explicar el esplendor y la belleza de Nuestra Madre Santísima. Y Ella—yo, yo estaba muy débil cuando vine aquí, pero ya me siento más fuerte. Siento que Nuestra Señora—oh, ahora Nuestra Señora sonríe, y asiente con Su cabeza. Ella ve a Su alrededor, y señala hacia el crucifijo.

Ahora Nuestra Señora ha dicho que se eleve el crucifijo muy alto en el aire, que Ella va a darle a este crucifijo el poder de curaciones y de conversiones: curaciones del cuerpo y curaciones del espíritu. Ahora Nuestra Señora extiende Sus manos, así. La puedo ver muy claramente.

Las personas me han preguntado en el pasado cuán joven o entrada en años se ve Nuestra Señora. Ella se ve realmente joven, y yo no le podría estipular una edad.

La luz toca mi mano izquierda, por alguna razón; la luz que emana de los dedos de Nuestra Señora. Ahora bajan a través de mis dedos, y puedo sentir los rayos de su mano izquierda—lo que está a nuestra derecha que bajan al terreno. Pero parecen ir más allá de nosotros dentro de la cuerda. Puedo ver—a pesar que mi espalda da hacia allí, puedo ver, Nuestra Señora me enseña la cuerda que está detrás de nosotros. Creo que es el círculo de los enfermos.

Sí, Nuestra Señora asiente que sí. Ahora Nuestra Señora ve a todo Su alrededor. Y Ella extiende Sus manos, y dice:

Nuestra Señora—“Reza un firme Acto de Contrición, un Padrenuestro y una Avemaría. Y verás de nuevo hacia arriba, hija Mía, ya que me quedaré aquí. Esto es por una razón.“

VerónicaEn el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea Tu nombre. Venga a nosotros Tu reino; hágase Tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánoslo hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación. Más líbranos del mal. Amén.

Un Acto firme de Contrición:

O Dios mío, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; que por mis pecados he merecido las penas eternas del infierno. Sobretodo, porque Os he ofendido, Dios mío, que Sois sumamente bueno, y merecéis todo mi amor. Firmemente propongo con la ayuda de Vuestra gracia, confesar mis pecados, hacer penitencia, evitar la próxima ocasión de pecado, y enmendar mi vida. Amén.

Oh María concebida sin pecado, rogad por nosotros que recurrimos a Vos.

Oh María, concebida sin pecado, rogad por nosotros que recurrimos a Vos.

Oh María concebida sin pecado, rogad por nosotros que recurrimos a Vos.

Nuestra Señora sonríe, oh, si tan sólo pudiéramos conseguir un retrato de Nuestra Señora así como sonríe ahora. Se siente—la sensación va más allá de palabras humanas para poderla describir. Ella es tan bella y se siente uno tan relajado, como si no se tuviera ningún problema en todo el mundo. Nuestra Señora tiene una aura a Su alrededor, y estoy segura que esta aura también encierra a muchos sobre los terrenos.

Ahora Nuestra Señora ve a Su alrededor, y lleva Sus dedos a Sus labios, así, lo que significa escuchar y repetir.

Nuestra Señora—“Hija Mía e hijos Míos, y especialmente tú, hija Mía, Verónica, os traje aquí esta noche porque tengo un mensaje urgente y terrible en este momento para el mundo. El Padre Eterno, Su mano ahora se alista para un castigo que vendrá sobre la humanidad. Os digo esto a todos: no tengáis temor, porque todos quienes habéis permanecido fieles y verdaderos, escaparéis de este castigo.

“Hija Mía e hijos Míos, tal y como fue en el pasado, así será. Ahora se cometen muchos actos impuros sobre la tierra que claman al Cielo por retribución. Los líderes de vuestra nación han perdido su camino, hija Mía e hijos Míos. Ahora muchos hacen del pecado una manera de vida.

“En Mi pasado, Mis propias experiencias, hija Mía e hijos Míos, pasé por gran pesar, y vi la persecución que el mundo puso sobre Mi Hijo. Ahora lo hacen sufrir de nuevo, y Me uno a El en Su nueva cruz.

“Sí, hija Mía e hijos Míos, la humanidad vuelve a crucificar de nuevo a Mi Hijo. Ellos se han olvidado; ellos han perdido su camino.


ESTUDIAD VUESTRA BIBLIA

“Hija Mía e hijos Míos, las páginas pasan rápidamente en el Apocalipsis. ¿Habéis escuchado Mi consejo en el pasado, hijos Míos? ¿Estáis haciendo una esfuerzo de estudiar el Libro de la Vida y del Amor, vuestra Biblia?


SODOMA Y GOMORRA DESTRUIDAS POR FUEGO

“No queda mucho tiempo. Muchos serán sacados del mundo. En este momento, hija Mía e hijos Míos, no entraré en detalle completo; sin embargo, quiero hacer énfasis sobre el conocimiento de Sodoma y Gomorra. Visteis la historia de Sodoma y Gomorra, su destrucción por fuego y azufre. ¿Podéis esperar menos de una prueba? Hijos Míos, no escucháis; no aprendéis de vuestro pasado. ¡Estáis sobre el camino hacia la perdición!

El Padre Eterno ha observado con esperanza. Y ahora que Sus convicciones llegan al punto de gran conocimiento para El, encuentra que en este momento muchos tienen que ser sacados de la tierra.

“Vuestra palabra de homosexualidad puede ser explicada con la historia de Sodoma y Gomorra. Leed vuestras Biblias o consultad con vuestro clero. Encontraos, hijos Míos, un clero humilde y piadoso. Muchos se han alejado de la Fe. Muchos han vendido sus almas para llegar a a la cima. Y esto, hijos Míos, ¡lo digo de todas las denominaciones!

Verónica—Nuestra Señora ve a Su alrededor, y ahora Ella habla...yo, es muy triste. Ella toma Su cubretodo alrededor de Sus hombros, la capa, y Ella enjuga Sus ojos. Ahora puedo ver que Nuestra Señora lucha muy duro para obtener compostura. Esto es muy difícil para ella. Ahora me ve, y Sus ojos profundizan dentro de los Míos.


NI UN SOLO FRAGMENTO DE PAPEL

Nuestra Señora—“Hija Mía, debes dar a conocer todos los mensajes desde el inicio. Pronto ya no podrás entregarlos en los terrenos. Por lo tanto, te pido que ni un sólo fragmento de papel sea descartado, porque será necesitado.

“Hija Mía e hijos Míos, vuestros hijos llevan vidas sin dirección ni conocimiento de la vida eterna en el Cielo. El pecado se ha vuelto una manera de vida en vuestra nación y en muchas naciones del mundo, pequeños niños guiados por mal camino por sus mayores.


CONFERENCIA SECRETA LLEVADA A CABO PARA EXTERMINAR AL PAPA

“Hija Mía e hijos Míos, continuaréis rezando por vuestro Vicario en Roma, el Papa Juan Pablo II. En este preciso momento, ahora es llevada a cabo una conferencia secreta para el mundo, para su exterminación, y para colocar en la Silla de Pedro al déspota.

“Sí, hija Mía, has escuchado esa palabra antes, el ‘déspota.’ Lo digo por una razón.


EL ANTICRISTO

Continuaréis rezando una vigilia de oración por el clero del mundo. La oscuridad ha descendido sobre las Iglesias de Mi Hijo sobre la tierra. ¡Qué será de todos vosotros en el caos que se avecina rápidamente a vuestra nación y a otras naciones del mundo! Pronto entrará sobre vuestro mundo un déspota. Yo lo llamo el número dos. Pero muchos lo han nombrado, y el Libro de la Vida se refiere a él como el Anticristo.

“Sí, hijos Míos, lo reconoceréis por sus acciones. Muchos le venderán sus almas para llegar a la cima, pero todo lo que esté podrido eventualmente caerá. No importan las luchas necesarias para mantener la Luz en vuestra nación y en el mundo, iréis como soldados de la Luz, cargando vuestro estandarte de Fieles y Verdaderos ante la adversidad.

“Hija Mía e hijos Míos, os había prometido alivio del sufrimiento que ahora aflige hasta a los pequeños niños, el SIDA. Esto vendrá a su debido tiempo. Esto es basado realmente, hija Mía e hijos Míos, en la aceptación que tenga la humanidad del Padre Eterno y de Mi Hijo como sus líderes.


ENCONTRAD BIBLIAS PUBLICADAS ANTES DE 1964

“Debéis todos obtener una copia del Libro de la Vida y del Amor, la Biblia. No aceptéis las nuevas modalidades. Tratad de encontrar en vuestras librerías las Biblia antiguas, hijos Míos, porque muchas están siendo cambiadas para adecuarse a la naturaleza carnal del hombre. Os repito, el pecado se ha vuelto una forma de vida.

“Hija Mía e hijos Míos, ¡si pudiese abrir el cielo que está arriba de Mí y mostraros un retrato de las lágrimas que caen sobre vosotros! Realmente llueven lágrimas del Cielo. Porque muchos de vosotros estáis ciegos a lo que os espera. Habrá tiempo de gran tribulación sobre la humanidad. ¿Podréis perseverar durante este tiempo?


NUNCA HAN DE SER REMOVIDOS LOS SACRAMENTALES

“Hija Mía e hijos Míos, os He dado—debo decir Mi Hijo y el Padre Eterno os han dado vuestra armadura. Debéis mantenerla a vuestro derredor en todo momento—por ninguna razón debéis remover vuestro crucifijo de vuestros cuerpos, ni la medalla de San Benito ni vuestro Escapulario. Os digo esto por razón.

“Ahora, hija Mía, esta semana se te puso una gran prueba. Quiero que ahora expliques a los demás lo que realmente ocurrió cuando te quitaste vuestra protección.”

Verónica—¿De veras? Es vergonzoso.

Nuestra Señora—“Sí, hija Mía, llega al mundo. Se te permitió pasar por esta prueba por una razón.”


LECCIÓN APRENDIDA

Verónica—Bien, la semana pasada el día lunes, tuve que ir al Hospital St. Charles para hacerme pruebas, siete pruebas distintas—exámenes de sangre, electrocardiograma, todo lo que se les puede ocurrir, tuve que pasar allí.

Sin embargo, cuando llegué, me dijeron: “Quítese sus medallas y su Escapulario.” La señora parecía conocer el Escapulario. Le dije, “Realmente no me quiero quitar mi protección.” Ella dijo, “Nosotros estamos aquí para protegerla. Démelos a mí y los pondré en su bolsa.” De manera que me los quitó.

Ahora estaba en un dilema terrible, si perder mis exámenes y darle a ella razón para una discusión, por que ella era una persona muy severa. De manera que no dije nada en ese momento, y ella siguió adelante y llevó a cabo los exámenes. Bien.

Ahora yo estuve allí bastante tiempo en el hospital, como comprenderán cuando se pasa por todo esa serie de pruebas, y esperé, y esperé y esperé. Entonces, después de todo ese tiempo cuando ya había finalizado, tenía bastante hambre, y también Arturo (su esposo). De manera que nos fuimos a McDonald que quedaba en la carretera, para tomar desayuno.

Afortunadamente, Nuestra Señora y Jesús retuvieron lo que iba a suceder hasta que por lo menos habíamos finalizado nuestro desayuno. Pero desafortunadamente para los demás que habían recién llegado, pues estaban en desventaja. Porque cuando terminamos la taza de café, un hombre corrió a nosotros y dijo, “¡Váyandose de aquí al instante. ¡El lugar va a estallar!” Yo dije, “Qué?” Y luego olí el gas. Sabía que algo estaba mal.

Bien, todos empezaron a correr, y quiero decir que salieron corriendo del edificio, conmigo en la delantera, y Arturo, y mi bolsa, y saltamos dentro del carro y nos fuimos. Porque se podía oler el gas que salía de esa tubería.

Pues me enteré después—pero esto sólo fue el comienzo—me enteré después que estos hombres que tenían una gran grúa, habían cortado la tubería de gas y de allí salían los vapores. y si alguien hubiera encendido un fósforo en ese lugar—porque los vapores estaban a todos nuestro alrededor—hubiéramos volado! De manera que salí en el carro y dije, “Oh, gracias Jesús, Madre Santísima.”

Bien, creo que el viejo (el demonio) consideró que todavía me iba a agarrar, de manera que llegué a casa pensando que ahora estaba a salvo. ¿A sí?

Noté que mi perro había comido muchas galletas para perro y cosas, y que dejó varias migas en el piso. Pero eran tan sólo migas diminutas. Digo esto por una razón. Pero a mi perro le gustaban estas galletas de leche. Eran una especie de color café—rosado, si es que conocen a su perro. Es un poodle y ama las galletas de leche. De manera que eso es lo que se le da.

Sin embargo, estaba yo barriendo el piso que tenía un poco de poporopo que Arturo había botado, cuando de repente dije, “Ay, qué es lo que estoy comiendo? ¿Qué es lo que estoy comiendo?“ Pero al principio tuve la sensación que me iba a ahogar, de manera que abrí la boca. Allí—¡qué tenía en mi boca, qué era lo que estaba en mi boca sino dos pedazos grandes de galleta para perro! ¡Ahora, yo no voy a comer galletas para perro! De manera que dije, “Ah, hah! Todavía está detrás de mí.“ Y dije, “Y sé lo que es.”

Porque, saben, Nuestra Señora dejó que saliera de esto para que aprendiera una lección rigurosa. Y Ella desea que todos sepan esto. Y cualquiera que lo dude, se los demostraré.

Llegó mi esposo corriendo y le dije, “Están tratando de ahogarme o algo así.” “¿Entonces qué es?” dijo Arturo. Yo dije, “Galletas para perro en mi boca, ¡pedazos grandes!” “¿Cómo llegaron allí?” “No lo sé,” dije, “pero sin embargo, creo que sí lo sé.”

De manera que corrí, tomé mi medalla de San Benito de la bolsa, la cual se me había olvidado ponerme con toda la agitación, y también el Escapulario. ¡Y les aseguro que no me importa si tienen que ponérmelos con tachuela en la nariz la próxima vez! No me voy a quitar mi Escapulario ni mi medalla de San Benito por nadie, y también mi crucifijo.

De manera que pueden ver que Nuestra Señora permitió esto por una razón. Y siento que—saben que fue un poco vergonzoso decirlo, pero Nuestra Señora dijo que quería que otros superan esto. Porque habrá otros quienes tendrán esta experiencia si no se protegen con su Escapulario, la medalla de San Benito, y un crucifijo. Ahora Nuestra Señora sonríe.

Nuestra Señora—“Ves, hija Mía, el mundo no tendría nada si el hombre no tuviese la libertad de hablar“.

Verónica—Ahora Nuestra Señora ve a Su alrededor, y Ella dijo que escuchara cuidadosamente.

Nuestra Señora—“Hija Mía, comprendes que el Padre Eterno es lo más misericordioso, y Mi Hijo no desea que el mundo sea destruido. Sin embargo, serán enviadas grandes tribulaciones sobre la humanidad. Sodoma y Gomorra fueron destruídas, destruídas por fuego y azufre.


LOS LIDERES VAN HACIA LA DIRECCIÓN DE SATANÁS

“Qué podéis esperar sobre vuestra nación que permite que la homosexualidad florezca y se convierta en una forma de vida, que ahora vuestros líderes bajo el estandarte de verdad y fidelidad a su Dios, han ahora tirado ese estandarte, y van en dirección de satanás.

“Se están ahora haciendo leyes para proteger a los ofensores de Dios, los homosexuales. La humanidad tendrá un estandarte enfrente. Habrá tribulaciones puestas sobre el mundo antes que Mi Hijo retorne para reunir a los Suyos. Sí, con el tiempo muchos serán removidos de la tierra. Sin embargo, habrá una tribulación antes de ese momento.

“Hija Mía e hijos Míos, mantened una vigilia constante de oración a través de vuestra nación y del mundo.

“E, hijos Míos de la tierra y de la una vez bella nación de Estados Unidos de América, ¡no vendáis vuestras almas para llegar a la cima! El dinero ha sido llamado la raíz de todo mal. Ya los jóvenes están siendo manchados, sus almas corrompidas por sus mayores.


ESCLAVIZADOS POR EL DÉSPOTA

“Qué, oh qué, hijos Míos, podéis esperar del Padre Eterno? Mi Hijo suplica constantemente por vuestra causa ante el Padre Eterno; sin embargo, el tiempo se acorta. Esa es la razón, hija Mía, por la cual te traje esta noche aquí en tu estado tan debilitado, como un acto de misericordia para el mundo, para que giren de su camino de destrucción. Vuestra nación, los Estados Unidos, caerá ante el déspota, ¡y seréis esclavizados por él!

“Sé, hijos Míos, que muchos de vosotros quienes escucháis Mi voz o Mis palabras diréis, 'Cómo nos puede suceder esto a nosotros?' Pero Nosotros escuchamos que, el mismo Padre Eterno ha dicho que El mismo escuchó hace muchos años cuando El envió los profetas a advertir sobre Sodoma y Gomorra, y ellos, tampoco, escucharon.


SI VIRÁIS

“Por lo tanto ahora, hijos Míos, iréis adelante como soldados para Cristo, Mi Hijo. Si viráis en vuestro curso de dedicación, podéis perder vuestra alma eterna. ¿No vale la pena pelear por esto, hijos Míos? ¡Id adelante como soldados de Cristo! ¡Llevad el estandarte llamado Fieles y Verdaderos!

“Y no seáis virados por las obras de la humanidad. Porque lo que sale de vuestras imprentas está controlado, hijos Míos, a través de vuestra nación y en otras naciones del mundo.

“Ahora, hija Mía, siéntate y deseo que tomes varias fotografías de luz.”

Verónica—¿Las puedo descifrar públicamente?

Nuestra Señora—“Sí, hija Mía, lo puedes hacer. Eso ahorrará tiempo.”

Verónica—...va de vuelta al cielo. Oh, Ella se ve tan bella. Nuestra Señora sonríe, Ella ve a todo Su alrededor. Debe hacer mucho viento allí arriba, porque Su manto—no les había dicho, Ella tiene puesto un bello manto azul. Creo que se llamaría manto; va alrededor de toda Su cabeza y baja por los lados. Y Ella tiene una túnica color crema con un cinturón azul. Creo que nunca había visto antes a Nuestra Señora con un manto azul, un manto celeste, pero se ve simplemente bella. Ahora Nuestra Señora toca Sus labios.

Nuestra Señora—“No Me voy, hija Mía; Me quedaré aquí. Y si te interrumpo, comprenderás que hay un error con la descifrada. Si no te interrumpo, seguirás adelante.”

FIN